#Política

Incertidumbres tras las elecciones

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Durante las semanas previas a las elecciones se instaló la idea de que ellas eran una carrera casi ganada. La sensación general indicaba que nos acercábamos a un segundo gobierno de la derecha. Encuestas, medios de comunicación y una pléyade de analistas y políticos de “experiencia” auguraban la vuelta al “orden” tras un “mal gobierno” enfermo de “fiebre refundacional”. Y así llegó el día de las elecciones. Los resultados fueron un fuerte remezón para todo el espectro político. Revisemos algunos de los aspectos más llamativos a nuestro parecer:


A grandes rasgos, este escenario de desencanto facilitó la división de la izquierda y el surgimiento del Frente Amplio, apelando a la buena política y al ejercicio del poder de forma horizontal y cercana a las personas.

El inesperado buen resultado del “derechismo”. El conservadurismo representado por José Antonio Kast tiene más arraigo de lo que se pensaba, haciendo que un posible giro de la derecha hacia posiciones más liberales no sea nada fácil, o peor aún, una quimera. No parece descabellado creer que este “conservadurismo 2.0” representante de una derecha excesivamente dura en cuanto a la defensa de sus principios (familia tradicional, orden, nacionalismo, liberalización económica, pinochetismo, celo religioso y rechazo a la inmigración) puede crecer y tener un mayor grado de influencia para hacer pesar su agenda valórica. La gran pregunta es si podrán cosechar mayores éxitos electorales, tal cual como ha sucedido con la extrema derecha en otras partes del mundo. Además, ¿tendrán cabida dentro de un eventual gobierno de Piñera, que al parecer se siente más cómodo mirando al centro político?

La agonía de la Democracia Cristiana (DC). Los pobres resultados electorales obtenidos parecen constatar una realidad: un declive progresivo, agudizado por sensibilidades irreconciliables y quiebres dentro de la colectividad tras el desgaste y desintegración de la Concertación y su reemplazo por la Nueva Mayoría.

Si miramos retrospectivamente, eran evidentes las fracturas ideológicas, las cuales se manifestaron en distintos episodios: Adolfo Zaldívar y su incorporación al Partido Regionalista de los Independientes (PRI) y posterior acercamiento al gobierno de Piñera, Jaime Ravinet renunciando a su condición de democratacristiano para desembarcar en la derecha, y últimamente, el camino propio que encarnó la candidatura presidencial de Carolina Goic apoyada principalmente por el gutismo, bajo la consigna de recuperar una supuesta identidad de centro perdida “gracias” a la “izquierdización” de la Nueva Mayoría y del gobierno de Michelle Bachelet. Lo cierto es que las tensiones internas se han profundizado entre los que miran al centro en busca de reformas graduales y amistosas con el modelo, y quienes desean posicionarse más a la izquierda adoptando una agenda de transformaciones profundas, superando el rechazo atávico de la DC a los comunistas. Sin embargo, no hay dudas que tras estas elecciones el panorama es desalentador para la DC. Uno de los partidos más importantes de la segunda mitad del siglo XX está amenazado por los fantasmas de la división y desaparición. A la crisis de votos se suma la crisis de identidad ¿Podrá sobrevivir?

El reemplazo de la Nueva Mayoría por el Frente Amplio. Si bien no nos atrevemos a calificar de crítico, el escenario para la Nueva Mayoría, está lejos de ser auspicioso. Tras los positivos resultados obtenidos en las elecciones presidenciales y parlamentarias del 2013, hoy el panorama es diametralmente opuesto. A la posibilidad de una derrota contundente en primera vuelta (que no sucedió), hay que agregar otros elementos menos coyunturales.

Es imposible pasar por alto las fuertes grietas asociadas a promesas no cumplidas durante mucho tiempo (el lastre de “en la medida de lo posible” concertacionista) y a escándalos de corrupción y prácticas reñidas con la ética, lo que ha terminado por resentir su apoyo ciudadano. Si bien pocos se salvan de la corrupción dentro de todo el espectro político, el golpe es más duro en cuanto toca a partidos que construyeron sus banderas de lucha en torno a principios como la justicia social y la equidad.

A grandes rasgos, este escenario de desencanto facilitó la división de la izquierda y el surgimiento del Frente Amplio, apelando a la buena política y al ejercicio del poder de forma horizontal y cercana a las personas. Sus positivos resultados electorales los colocan en una posición expectante para reemplazar a la vieja izquierda (¿podrá ésta reinventarse una vez más?), y por qué no, aspirar a La Moneda el 2022. En el corto plazo, está por verse si podrán capitalizar mejor sus resultados siendo oposición a Piñera o Guillier. A largo plazo, está por verse si mantienen la coherencia entre lo que dicen ser y su praxis político partidista. Por ahora, gran parte del voto protesta contra el establishment pareciera pertenecerles.

La abstención electoral. No quisiéramos concluir sin unas líneas acerca de la alta abstención electoral que se registró el 19 de noviembre pasado, en donde un 54% del padrón no manifestó interés por ejercer su derecho a voto ¿Goza de buena salud una democracia en donde la mayoría no participa? ¿Se pueden empujar reformas profundas sin la ciudadanía? ¿Qué espera al próximo gobierno, independiente del color político, salvo una mayoría apática que no participa y una oposición que puede llegar a ser férrea?

Más dudas que certezas nos está dejando este período electoral.

TAGS: #Democracia #Eleccciones2017 #PartidosPolíticos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?