#Política

Gabriel González Videla y la ley Hinzpeter

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Estado está en permanente deconstrucción desde hace casi cuarenta años y el Presidente ya no tiene la necesidad de proscribir partidos políticos. Hoy el foco está en las nuevas formas de organización política chilena: los movimientos sociales.

Ley de Pesca, Ley Hinzpeter, una conducta opositora caracterizada como “asquerosa” por una Ministra de Estado. Para quien lea esta columna en algunos años más sólo cabe decirle de antemano: nos encontramos en un gobierno que, más que cercano a la democracia, parece asemejarse a una dictadura virtual. Muchos han intentado calificar la iniciativa que pretende desmovilizar a la población chilena y sus reivindicaciones sociales –ahora bajo el colchón de la legislatura- como una nueva “ley maldita”. Nada más cierto. Más que ahondar en su articulado, es necesario hacer una breve conexión con el contexto actual.

Gabriel González Videla, a su modo, trató de “jugar al empate” en su gobierno, levantando un monumento al ego propio y a la zona que lo vio nacer, como tratando de desviar la atención de su mal manejo para con los movimientos sociales de la época. La Avenida Francisco de Aguirre lo recuerda en cada una de sus esquinas, y el monumento levantado en una administración similar no hace más que reforzar la concepción del gran estadista que levanta su mano muy en alto para guiar a su pueblo hacia el progreso, bajo el alero del modelo industrializador en declive de los años cincuenta. Con gran parte de la prensa a su favor, y bajo el disfraz de democracia, consiguió llevar al plano nacional las tensiones internacionales y proscribir a quienes lo habían apoyado en su camino a la Presidencia.

Es cierto: las condiciones internacionales ya no son las mismas y el contexto claramente no es igual. De hecho, el Estado está en permanente deconstrucción desde hace casi cuarenta años y el Presidente ya no tiene la necesidad de proscribir partidos políticos. Hoy el foco está en las nuevas formas de organización política chilena: los movimientos sociales. Como funcionan al margen de los partidos –por excelencia, las formas de calmar las tensiones- y son más difíciles de controlar, hay que buscar una manera de cooptarlos en favor del Estado. Qué mejor manera de enviar una ley a un parlamento eminentemente partidista y con, a ratos, leve mayoría, para que apruebe una iniciativa que desmovilice y castigue a la gente bajo el argumento de que “aportará a la mantención del orden público”.

Dentro de otros argumentos, vivimos en una dictadura virtual. ¿Cuándo se habían perdido votos de esta manera? ¿Desde cuándo que no se presentaban iniciativas legales de esta magnitud? ¿Cómo se encuentra la confianza en la democracia practicada en Chile? ¿Cuándo se había visto una manipulación comunicacional del país, al punto de magnificar justo en los días de presentación de estas leyes, enfermedades como la meningitis? Que me perdonen las sensibilidades políticas, pero pareciera que vivimos dentro de una dictadura disfrazada de democracia. Hoy más que nunca.

Chile olvida rápido y eso sí que es ley y tradición. No sé qué dirán las interpretaciones históricas el día de mañana. Sin embargo, no sería de extrañar que Sebastián Piñera pasara a la posteridad como el gobernante que llevó al país al desarrollo y nada más, tal como Gabriel González hoy sólo se levanta como el creador del Plan Serena. Parece que no es necesario recordar más. El pasado y el recuerdo negativos dan lo mismo.

—–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Pedro

15 de junio

Fue un presidente que tuvo buena gestión pero se mantuvo en el modelo económico político como lo es el neoliberalismo y una democracia representativa, hoy cuestionados esos modelos porque no atienden a las necesidades de una sociedad.
Sin embargo, estando en desacuerdo con ese modelo y con la falta de política ambiental, cerró el penal cordillera, y algo es algo.
Por eso es exagerado compararlo con Videla. Lo has dicho, son otros contextos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?