#Política

Haciendo lobby para que el lobby no pase piola

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Lo que no está regulado no es ilegal, esa es la consigna. A falta de código ético la ley del más voraz, la del que no pestañea, es la que vale. El que no saca provecho de los ilusos es un gil.
Pero, ¿por qué no, sumado a las compartidas demandas ciudadanas, se exige  la regulación del lobby? Esto es “cualquier acción deliberada destinada a influenciar una decisión o curso de acción en favor de una parte interesada”, también conocido como cabildeo (diálogo de pasillo).
El tema es complejo, lo han señalado varios académicos y pocos políticos. El regularlo implicaría entrar a la matriz oculta de la negociación entre cuatro paredes, develar años de “arreglines”, de acuerdos de pasillo, protagonizados por personeros de gobierno, muchos de ellos elegidos por voluntad soberana, que han terminado (o comenzado) convirtiéndose en lobbistas de las empresas privadas, que en algunos casos tuvieron que fiscalizar, desde las diversas carteras donde se desempeñaron. Con una ley de lobby sensata, eso no ocurriría, o al menos no con el descaro de hoy, porque el representante tendría que explicar el cómo tal o cual proyecto llegó a “privilegiar” determinados intereses y no los de la ciudadanía, además tendría que explicar qué grupos de presión participaron en ese proceso.
El lobby está regulado en Estados Unidos desde 1890 y se encuentra plenamente codificado desde 1946. Posteriormente, se han hecho modificaciones basadas en enmiendas, pero lo sustancial ya tiene más de una centuria, ¿será por algo?
Con la enormidad de eventos de los últimos días, poco se ha dicho sobre esta materia. Es cosa de imaginar lo que debe estar pasando tras bambalinas, las llamadas que deben estar haciendo a nuestros representantes los dueños de los bancos, los gerentes y dueños del retail, de mineras, de casas comerciales (que también tienen bancos), para que no se aprueben, retrasen o modifiquen para su propio interés los proyectos comprometidos: baja de tasas de interés, regulación del lucro y tanto otro anuncio en tan poco tiempo que parece que el cambio sí llegó de verdad.
La apatía con la cual se ha tratado y desplazado la discusión y posterior aprobación de la regulación del lobby muestra la enorme dificultad que tiene la clase política para demostrar transparencia en actos públicamente concretos. Tendrían que dejarse de lado años de negociación entre dos bandos que al parecer los convirtieron en similar, en ese proceso afianzaron lazos a tal punto que construyeron una espiral de silencio que hoy cae por su propio peso, y no parece haber argumento que la sustente.
Se necesita urgente una ley de lobby. Así no se podrá hacer lobby por las tasas de interés, el binominal, las termoeléctricas, el royalty, los impuestos. Esto es absolutamente transversal, pues es la transparencia de los hombres de estado lo que está en juego, y con ello la democracia que construimos. Es necesario ver la cara del político y saber verdaderamente para quien legisla ahora o para quien trabajará una vez que termine su periodo.
* Pablo Zúñiga es académico de la Escuela de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.
——–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de septiembre

que te digo se regula cambia de nombre y se realiza igual eso pasa porq la gente es tranfuga le gusta asi funciona, piensan asi dudo q cambie y ojala mejorara por el bien de todos.

07 de septiembre

Estoy completamente de acuerdo, de una vez por todas los políticos deben mostrar transparencia. Hay tantos temas en los que necesitamos una regulación.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Un factor de riesgo es aquella instancia que puede llegar a provocar un daño, patología o lesión, sea física o sicológica en los trabajadores, y que tenga su origen en el entorno o las prácticas labor ...
+VER MÁS
#Trabajo

El riesgo psicosocial como una herramienta generadora de valor

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)