#Política

Gobierno de la Coalición: Para justificar lo injustificable

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Que el actual gobierno no haya podido solucionar varias de las demandas sociales, y tampoco haya tenido la capacidad para enfrentar los conflictos surgidos en el último tiempo, no es novedad alguna. Cualquier compatriota, incluso el más desinformado, podría darnos una interesante y extensa conferencia al respecto. A continuación, y arriesgando ganarme más de un par de detractores, me propongo lo contrario, quizá lo incorrecto: justificar la (in)acción de la administración Piñera. 

Hay que ser justos y objetivos. No se puede pretender que el gobierno solucione los problemas sociales como lo haría un estadista criado al alero de los paradigmas del Estado interventor, por una poderosa y, si se quiere, sencilla razón: sus principios orientadores desprecian la política como un medio para alcanzar determinados fines, cualesquiera que estos sean.  Por el contrario, las ideas que lo inspiran se asemejan más a cómo debe administrarse una empresa. 

En efecto, desde el nombramiento del gabinete y su clara composición proveniente de “el mundo de los negocios”, la “nueva forma de gobernar” ha seguido un marcado énfasis empresarial. Parafraseando a Hayek –ideólogo del neoliberalismo-, el gobierno debe ocuparse de ejecutar las regulaciones para mantener el crecimiento libre de la sociedad, y debe estar desprovisto de otras funciones que intenten controlar o llevar hacia algún fin determinado este crecimiento espontáneo. Ergo, cuestiones como la educación en manos del Estado o el fin al lucro, son temas que no se debiesen incluir en la agenda del actual gobierno, dado que se estaría apuntando a un fin determinado, a una regulación que niega los principios del orden espontáneo o catalaxia –en términos de Hayek-. Ni hablar entonces de reforma fiscal o renacionalización del cobre. 

A pesar de esta no interferencia en la vida pública, no debe olvidarse que para los seguidores de estas ideas, el Estado sí debe garantizar la protección de la propiedad privada y dirimir los conflictos que surjan en la sociedad para mantener una normalidad jurídica e institucional que permita a los individuos desenvolverse y competir. En este sentido, recordemos que uno de los ejes centrales del gobierno consiste precisamente en mejorar la seguridad pública, disminuir la delincuencia, entre otras cosas alusivas a  antisociales y violentistas. 

Hasta aquí, se justifica plenamente la actuación de la actual administración en términos de seguir los principios orientadores de su (no) política. Sin embargo, a la luz de los hechos, ni siquiera ha sido capaz de llevarlos a cabo o, al menos, no existe certeza de que pueda realizarlos. Primero, ha sido forzado a discutir con fuerzas sociales cuestiones que le son evidentemente incómodas y que no son parte de su agenda. Segundo, en términos de seguridad pública no ha producido resultados óptimos que le permitan “desviar la atención” de la opinión pública y concentrarse en sus buenos resultados en esta materia. Teóricamente, la (in)acción del gobierno es justificable. En la práctica, la incapacidad de llevar a cabo sus propios lineamientos, harían que esta administración no apruebe ni siquiera ante jueces de su propio sector –tal como está ocurriendo-.

En definitiva, cabe preguntarse si una vez dirimidos los conflictos que acaecen, primará una sociedad que apunte a determinados fines, por ejemplo, de mayor equidad y justicia social, o bien, seguiremos bajo la incertidumbre del orden espontáneo, con las funciones básicas de un Estado preocupado por el orden. Considerando el desempeño del gobierno, elija usted qué le parece mejor.

* Gonzalo Álvarez es Cientista Político y Magíster en Ciencia política. Se desempeña como Académico en la Licenciatura en Estudios Internacionales de la Universidad de Santiago de Chile y en el Programa de Bachillerato de la Universidad Diego Portales. Miembro de la Directiva de la Asociación Chilena de Ciencia Política.

——–

Foto: Gobierno de Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La rendición de cuentas es, básicamente, la limitación efectiva del poder del Estado y sus agencias (autoridades, electas o no) a través del deber de publicidad de sus actos como así mismo el legítimo ...
+VER MÁS
#Política

¿Qué es la rendición de cuentas (o accountability) y para qué sirve?

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Nuevos

La rendición de cuentas es, básicamente, la limitación efectiva del poder del Estado y sus agencias (autoridades, electas o no) a través del deber de publicidad de sus actos como así mismo el legítimo ...
+VER MÁS
#Política

¿Qué es la rendición de cuentas (o accountability) y para qué sirve?

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal