#Política

Gobierno y cambio de gabinete: ¿Clasifica a segunda fase?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Es raro escribir de política cuando el país ha estado tan futbolero el último tiempo, pero después de la eliminación de la selección nacional de la Copa América y el cambio de gabinete es útil retomar el análisis sobre la coyuntura por la que atraviesa el gobierno. En una analogía del fútbol, varios personeros del oficialismo han advertido del agotamiento del primer tiempo de La Moneda y la necesidad de hacer cambios para revertir el bajo nivel de aprobación que exhibe el gobierno. En ese sentido, han afirmado que la crisis es remontable si se incorpora mayor peso político, al modo como Borghi ha echado mano del “mago” Valdivia. En la otra acera, que no es necesariamente la de la oposición, hay quienes dudan de la efectividad de un cambio en el equipo y de la posibilidad de “dar vuelta” un partido donde todo sale mal, incluso aquello que supuestamente se hacía de memoria como es la excelencia en la gestión.
 
En consonancia con esto, el cambio de gabinete se hacía cada vez más necesario, especialmente porque el sistema político no admite sacar al entrenador. Sin embargo, el nuevo gabinete no conlleva un giro sustantivo para esta administración. La incorporación de Chadwick en la vocería de gobierno puede contribuir a elevar un poco el debate y morigerar el discurso del gobierno hacia la oposición. Al menos, nos libra de la mediocridad de la ex vocera. No obstante no hay que esperar milagros en esta vocería, porque el mensaje del gobierno sigue siendo errático, confuso y poco participativo (por no decir antidemocrático), como se demuestra en la estigmatización que se ha querido hacer del movimiento estudiantil.
 
La inclusión del Longueira en Economía puede terminar siendo una piedra en el zapato para Piñera. No es sólo un problema de "piel" entre ambos personajes. El líder gremialista ha tenido varias veces expresiones duras hacia el empresariado, un asunto complejo si materializa sus puntos de vista. El otro factor es la posibilidad que Longueira asuma un carácter presidenciable que colisione con los planes de La Moneda.
 
Lo demás son simples enroques, lo que a estas alturas no es criticable si evita que se siga desmantelando el Senado y que se pretenda premiar a los ministros salientes con los cupos parlamentarios que quedan vacantes. Pese a que los mismos personeros de derecha justifican el traspaso de parlamentarios hacia cargos Ejecutivos, lo cierto es que el sistema erosiona la representatividad y demuestra la precariedad de la derecha para generar figuras que se incorporen a la gestión de gobierno.
 
En lo sustantivo, el cambio de gabinete puede traer una tregua en el oficialismo, pero no es un cambio real respecto a lo que se ha venido haciendo. El esquema mantiene el vicio de concentrar los ministerios en manos de los partidos. Un ejemplo de ello es el Ministerio de Economía donde Longueira y el Subsecretario Álvarez tienen una reconocida cercanía. La experiencia de la mala gestión del Ministerio de Vivienda debería haber generado una mejor distribución de cargos, en el sentido que las lealtades no entorpezcan una sana administración.
 
La salida de Lavín de Educación es un factor que puede contribuir a la solución del conflicto, pero es necesario que el gobierno defina una posición clara respecto del lucro. Este punto es un nudo complejo para el Ejecutivo, especialmente porque el Presidente no censura el lucro ni se conmueve por negocios que lindan en lo irregular (¿creatividad, le dicen?). Pero si el gobierno optó por sacar a Lavín hay cierta flexibilidad, lo que hace que pueda abrirse a acercar posiciones con los estudiantes y alivie la carga del Ministro Bulnes.
 
El gran perdedor con el cambio de gabinete es Lavín, cuya salida de Educación significa asumir el costo del fracaso. La entrega de Mideplan y su eventual transformación en un Ministerio de Desarrollo Social suena a premio de consuelo. De cualquier modo, su perfil de presidenciable pasó a la historia y ahora ha quedado en algo así como "el cuarto de los juguetes".
 
Por último, el hecho que Hinzpeter se mantenga en Interior solo aventura que seguirá siendo criticado desde los propios partidarios del gobierno. La posición del Ministro se ha devaluado en estos meses no sólo porque no ha logrado quebrar las tendencias en materia de delincuencia (incluido el robo del auto del ministro de cultura para desvalijar cajeros automáticos), sino también porque no tiene ninguna capacidad de ejercer una adecuada coordinación política. Esta última tarea la asumirá preferentemente Chadwick y, en menor medida, Larroulet. El papel de Hinzpeter se reduce cada vez más a ser un factor de contención del Presidente, pero incluso este rol está comprometido si el mandatario tiene que mandarlo de vacaciones para que no lo subrogue o se vea obligado a “blindar” a su ministro.
 
El famoso segundo tiempo del gobierno puede implicar una cierta mejoría y un cambio positivo en el clima político, pero es solo transitorio. La propuesta del gobierno y su escasa credibilidad seguirán pesando en la opinión pública. Si bien puede aliviar el desgaste del gabinete, lo que se ha visto a lo largo de este mandato es que quien entra en cargos oficiales sufre una “depreciación acelerada”. La suerte del gabinete está acoplada a la popularidad del Presidente y si éste no supera su “performance” las cosas seguirán saliendo mal. Mientras para la derecha la preocupación se traduce en “pasar a segunda fase” o generar las condiciones para un próximo gobierno conservador, lo que se observa es no sólo la falta de realismo, sino el riesgo de terminar en una competencia más bien populista, si es que antes este gobierno no se estructura en algo similar (un populismo sin popularidad).
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

19 de julio

Hay dos factores relevantes a propósito del análisis, y es que, en la primer factor es en este tercio de gobierno de derecha aún no es posible comprender en las «raices de gobernabilidad» que aseguran un norte para el país. Tal como Bachetet se abrazó a providad social, Lagos a la infraestructura carretera del país, Frei a la apertura global del mercado chileno, en la derecha aún no es posible ver a que «está abrazado».
El otro factor, más preocupante aún, es que los Lavin, los Allamand, los Piñera y otros en segundo plano idearon este sistema en plena dictadura y han vuelto… …y vuelto para consolidad este sistema, a perpetuar las brechas y relegar a la opinión pública a segundo plano, pues el sentir de la comunidad poco importa a la hora de planificar en cuatro paredes los siguientes pasos a seguir.
¿y ahora quinén podrá defenernos?

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?