#Política

Fuerzas especiales: represión y castigo

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Tal vez el actuar policial es un asunto de números: tener cifras que avalen este “especial” estilo de “combate a la delincuencia”, en vez de hacer un efectivo y eficaz trabajo en esa área. Lo cierto es que por cada estudiante ilegal e ilícitamente detenido, en otra parte del país hay –al menos- un violador, un ladrón, un automovilista ebrio o un encapuchado de cuello y corbata que no sufre asedio de ninguna “fuerza especial”.

El pasado 11 de julio, como parte de la adhesión de los estudiantes de la USM a la jornada de movilización nacional convocada por la CUT, en horas de la tarde noche realizamos una manifestación en la Av. Placeres, consistente en emitir ruidos golpeando cacerolas e interrumpir parcialmente el tránsito de vehículos cada cierto período de tiempo (5 minutos). En ese contexto, ocurrieron hechos repudiables, puesto que, una vez más, las “fuerzas especiales” de Carabineros –apartándose y transgrediendo la ley- reprimieron con violencia una protesta pacífica,  realizaron una “detención selectiva” sobre un ex presidente de nuestra federación de estudiantes y procedieron a castigarlo mediante tortura física y sicológica, en un vehículo de estas “fuerzas especiales”.

El relato de la  lo ocurrido está disponible en la web, por lo que más que abundar en ello me parece necesario mencionar lo siguiente:

En primer lugar, hay que ser tajante en decir que el abuso policial no constituye un hecho aislado en el accionar de las “fuerzas especiales”. Afirmar lo contrario sería obviar la evidencia que arroja una escalada en denuncias por “violencia innecesaria” y un crecimiento de magnitudes en detenciones ilegales (De 1207 en el 2010 se pasó a 2892 para el 2011, ¡Un 139,6% en un año!).

Personalmente me ha tocado ver cómo, luego de finalizadas las marchas, elementos de “fuerzas especiales” de Carabineros detienen a jóvenes sin razón alguna: iban solamente caminando, abandonando el lugar. Tal vez el actuar policial es un asunto de números: tener cifras que avalen este “especial” estilo de “combate a la delincuencia”, en vez de hacer un efectivo y eficaz trabajo en esa área. Lo cierto es que por cada estudiante ilegal e ilícitamente detenido, en otra parte del país hay –al menos- un violador, un ladrón, un automovilista ebrio o un encapuchado de cuello y corbata que no sufre asedio de ninguna “fuerza especial”.

En segundo lugar, es preocupante y grave que en una democracia se recurra a prácticas de detención ilegal, golpiza y tratos vejatorios hacia un detenido. Estas prácticas propias de las dictaduras –en Chile y el mundo- donde mediante violencia y miedo se busca apagar la movilización social deberían ser cosas del pasado en nuestro Chile, pero vemos que son hechos reiterados. Hace un tiempo la ministra Carolina Schmidt dejó en claro la postura del gobierno “No queda más que reprimir las movilizaciones estudiantiles”, haciendo notar como Carabineros sigue siendo una herramienta de control social gubernamental. Pero incurren en una confusión peligrosa: reprimir no es castigar; la ley jamás ha contemplado que es tarea de los funcionarios de Carabineros castigar, menos juzgar.

En tercer lugar, hay que preguntar qué ocurre en la institución de Carabineros de Chile y la obediencia en sus mandos intermedios. En la Comisión de Derechos Humanos del Senado, el director general de Carabineros, Gustavo González Jure, aseguró que existirán cámaras en los vehículos de traslado de detenidos que aseguren, ante toda duda, un trato humano hacia el detenido; vemos en la realidad que el actuar de sus subordinados no es tal: ni cámaras ni trato humano. ¿Acaso el director general de Carabineros no tiene control sobre su gente o lo que declara es mentira y actúa con el doble estándar de decir una cosa y hacer otra?

Finalmente cabe preguntarse ¿Qué justicia se espera si al denunciar estos atropellos Carabineros actúa como juez y parte?  Esto es algo que necesariamente debe estar en la discusión pues mientras las denuncias de maltratos vayan a parar a una justicia militar – controlada por los mismos a quienes se denuncia- no habrá avance en estas materias.

————————————-

Foto: Foto: Fernando Lavoz

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
lino melgarejo carrasco

27 de Julio

solo queda decir que la violencia como ta,l es condenable venga de donde venga, en este caso especial, pienso a modo personal, que el personal de carabineros no ha sido sicológicamente preparado adecuadamente , para enfrentar situaciones de conflicto, tambien hay que ver si los jefes estan preparados para ordenar bajo presion, hoy en dia con la falta de personal se hace mas facil entrar a carabineros, aqui hay algo mas profundo en esta violencia innecesaria,

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La acción de la comunidad ecológica, no sólo impidió la construcción de viviendas sociales colindantes a sus propiedades, sino a toda la comuna, con lo que sí podemos concluir que expulsa a la viviend ...
+VER MÁS
#Sociedad

La comunidad ecológica versus Peñalolén, ¿NIMBY o legítima reclamación?

Debiese haber salas separadas para realizar los trámites de aquellos que han sido víctimas, que contasen con seguridad y se encontrasen lejos de sus victimarios
+VER MÁS
#Justicia

El maltrato que una mujer debe soportar en Tribunales de Familia

La promesa democrática ha entrado en crisis y los populismos con rasgos autoritarios se levantan como opciones reales.
+VER MÁS
#Política

Gobernando el vacío: Democracia v/s Autoritarismo

La confianza de los brasileños en la democracia se ha visto seriamente dañada por la corrupción, la desigualdad y la inseguridad, socavando la representatividad de las instituciones políticas
+VER MÁS
#Política

Bolsonaro desploma a derecha tradicional brasileña

Popular

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No sería posible pensar que el actual Gobierno Regional no tome como base de la estrategia de desarrollo regional todo lo que se ha avanzado desde hace ya 22 años atrás
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Plan Ñuble y la estrategia de desarrollo regional que queremos