#Política

Incredulidad en tiempos de cólera

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La creación de una Comisión Asesora Presidencial para regular la relación entre la política y el dinero ha despertado suspicacias no menores por razones más que comprensibles. Se ha perdido credibilidad en tiempos de cólera.


No queda más que confiar una vez más en que demos un paso adelante en el combate contra el tráfico de influencias y los conflictos de intereses. Pero no nos hagamos mayores ilusiones en tanto sigamos inmersos en un modelo neoliberal, y un modelo educativo, que no hace sino alentar el tráfico de influencias, los conflictos de intereses.

La creación de la comisión surge cuando en la cocina se destapan varias ollas. La de las boletas truchas por trabajos no realizados para financiar campañas electorales; la olla de evasiones tributarias que se desprenden de la olla anterior; la olla de tráfico de influencias ejercida por el hijo pródigo; la olla de conflicto de intereses que afecta a las élites económicas, políticas y tecnocráticas. Son siempre los mismos. De una cocina con estas ollas, uno solo podría esperar que emerjan platos corruptos.

Por tanto, la comisión se crea para que los platos que salgan de esta cocina sean platos decentes, lo que implica que las ollas a las que estamos haciendo referencias, estén vacías de boletas truchas, de evasiones tributarias, de tráficos de influencia y conflictos de intereses. Pero para ello, tendríamos que cambiar los ingredientes que echamos a las ollas, y los ingredientes, para el caso que nos ocupa, no son otros que las conductas, los comportamientos de las élites, de las castas que se repiten el plato una y otra vez. O cambiar a quienes están en la cocina por otros sin los mismos vicios. La propia comisión está conformada por los mismos de siempre, con una que otra excepción.

Uno podría preguntarse: ¿Podría ser de otra manera? Muy probablemente no. ¿Quién está libre de conflicto de intereses? ¿De generar una que otra boleta trucha? La diferencia está en que no estamos hablando de mariposas, sino que de elefantes. Como bien dijera el fiscal nacional, hay gente a la que le encanta cazar mariposas, pero no elefantes, y que son quienes afirmaban que se iba a terminar la fiesta de los delincuentes, haciendo la vista gorda ante los elefantes. El resultado fue que no solo continuó la fiesta de las mariposas, sino que los elefantes –los delincuentes de cuello y corbata- pasaron de carnaval en carnaval.

No obstante las legítimas dudas que tenemos de que realmente la comisión llegue a buen puerto, no debemos dejar que la desconfianza nos corroa, por más poderosas razones que tengamos para desconfiar. Por sanidad mental, no queda más que confiar una vez más en que demos un paso adelante en el combate contra el tráfico de influencias y los conflictos de intereses. Pero no nos hagamos mayores ilusiones en tanto sigamos inmersos en un modelo neoliberal, y un modelo educativo, que no hace sino alentar el tráfico de influencias, los conflictos de intereses, la opacidad. Mientras no abordemos la madre del cordero, no le pidamos peras al olmo.

 

TAGS: Acuerdos Políticos Clase Política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

14 de marzo

GRAAAAACIIIIIAAAAASSS!

El título ultra cautivador!
La imagen formidable
La columna excepcional!

Sólo te puedo decir… Tengo dos rifles, uno para matar elefantes blancos y otro para matar elefantes morados! Jajajajaja

Ojalá nos permitieran salir a cazar!

QUE BUENA COLUMNA!

14 de marzo

Al final de su columna insinúa que el neoliberalismo es causante de nepotismo y conflictos de interés. Tal raíz es errónea: el nepotismo está historiado desde los tiempos de Grecia y los conflictos de interés desde la época moderna.
La madre del cordero no es el neoliberalismo. El neoliberalismo es causa de otros flagelos sociales bastante más desgradables, pero en estos dos casos la causa trasciende las culturas y las épocas.
Si quiere le cuento el origen de estos «males»: la naturaleza humana.
Ud. dirá «¡ajá! otro hobbesiano que cree que el hombre es un lobo para el hombre y que la única solución es el garrote», pero nada más lejos de la realidad. La respuesta un poco más precisada es «la naturaleza humana propiciada ambientalmente».
El ser humano al organizarse jerárquicamente gana en su capacidad hacer frente al entorno, pero a la vez genera naturalmente una dinámica donde ciertas funciones pueden pasar a ser objetiva/subjetivamente dentro de un colectivo más o menos admiradas que otras.
En estas posiciones, que llamaremos «de poder», se propician las condiciones para que la gente que en lo trivial se comporta ordenadamente pase a ser verdaderos depredadores de su prójimo. Este cambio se ha conceptualizado filosóficamente como «banalidad del mal» y ha sido confirmado por los experimentos de Milgram y la cárcel de Stanford. Una extensión de este fenómeno es lo que ha descubierto Piff en cómo las personas que se perciben a sí mismas como «poderosas» no meramente por un cargo, sino que por su poder adquisitivo, tienden a traspasar más fácilmente las normas de convivencia social que el resto sin tal poder adquisitivo.
La única manera de contrarrestar esta tendencia es recordar a los individuos en posiciones privilegiadas que tal posición dentro de las redes de poder es más bien una consecuencia, no de sus propias habilidades, sino que más bien del azar y que su comportamiento debe estar siendo siempre comedido como el del resto de las personas.
Esta solución depende de dos factores mínimos para generar una conducta social armoniosa perdurable, por un lado, cambiar los valores sociales individualistas por los colectivistas incentivando activamente tal cambio y, por el otro lado, educar a generaciones futuras en esta nueva forma de concebir la sociedad.

14 de marzo

Que buen punto el de Luis. Pienso que obviamente el modelo visto como una representación simplificada de la realidad para encarar el problema económico no puede tener nada perverso o censurable. Pero visto como una propuesta productiva derivada de lo primero no puede ser distinta de lo que es. Yo creo que no hay mucho que reclamar al modelo, de hecho creo que es bueno porque nos refleja bien, el problema somos nosotros.

Yo creo que hay algo obsesivo en perseguir a la gente con poder. Son igual de frescos que el resto, si uno observa con una mano en el corazón, hay tantos empresarios “pillos” como en el resto de la gente, incluso yo creo que menos. Cada uno de nosotros puede ver el fondo de su alma. La mayoría vive sacando la vuelta a la pega, no tiene escrúpulos para licencias medicas falsas o chuparse algo de la oficina, viven pidiendo prestamos que en el fondo saben que terminan por pagar otros, ¿ha firmado para ser aval de un conocido? Seguro que lo clavan, todos sabemos que es así. Si puede colarse en el metro o sacar algo de una vitrina destruida o hacer leso a tu jefe cobrando un viático de bencina o viaje, no exigir ni entregar boletas para evitar el IVA, sabemos que los contadores no son para llevar cuadrado el balance, eso es algo secundario, son para evadir, incluso también hacemos boletas de servicios no muy sanas “ideológicamente” (creo que así le dicen ahora), etc.. etc.. etc.. Todos podemos mirar hasta el fondo de nuestro corazón y sabemos que es así. Pero la alaraca que se arma cuando los de arriba hacen lo mismo me parece algo patológico.

Saludos

14 de marzo

Se agradece el comentario de Luis! En cuanto al comentario de José Luis creo que confunde mariposas con elefantes … meter en un mismo saco a ambos es un error … no es lo mismo una fiesta de los de arriba, que una de los de abajo ….. asi como las cárceles no son las mismas ,,, unas son con TV, pooles, etc. .. las otras mejor ni hablar …..

14 de marzo

Estamos comparando seres humanos con seres humanos. Segun usted si tengo menos lucas mi moral es inferior.

14 de marzo

josé luis! me entendiste mal ….. no he dicho que con menos lucas mi moral es inferior ….

15 de marzo

Si la moral, o sea la definición que tenemos cada uno respecto a lo bueno y lo malo es la misma, ¿porque es mas censurable la misma conducta en unos que en otros?.

15 de marzo

Las ollas se destapan precisamente porque vivimos en un modelo neoliberal. En uno estatista la prensa carece de libertad para informar nada, nadie se entera de nada. En Venezuela nadie hace nada contra la hija de Chávez, que sube videos a youtube jactándose de los cientos y miles de millones que le robó al Estado, que sigue viviendo en los palacios presidenciales, que sigue robando y nadie le hace nada. En el modelo de libertad existen concordancias que en el estatista no. El estatista te trata de inútil, de incapaz. Si no eres libre en tu vida privada, menos lo serás en tu vida política.

Pablo

15 de marzo

Si usted tiene pruebas de lo que dice que ocurre en Venezuela, no debería perder un minuto más y debería acudir ya a entregarlas, de lo contrario solo queda pensar que hay dos posibilidades: o usted habla porque tiene boca (que es lo más probable) o fue cómplice del delito que acusa y está enojado porque no le dieron su parte. En cualquier caso, le recuerdo que el columnista hablaba de este «paraíso» llamado Chile, en el cual impera un neoliberalismo descarado que usted parece adorar, que justamente permite un nivel de corrupción que lleva (OJO) a la derecha, a realizar «…boletas truchas, evasiones tributarias, tráficos de influencia y conflictos de intereses…» … curioso es que por más que leo noticias, aún no he visto que en Venezuela ocurra aquéllo, y eso que los guarimberos de allá han hecho de todo por derrocar a un gobierno elegido por mayoría, pero aún no llegan al descaro de los derechistas chilenos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?