#Política

Huenchumilla y la persecución cultural a los mapuche

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Por lo señalado, es que los gestos no sirven de nada. El aparato estatal es el reflejo de nuestra nuestra idiosincrasia, esa que es dominada por una élite, por lo que sólo mediante acciones podremos cambiarla y así, tal vez algún día, reparar todo el daño que le hemos hecho a una cultura tan noble como la mapuche.

Francisco Huenchumilla, el nuevo intendente de la Araucanía, pidió perdón. Para ser más exactos pidió perdón al pueblo mapuche por lo sucedido por siglos en ese sector. Pero lo hizo de manera personal. No queda claro si el Estado de Chile se hace parte de este gesto, pero al parecer no. Aún falta.

Me pregunto qué tiene que pasar  en las conciencias de los dirigentes para terminar de una vez por todas con esta cacería institucionalizada de la piel morena. Porque eso es, en el fondo: la cacería de tradiciones que escapan al  multiculturalismo yankie. Ése que descafeína los rituales y los orígenes reales de una tierra.

Esto lo digo tomando en cuenta que las palabras del intendente son un avance, pero un avance tardío en un “conflicto”-así llaman los medios  particularmente a una militarización violenta y, muchas veces, inescrupulosa- que parece no terminar por el solo hecho de que no parece haber voluntades reales para hacerlo.

Si esta nueva administración quiere, de manera concisa y real, terminar con una situación que mancha a diario nuestra hoja de respeto hacia los derechos humanos, entonces es necesario ver más actos y menos gestos. Porque, si bien los gestos quedan, estos tapan muchas veces la realidad.

Esto debido a que las matanzas y las vulneraciones periódicas de un pueblo no se terminan con sentidas pedidas de disculpa. Si fuera así, la historia de la humanidad sería más simple y las palabras serías más eficaces que las acciones, cosa que, sabemos, no es tal.

Pero antes de todo esto, tal vez tengamos que preguntarnos por qué el rechazo hacia una cultura como la mapuche. Y sobre todo por qué la constante persecución de su vida, sus costumbres y su manera de afrontar la realidad.

Tal vez esté equivocado, pero siento que mucho de esto tiene que ver con nuestro carácter exitista, con nuestro persistente afán de mostrarnos blancos, casi europeos -o en el peor caso norteamericanos- ante nuestra región. Porque particularmente en estos últimos veintitantos años de democracia -y luego del asesinato sociocultural que significó la dictadura-, creemos ser otra cosa de lo que realmente somos, o por lo menos luchamos arduamente por ser esa otra cosa.

Vemos a nuestros pueblos originarios como algo simpático hasta cierto punto. Hasta que nos recuerdan que están antes que nosotros acá, pero sobre todo hasta que luchan por sus derechos, porque el hecho de que tengan derechos nos hace sentir incómodos, y comenzamos a sentir lentamente una urticaria aguda, muchas veces imperceptible, pero la mayoría del tiempo aguda. Los vemos de inmediato como delincuentes, como tipos flojos y malnacidos que quieren intervenir en nuestro “éxito” de un país en  “vías de desarrollo”.

Aceptamos su identidad solamente cuando podemos pasearnos por este gran mall llamado “neoprogresismo” con uno que otro resto de sus vestimentas, mezclándolos así con zapatillas de moda o pantalones gastados de la ropa americana. Así nos vemos más cool y hasta hacemos como si respetáramos su autonomía como pueblo.

Pero lo que queda en el fondo es nuestra falta de respeto hacia lo que son, hacia lo que plantan o dejan de plantar en sus tierras. Todo porque su tranquilidad y sus tiempos nos parecen insultantes en este mundo rápido en el que se detiene pierde.

En donde el que levanta otros valores aparte de los establecidos -como el emprendimiento, el crecimiento y muchas otras cosas terminadas en miento- es simplemente un estúpido.

Por lo señalado, es que los gestos no sirven de nada. El aparato estatal es el reflejo de nuestra nuestra idiosincrasia, esa que es dominada por una élite, por lo que sólo mediante acciones podremos cambiarla y así, tal vez algún día, reparar todo el daño que le hemos hecho a una cultura tan noble como la mapuche.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?