#Política

Frente Amplio: Proyecto Transformador o Ultraizquierdista?

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hay una alta posibilidad de que el Frente Amplio termine siendo el continente de cuanto movimiento social alcance cierta trascendencia, sin considerar si ellos favorecen o no a quienes han sido más afectados por el modelo neoliberal impuesto a sangre y fuego en nuestra sociedad. Prueba de ello es el reciente saludo del Comité Político de Revolución Democrática a los Disidentes del Colegio de Profesores ante su triunfo electoral.


Hay una alta posibilidad de que el Frente Amplio termine siendo el continente de cuanto movimiento social alcance cierta trascendencia


Como sabemos, en cuanto la conducción comunista de la anterior mesa directiva del Colegio presidida por Gajardo moderó sus propuestas y entró a negociar con el Gobierno temas relacionados con la carrera docente, fueron los disidentes quienes impulsaron una huelga prolongada que alteró el funcionamiento de las escuelas municipales.
El hecho de que los docentes, o el personal de salud o cualquier otra grupo profesional, técnico o administrativo de trabajadores del Estado se organice y luche por sus derechos es de por sí, una práctica que los militantes progresistas debemos valorar. Sin embargo también tenemos que reconocer que las huelgas de los servicios de salud y educación van directamente en contra de los sectores más afectados y precarizados por el modelo neoliberal, que son quienes se atienden en dichos servicios. Y en el caso de educación, no cabe duda que las huelgas han sido un importante factor de pérdida de matrícula y por ende de debilitamiento de la educación pública, sector que por definición los partidos que integran el Frente Amplio deberían defender.
En el año 2010 festejábamos en estas mismas columnas el avance sostenido del logro de aprendizajes que se estaban dando en nuestras escuelas y liceos municipales. Esos logros no han persistido. No cabe duda que las huelgas cada vez más frecuentes, unidas al compadrazgo en la selección de directores y al mal uso de los municipios de los recursos adicionales provistos por la Ley SEP, han terminado por frenar esa tendencia.
En esas condiciones, los partidos que integrarán el Frente Amplio tienen ante sí el dilema de incluir en sus filas a organizaciones que atentan en contra de los derechos a la salud y la educación de las verdaderas víctimas del neoliberalismo, y por esa vía ocupar el espacio de la ultraizquierda a medida que se le vaya uniendo cuanto movimiento aparezca en el horizonte, sumiéndose así en la intrascendencia grupuscular; o bien plantear un programa de largo plazo en el cual la defensa de lo público y de los derechos de quienes han sido las víctimas del neoliberalismo tenga una alta prioridad. En un programa así, la transformación de las actuales organizaciones de los trabajadores de la salud y la educación sería fundamental, pues obviamente las paralizaciones debían partir por los servicios que atienden a los favorecidos por el neoliberalismo, aún cuando tales servicios fuesen privados. Antes que un Colegio de Profesores denegador del derecho a la educación de las víctimas del neoliberalismo, se requiere una Federación de Sindicatos que haga de la solidaridad el centro de su acción. Lo cual, a su vez, requiere una legislación laboral que fortalezca a los trabajadores. Y una nueva Constitución que posibilite todos esos cambios.

TAGS: #FrenteAmplio #IzquierdaChilena

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

19 de Diciembre

Buen análisis, es bastante certero su diagnóstico sobre el impacto que tienen ciertas organizaciones en el maltrato que sufren nuestros compatriotas. Sobre el Frente Amplio, no es otra cosa que la réplica del “podemos” Español, ni más ni menos, y este es un discurso más bien demagógico de ultra izquierda que no solucionará nada, sólo busca poder, es más, se opondrá a las expectativas de solución como Ud. lo señala en el caso de las negociaciones que intentó el PC para destrabar en algo algunos conflictos. Sobre las víctimas del supuesto neoliberalismo, hay que decir que son las mismas víctimas de siempre, con cualquier sistema, bajo cualquier régimen, los pobres, aquellos compatriotas a quien todos usan pero que realmente a nadie interesa de verdad, tal como se puede entre leer en su texto, es al final del día un chantaje con el gobierno de turno, me das lo que quiero o estos pobres sufrirán aún más, esa es la idea, el resto es cuento, cuando el neoliberalismo no existía, quizás sufrían más, la pobreza era muy dura, no habían allí recursos ni esperanza, sólo discursos políticos de horas , de aquellos que nos recuerda hoy Maduro y que no sirven para nada.

Servallas

19 de Diciembre

Me inclino por la opción ultraizquierda, es simplemente la réplica chilena del “Podemos” español, similar acción pasa con las derechas, un cambio para seguir igual, el gattopardo. Respecto a las huelgas, tomas y otras acciones de fuerza, concuerdo con Ud., sufren los más pobres, pero de eso se trata el juego, algo así como : me das lo que quiero o estos usuarios nuestros, los más pobres, sufrirán aún más, un  chantaje a los gobiernos, en algunos casos con sufrimientos extremos de esas personas humildes, todo por ” la causa”.

22 de Diciembre

Por si acaso Podemos de España no tiene absolutamente nada de ultra izquierda son unos social democratas con acceso a TIC’s y con poder mediatico x redes sociales

22 de Diciembre

O sea que la calidad de la educacion municipal que tenemos en Chile es por causa de las huelgas de los profesores? ,creo que usted no tiene la minima idea de las condiciones laborales en que en este contexto se trabaja.
En cuanto a frente amplio intentar plantearlo y demonizarlo como ultraizquierda es no entender nada tampoco.

Servallas

23 de Diciembre

Estimada, si conoce a algún militante PSOE español, pregúntele por la dirección politica de Pablo Iglesias, no se quede con sus últimos discursos, esos son para capturar votos.

23 de Diciembre

Leo el artículo y encuentro los típicos argumentos de la derecha y de las facciones neoliberales actuales. Si la situación en salud y educación es precaria, dejémosla como está, no protestemos, porque ello “afecta a los más pobres”. Sin embargo, el resultado final de dicha acción perjudica, aún más, a quienes dice defender. Esas huelgas ponen en el tapete problemas reales de la gente, si el gobierno, para hacerles frente, incrementa la inversión, los más necesitados podrán gozar de un servicio de la calidad que requieren, y no la porquería que hoy reciben y que, cabizbajos, deben aceptar como el mejor de los males. BASTA, luchemos por dignificar al ser humano, y no a ser un instrumento para que los “generosos” nos muestren sus dádivas.

Desde los 80 acepté el cambio gradual, discurso político del momento “justicia en la medida…”, etc. Pero nada ha cambiado, salvo ineptos que agarraron pider (Farcas, estás ahí?) y requerimos de cambios profundos, no seguir aceptando la injusticia porque algún día cambiará. Eso no nos sirve, ese mundo no es el que quiero legar a mis nietos, porque, esperando, dejé ya pasar el mundo de mis hijas.

Gabriel Jesús Montalba Hernández

21 de Enero

Luchar por la Verdadera DEMACRACIA para CHILE y su PUEBLO.

Ver todos
Ocultar