#Política

Guillier, el periodista al que no le gustan los periodistas

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El caso es que a Alejandro Guillier le molestó que una periodista le hiciera una pregunta con una opinión incluida. No le agradó que cuestionaran su relación con los partidos que lo apoyan y comenzó a dar clases de periodismo en vez de responder la duda de la profesional. Prefirió acusarla de poco profesionalismo y sacar a colación sus vetustos cuadernos de clases con los que enseñaba lo contrario de lo que hizo con su carrera en la televisión.

Porque si somos sinceros, Guillier hoy es candidato gracias a hacer lo que le corrigió a la periodista. Su fama televisiva creció debido a que daba opiniones que le agradaban al ciudadano medio que veía en él una persona “creíble”, luego de años en que los presentadores de noticiarios solamente entregaban información como si fuera la verdad revelada, sin emitir ningún comentario al respecto. 


"Su fama televisiva creció debido a que daba opiniones que le agradaban al ciudadano medio que veía en él una persona “creíble”, luego de años en que los presentadores de noticiarios solamente entregaban información como si fuera la verdad revelada, sin emitir ningún comentario al respecto."

Por esto es que llegó al Senado y hoy es el principal candidato de la centroizquierda. No por ser, como él dice, representante de los “movimientos sociales”. Eso se lo inventó en la cabeza para así seguir sosteniendo su popularidad ahora bajo otros argumentos menos mediáticos y más épicos. Pero lo concreto es que esta candidatura no nació sobre el barro del debate social, sino que bajo las luces del periodismo editorializado, ese que ejerció la mujer a la que él increpó.

Pero de eso nadie se quiere acordar. Como tampoco parece conveniente recordar lo que muchos advertimos con respecto a lo equivocado que parecía que alguien, desde la perspectiva periodística, se metiera en el ruedo político olvidando la importancia del ejercicio público. Porque hacer política no es dar clases de periodismo ni de ética o moral, lo que Guillier se ha dedicado a hacer con todo el mundo desde un un pedestal que creyó haber asegurado en sus años televisivos. Hacer política es responder las preguntas, o por último evadirlas elegantemente, pero evitar pontificar desde un podio que, en este caso, no está lo suficientemente asegurado. Ya que resulta no sólo bastante poco prudente, sino que en este caso ratifica que la dualidad entre profesor de periodismo y político no da buen resultado, independientemente de si la pregunta es, como suele suceder, poco atinada, o simplemente le resulta molesta.

Es cierto que en Chile hay muchas veces intereses corporativos tras lo que parecen simples dudas de un periodista, pero cierto también es que intentar responderlas desde la academia no es una buena estrategia. Porque en estos casos, específicamente en una interacción de preguntas y respuestas políticas, no puede haber dos periodistas, menos si es que uno de ellos se olvida de repente de que la decisión que tomó, al cruzar la vereda, determinaba sus acciones por los próximos años, incluyendo las consecuencias.

Esperemos que esto lo entienda el candidato, ya que pareciera que no. Al contrario, todo indica que sigue agarrado con uñas y dientes a la vereda periodística en caso de que le convenga, dándonos a entender que el único periodismo que le gustaba era el que hacía él.

TAGS: #AlejandroGuillier #Elecciones2017 Periodismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de Mayo

Don francisco al, parecer,esta página que tiene mucho de Ricardo Lagos, al creen que Alejandro Guillier es el culpable que Don Ricardo Lagos. no hiciera una buena lectura del Chile actual, y se olvidò qie el mismo usó en su campaña cuando fué elegido Presidente “MAÑAMA CHILE SERÁ OTRO CHILE” y así sucediò, lo malo es que el siguiò teniendo el mismo discurso y la misma manera de actuar politicamente entre cuatro paredes, y la gente estaba en la calle esperando sus lideres, y ellos siguieron haciendo polìtica de escritorio, pero Don A lejandro Guillier no tiene la culpa de eso, la señora Michell Bachelet leyò bien al país y salió elegida, y pasarà a la historia como la Presidenta que empezó las Reformas, lo mismo hizo don Alejandro y tambien será elegido Presidente y continiará conn las Reformas. qye empezò este Gobierno.
Atentamente

Oscar

31 de Mayo

La fauna de los periodistas chilenos da para todo, hay algunos rescatables. Lo que no se puede negar es que, tal vez por la oferta indiscriminada de cupos en las Ues, que ha desembocado en ser una de las profesiones con un crecimiento casi exponencial, que no se condice con el campo laboral existente. Algunos de estos profesionales son ejemplos claros de majadería, impertinencia e ignorancia, que en algunos casos raya en la estupidez.

Héctor Arellano Tiz.nado

01 de Junio

Total el acuerdo Sr Mendez con su comentario,le agrego su poca ética en un momento con la cámara escondida al Juez Calvo todo por golpear con una noticia, sus guiños a Piñera cuando el era su empleado en Chilevisión,sus ataques a Bachelet en su primer gobierno era intenso en esto,diríamos ;ud.no es na ni chicha ni limoná,una persona muy zigzaguiante poco confiable,vive bajo el termómetro de la calle,no tiene altura de estadista ni de líder,un invento de algunos afiebrados póliticos, lectores fánaticos de encuestas, ya deben haber muchos arrepentidos.
Va a ser un inmenso costo para los partidos que lo apoyan destinados creo a la irrelevancia,su preferencia por un periodista que no la paso tan mal en dictadura a un Lider histórico que estuvo hasta cerca de su desaparición me parece de una enajenación sobre todo de los señores socialistas,su historia la mandaron al tacho,habrán cadáveres politicos muy pronto.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador