#Política

Hoja en blanco: el punto de partida de los cambios constitucionales que Chile requiere

19 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Que el actual texto constitucional lleve mi firma, no significa que me oponga a su modificación. Por el contrario: porque en la actual carta ya no están los enclaves autoritarios promulgados en 1980, podemos ser más ambiciosos en nuestras metas.

Es frecuente escuchar la afirmación que antes del quiebre de nuestra democracia en 1973, Chile tuvo sólo dos grandes constituciones: la de 1833 elaborada por Mariano Egaña y la de 1925, que algunos atribuyen a José Maza, y que fue producto de una comisión designada por Arturo Alessandri.  Sin embargo, más allá del lugar común sobre el cual se levanta esta afirmación, es posible reconstruir una imagen distinta en nuestro devenir constitucional.

Cuatro décadas después de la promulgación de la Constitución de 1833 se inicia el debate para modificar sustancialmente la Constitución de Mariano Egaña (extremadamente presidencial) y finalmente se establecen un conjunto de disposiciones, que -entre otras materias- tenían por fin evitar que el Presidente de la República se pudiera reelegir y a la vez, como se decía en ese tiempo, fuera el Supremo Elector. Los cambios introducidos por los constituyentes de 1870 dieron lugar a una Constitución muy distinta a la que tenían al frente, aunque formalmente se siguió hablando de la carta fundamental de 1833.

Apenas dos décadas después, y tras la Revolución del 1891 contra Balmaceda, sin cambiar una coma de la Constitución el país pasó de un régimen presidencial a un régimen parlamentario.

En el siglo XX ante las nuevas demandas sociales, en 1925 se dictó una nueva Constitución, la que antes de 20 años, en 1943, fue modificada de una manera importante bajo la presidencia de Juan Antonio Ríos, para poder hacer de ésta un instrumento que permitiera al Estado jugar en la economía un rol más activo. Fue esta carta constitucional la que naufragó e impidió, con las normas que ella establecía, resolver la gran crisis política de 1973. 

En resumen, desde nuestros inicios como República, cada 25 o 30 años ha habido una mutación constitucional importante en el país, por lo que el debate actual no es atípico en nuestra historia. Es cierto que tiene lugar a sólo 8 años desde que promulgué las modificaciones de la Constitución de origen ilegítimo de Pinochet, completando un conjunto de modificaciones que comenzaron en 1989 y culminaron en 2005.

A tres semanas de haber iniciado mi mandato presidencial, solicité que una Comisión Bicameral pudiere redactar una nueva carta constitucional o modificar la que se había recibido, de manera de poder contar con un texto plenamente democrático. Le solicité al presidente del Senado de esa época, Andrés Zaldivar, iniciara los contactos para poder establecer esta comisión. La respuesta de Renovación Nacional y de la UDI fue inmediata: no aceptarían integrar ninguna comisión. A partir de allí, las discusiones fueron mucho más modestas. ¿Qué buscaba este trabajo? Cambiar y modificar los enclaves autoritarios, aquellos que hacían que la Constitución de Pinochet fuera anti-democrática a la luz de cualquier examen en derecho constitucional.

 En 2005 concluyó una larga negociación que permitió sacar los enclaves autoritarios: restituir la facultad presidencial para remover a los altos mandos de las Fuerzas Armadas restableciendo su obediencia a las autoridades elegidas; los senadores designados, los senadores vitalicios, el Consejo de Seguridad Nacional, composición del Tribunal Constitucional, etc. Se me hizo ver que no había acuerdo para cambiar el sistema electoral binominal. Respondí que no firmaría una modificación constitucional si no se sacaba de la Constitución este inciso.  La solución fue eliminar la consagración constitucional del binominal que estaba en la carta de Pinochet, dejándolo como una ley de quórum especial, aunque este era el mismo que se requería para una modificación constitucional.

La Constitución actual lleva mi firma y ella pasa desde el punto de vista formal el test democrático. Fue lo que dije cuando la promulgué, sosteniendo entonces que en otro momento habría que abordar el tema de cambio al sistema electoral. En cuatro de los seis mensajes presidenciales abogué por el fin del binominal y sostuve que su mantención significaría terminar designando todos a los parlamentarios a dedo, lo que ha ocurrido por desgracia en varias ocasiones, o como hemos visto en las actuales negociaciones de las plantillas parlamentarias, candidaturas que deambulan de región en región, a la espera de los acuerdos finales. Estas prácticas están en la base del descrédito de nuestra política, haciendo que la ciudadanía se sienta presa de la voluntad de las dirigencias políticas.

Como he afirmado en los últimos años, ha llegado el momento de plantear algo diferente. No estoy disponible para discutir más sobre el binominal, sólo aceptaré ser parte de un diálogo con interlocutores que estén decididos a cambiarlo. Es aquí donde algunos distinguidos constitucionalistas de derecha se equivocan. En las discusiones que llevaron a la Constitución de 1933, en el proceso constituyente de 1870, en el trabajo para elaborar la Carta de 1925 o en las modificaciones de 1943, nadie tenía ni pretendía usar un poder de veto de un sector sobre el proceso, sino se entendía que la sociedad chilena requería cambios constitucionales para mantener la legitimidad de las instituciones políticas que permitía modificar las cartas constitucionales. Hoy, sin embargo, tenemos un veto explícito sobre la mesa: el de la derecha, que puede frenar cualquier cambio si no es de su gusto. En la oposición hemos ganado la mayoría de las elecciones desde 1988 en adelante, pero que nunca hemos logrado poder discutir una carta constitucional de igual a igual con la derecha.

 ¿Es posible debatir entre todos una nueva constitución sin que exista el derecho a veto, la permanente amenaza de que si no llegamos a acuerdo primará lo actual?  Más que discutir sobre el mecanismo (asamblea constituyente u otro) es importante acordar que el diálogo sea sin calculadora en mano. La derecha chilena debe aceptar sentarse a redactar una carta constitucional a partir de una hoja en blanco y  entre todos se decida mantener de la carta actual, se mantiene.

En un libro sobre la reconciliación recientemente publicado, señalé que ésta se va a alcanzar finalmente cuando entre todos nos pongamos de acuerdo en las reglas básicas para dirimir las diferencia. Que el actual texto constitucional lleve mi firma, no significa que me oponga a su modificación. Por el contrario: porque en la actual carta ya no están los enclaves autoritarios promulgados en 1980, podemos ser más ambiciosos en nuestras metas.

Chile, al igual que otros países latinoamericanos entra a un nuevo ciclo político donde lo central es crear instituciones democráticas que consagren una mayor participación ciudadana, un nuevo ciclo económico donde luego de haber disminuido significativamente la pobreza, es la mejora en distribución del ingreso lo más urgente y un nuevo ciclo social para acoger las demandas de los nuevos sectores medios emergentes y que se saben todavía vulnerables ante el riesgo de volver a la situación de pobreza.  Este nuevo ciclo, consecuencia de este nuevo Chile producto de los cambios políticos de los últimos 30 años, requiere de un Estado activo y no subsidiario para asegurar ese mínimo civilizatorio donde todos los chilenos tengan iguales oportunidades.

Es este nuevo Chile, el que requiere entonces un nuevo consenso institucional.  Así ha sido siempre, a lo largo de nuestra historia.  Confío que ahora también estaremos a la altura de este desafío.

 

Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de agosto

En Consecuencia ?

Alfredo Hernández

27 de agosto

Es siempre y será el gran traidor, fué elegido por amplia mayoría y finalmente comió del mismo plato en que los poderes fácticos le dan la comida a los perros de la UDI y RN. Es lamentable, pero aun recuerdo en una reunión del ICARE como los empresarios abogaban por una reforma constitucional para que fuera reelecto. Jamás la derecha había tenido un gobierno tan derecha, desde el siglo 19 e inicios del 20 como el del Señor Lagos. Se vendio y por eso ahora, asoma su nariz cada cierto tiempo, pero no por mucho rato, ya que sabe que en el sector es considerado “Puente cortado”…

28 de agosto

“No estoy disponible para discutir más sobre el binominal, sólo aceptaré ser parte de un diálogo con interlocutores que estén decididos a cambiarlo.” Lagos es Lagos!…se le extraña Presidente.
Nueva Constitución para un nuevo Chile.

Sebastian Arana

28 de agosto

Ricardo Lagos pudo cometer muchos errores durante su presidencia. Y Quizás le falta mucha autocritica. Pero hay muchas cosas de las que se refiere, que si tiene razón. Lagos ha sido uno de los grandes archirivales del Binominal, siempre ha luchado contra aquello, pero la Derecha le ha ganado el gallito y ha aguantado este cambio, a momentos como este, donde ya casi se hace sostenible este sistema electoral.

Yo si le creo a sus palabras, y que las cosas realmente se dieron asi en este tema. En este tema estoy con usted señor Lagos.

Hector Carreño Navarro

28 de agosto

Miren quien se atrevio a asomar la nariz, el traidor mas rastrero y genuflexo de los empresarios de la historia al nivel de otros rastreros de la historia de Chile. Este señor tiene el descaro de venir a tratar de darnos lecciones siendo que firmo la constitucion de Pinochet. Enumeremos sus grandes obras:
– Sobreseimiento de Pinochet, su obra culmine.
– Creacion del credito con aval del estado para enriquecer a la banca privada con nuestros impuestos.
– Royalty de carton
– Transantiago.
– Prestamo millonario a luksic por parte del banco del estado para concentrar aun mas la riqueza en este pais.
– Caso banco estado en la epoca de estevez (que por sus servicios prestados lo nombran presidente de cruzados).

Estas son solo algunas del seudo estadista. Este Señor deberia estar proscrito de la poltica chilena al igual que el innombrable con el que pacto la entrega del poder a la concertacion.

Roberto Ibañez

28 de agosto

Quién se sentará a conversar, seguro él el Estadista. Es un vendepatrias, payaso y rastrero. Quizás el peor Presidente votado en Chile. La Ley de concesiones significa la extrapolación del futuro. Maldito sea!!

jose-luis-silva

28 de agosto

Don Ricardo ud. siempre ha sido un gran orador, de hecho creo que es demasiado orador. Proponga una contitucion al pais de una vez, con transparencia y claridad. Si la mayoria la prefiere en lugar de la actual, a travez de un trámite parlamantario o plebiscito directo, se reemplaza por la actual sin mas tramite y punto.

En los 60 la izquerda proponia una revolución, no una nueva constitución. En el gobierno lmilitar rehusó participar en la creacion de la nueva constitución, y tampoco propuso alguna cionstitución alternativa, ahora propone comités y asmbleas para crear una constitucion en lugar de crearla de una vez y proponerla

En Chile hubieron militares y una derecha que sí crearon una constitución, la propusieron a la ciudadania, fué aceptada y se aplica hasta el dia de hoy. en cambio desde su sector solo se ha criticado las constituciones que han regido en distintas épocas sin proponer jamás ninguna alternativa concreta .

Antes de hablar tanto agradesca al gobierno miltar y a la derecha que hay una constitución o no tendria absolutamente nada señor.

juan

26 de octubre

mira ñato si se fuesen todos los que tu amas y los contrarios chile seria un maravilloso país mas desarrollado que en Europa por un sencilla razón chile es tan inmensamente rico que puedes usar el ejemplo de los que te gobiernan con dos brazos son multimillonarios y el resto de los chilenos que millones de trabajadores y todos pobres eso demuestra que no solo esta mal pelado el chancho sino que debieran ser expulsados de chile por alta traición a la patria o por que crees que la mayoría tiene doble nacionalidad ha será por puro gusto y al otro lado del mundo hay uno que tiene en suiza y sabes tu que tan neutral ese país frente a Europa y como la protegen ha así que piensa piensa que no es solo para llevar pelo sobre los hombros
ADEMAS AVERIGUAA QUE PASA EN TU PAIS CON EL PLAN ANDINIA QUE DIUCEN QUE ES UN MITO SEGURO TAMBIEN ES UN MITO QUE ES LA ULTIMA RESERVA DE AGUA DULCE CONTINETAL LA ZONA SDEL SUR CHILENO ASI QUE AVERIGUIA QUE PASA EN TU `PAIS Y VERAS COMO TE QUIEREN ANALIZA EL AGUA QUE BEBES ANALIZA QUE COMES Y SABRAS COMO TE ESTAN KGND Y LES APLAUDIRAS CUANDO ENTIENDAS EN LA MENTIRA QUE VIVES !1

28 de agosto

Hola,

nuestra comunidad es un espacio abierto al debate ciudadano. Nos gusta que posturas divergentes puedan manifestarse libremente. Es parte de nuestra firme convicción democrática.

Sin embargo, también creemos necesario que ese diálogo se dé dentro de un marco de respeto, algo que ha sido además la tónica de elquintopoder desde sus inicios. Nuestra comunidad tiene un conjunto de reglas muy sencillas, que pedimos a quienes quieran participar las respeten. Estas reglas se pueden consultar acá:
http://elquintopoder.cl/reglas-de-la-comunidad/

Algunos de los comentarios recibidos en esta columna rompen esas reglas y tal como es nuestra política, dejamos este mensaje a modo de advertencia. Futuros comentarios que infrinjan esas reglas, serán eliminados.

Saludos cordiales,
Equipo elquintopoder

jose-luis-silva

28 de agosto

Agradesco, felicito y celebro que el equipo editor se moleste en fiscalizar. Tambien acepto con gusto las reglas, pero no creo haberlas trasgredido.

Tambien saludos

28 de agosto

Hola José Luis,

no fue tu comentario el que motivó nuestro mensaje.

Saludos,
Equipo elquintopoder

Hector Carreño Navarro

28 de agosto

Estimados
quizas ha habido algunos comentaristas que fueron duros en sus expresiones (me incluyo). Lo que mas molesta y perturba son las vueltas de carnero sin tener un minimo de decoro y tratan de borrar con una columna lo que no hicieron cuando tuvieron su oportunidad. Gracias y si fui muy duro en mis expresiones pido las excusas del caso

servallas

31 de agosto

Tengo la mejor impresión de Ricardo Lagos, quizás el único estadista que hemos tenido hasta hoy. Una visión de Estado implica hacer cosas que no son del gusto de cualquier hijo de vecino, pero que sin duda son las bases del desarrollo futuro de un país, es mirar en perspectiva.
Respecto a la hoja en blanco, tenemos una clara tendencia en Chile a olvidar todo, así también se olvida todo lo bueno de la gestión del mismo ex-presidente, a mi me parece que hay que intentar llegar a acuerdos sobre lo bueno de lo actual, eso como base del debate.
El problema actual es que hay demasiadas formulas para el cambio, algunas de ellas implican poner una dinamita y volar todo lo que el país ha construido con tanto esfuerzo , dolor y también sangre. Un país lo construimos todos, ese quizás fue el principal aporte de la visión de estado del ex- presidente.

27 de agosto

Curioso, a decir menos, las clases que nos dicta el “Estadista” Lagos. Solo para hacer un refresco será bueno decir que olvida contarnos a Don Ricardo, de las maravillas de TranSantiago que creó. Los SOBRESUELDOS, MOP/GATE/CIADE/GESCAM…Creo que dictar cátedra habiendo hecho un gobierno que dejó ese “legado” es, para ser suave, delirante.-

claudia rodriguez

23 de septiembre

Te admiro tanto!!!
Siempre tan certero, con tono seguro y dominante… Líder!!! Mi mejor presidente!!! Gracias

24 de septiembre

La “estabilidad” republicana de la que nos vanagloriamos como chilenos siempre se logró a través de la continua opresión de los sectores populares y eso es inaceptable desde el punto de vista democrático. Primero, a través de una Constitución claramente autoritaria se nos impuso el orden portaliano. Y cuando ese sistema eclosionó lo hizo a través de una guerra civil que le costó la vida a Balmaceda y a su sueño de convertir a Chile en un país soberano. La Constitución del ’25 tampoco fue democrática aunque contó con ciertos elementos de un sistema liberal medianamente avanzado: ésta fue elaborada por una reunión de notables y si consideramos que las mujeres no votaban, de quienes en esa época tenían derecho a sufragar y quienes no, en aquel plebiscito participaron a lo más el 10% de la población. Sobre la Constitución de 1980 ni hablar. No solo es ilegal por su origen sino también porque con cada uno de sus artículos, edictos y leyes niega cualquier libre expresión de la voluntad popular. Entonces, la única posibilidad real de emanciparnos es a través de un proceso de Asamblea Constituyente Autoconvocada.

Renato Rubilar C

11 de diciembre

Señor Lagos
Estando de acuerdo en su planteamiento sobre la necesidad de modificar la constitucion, bueno seria acoger la participacion ciudadana, resguardar los recursos naturales, el medio ambiente, los derechos humanos, el patrimonio nacional, la salud, la tercera edad, la infancia y las etnias, por ley entre otros.

lengua e impuando el dedelas mismas

juan

26 de octubre

si en este país los mismos de siempre siguen metiendo la cola en algo que es de el país en especial necesitamos que la ley de cobre este en la constitución ya que el demonio no quiere que este incluida seguiremos reventados para estrujar a este país en nombre de los mismos caraduras de siempre basta ya si no se hace una constitución con asamblea c0nstituyente asi como hacen elección con votantes seria nuevamente ilegal la constitución debe ser cambiada en su integridad y por ultimo copiar la de Alemania y poner la no reelección de los mismos de siempre y sus familias hasta la próxima 10ma gen4racion o 150 años excluidos este país se va a ir a la misma mrd si siguen estos pegotes queriendo impedir la justicia a los nacionales chilenos y si no les gusta ya han ganado tanto de la miseria que se le ha dado al nacional chileno que debieran ser expulsados de chile por alta traición a la patria no seria lindo verlos sentados en el Mapocho!!??

26 de octubre

Sería interesante ver una nueva Constitución que lleve al país a otro estadio de desarrollo, y no se dejase llevar por el canto de sirenas de repartir; algo que se centre en crear y crecer, y no solo para dar el gusto a las masas de izquierda que sueñan con borrar Chile e instaurar un Venezuela 2.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es necesario definir un proceso de tecnología conveniente para un crecimiento más equilibrado, es decir, que supere aquella idea productivista neoliberal que no considera los indicadores políticos, socia ...
+VER MÁS
#Política

La democracia y el ´realismo` del duopolio.

Los medios han tomado la decisión de alivianar la carga. Tanto los canales de TV como los medios impresos ahora tienen su equivalente digital, con lo que pueden ofrecer contenido al minuto.
+VER MÁS
#Medios

La industria de los medios tiene salvación

Los requerimientos laborales para este Siglo 21 deben estar en coherencia con un mundo globalmente conectado
+VER MÁS
#Educación

Educación ¿Virtualizando nuestros sueños?

Ni hablar de la Revolución Francesa, azuzada por una burguesía ilustrada, pero peleada en las calles por un pueblo en su mayoría iletrado.
+VER MÁS
#Sociedad

¡Chapeaux¡ Monsieur le President

Popular

Si bien hace semanas eran las municipalidades de La Florida y Viña del Mar las que estaban sobre la palestra comunicacional por sus faltas en la administración municipal, lo que llevó a sus municipios a ...
+VER MÁS
#Municipales

Maipú: Irresponsabilidad, malas decisiones y una crisis municipal

La crisis actual del Parque Cultural de Valparaíso, no es solo una crisis de presupuesto, es una crisis de modelo —como en muchos otros campos de la vida social—, de subvalorar procesos culturales comp ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Las huellas de las crisis. Repensar la gestión de espacios culturales

Producto de la “juventud” de estos nuevos actores y escenarios, la discusión jurídica, filosófica y política entorno a esta nueva generación de derechos humanos no ha sido pacífica, existiendo int ...
+VER MÁS
#Energía

Confort Térmico como derecho humano (la pobreza también es energética)

Y de esta manera, es como la manifestación de la escena artística y cultural de un país, a partir de la inserción brutal de la casta neoliberal, nos va esclareciendo la matriz de lo vivido y aprendido, ...
+VER MÁS
#Cultura

Lo mercantilizaron todo, hasta nuestra memoria