#Política

Evangelio o República

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El aplastante triunfo de Bolsonaro en Brasil ha vuelto a abrir un capítulo más en la autoflagelante discusión sobre el actual rol de las izquierdas e incluso del modelo de democracia liberal en sí mismo a nivel mundial. Trump, el Brexit, Orbán, Salvini, y ahora «O país mais grande do mundo».

Tras la caída de la Unión Soviética muchos vaticinaron el fin de la historia, y creímos que el mundo había llegado a un statu quo en donde el paradigma reinante estaba formado por una mezcla de democracia representativa en lo político y un sistema neoliberal de economía internacional abierta y globalizada en lo económico. De este modo, los países libres alternarían entre la derecha liberal-conservadora y la socialdemocracia light hasta el fin de los tiempos.

Pero no. Tal como en los locos años ’20, el paradigma dominante ha dejado cabos sueltos que han hecho que las masas renieguen de él. En esta oportunidad quiero abordar el caso particular de América Latina, y en específico su dimensión religiosa.


Tipos como Bolsonaro no serían tan peligrosos si detrás de ellos no hubiera organizaciones que buscan reemplazar las bases democráticas liberales por una «democracia de Dios»

Clave en el triunfo de Bolsonaro, y jugando también un rol preponderante en Costa Rica, Guatemala y Colombia (con disímiles resultados electorales), el evangelismo se ha vuelto un factor preponderante del juego electoral. Las congregaciones protestantes pentecostales han superado su tradicional atomización e inorgánica para pasar a actuar como un solo cuerpo social en pos de cumplir los objetivos de su agenda. Y es que tal como ellos achacan a sus «enemigos» una «diabólica agenda» basada en las supuestas ideología de género, lobby gay y destrucción de la familia, ellos, naturalmente, también tienen la suya.

Se trata de una agenda que, al estilo de los movimientos políticos islamistas del Medio Oriente, busca conquistar el poder civil (e incluso militar) para aplicar en la tierra las directrices de lo que ellos entienden como el Reino de Dios. Pero a diferencia de anteriores movimientos políticos de inspiración religiosa, como han sido la Democracia Cristiana o la Teología de la Liberación, el pentecostalismo desprecia abiertamente el laicismo, la separación entre Estado y Religión, y los valores ilustrados.

La agenda del pentecostalismo político es peligrosa porque reniega de las bases filosóficas que han permitido que Occidente conquiste niveles de calidad de vida, libertad, paz y progreso inéditos en la historia. Es verdad, el paradigma neoliberal aun imperante es intrínsecamente injusto, pero igualmente nefasto era el capitalismo oligárquico previo a la Segunda Guerra Mundial, que vino a ser reemplazado por fascismos que prometían ser la salvación y acabaron siendo el desastre y la auto aniquilación de los pueblos. No se trata de cambiar algo malo por otra cosa que es peor.

Tal como el pentecostalismo político define a viva voz como enemigos a la izquierda, las organizaciones LGBTI, los movimientos feministas y a los librepensadores, los demócratas de todo signo debemos declararnos enemigos de quienes propugnan la reducción de libertades individuales, la inmiscusión de la religión en la política y en el Estado, y la relativización de los derechos humanos, junto con un alarmante rechazo a la modernidad en su sentido más amplio.

Tipos como Bolsonaro no serían tan peligrosos si detrás de ellos no hubiera organizaciones que buscan reemplazar las bases democráticas liberales por una «democracia de Dios», un gobierno de elegidos que creen saber lo que es mejor para todos. En definitiva, algo que suena más parecido a los Hermanos Musulmanes que a un país latinoamericano.

No se trata de defender el injusto statu quo y buscar su perpetuación, pero si toca elegir entre Evangelio y República, la respuesta debe ser enérgica y sin medias tintas.

TAGS: #Democracia #Libertad Evangélicos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Javi-Al

05 de noviembre

Bueno, no es necesario declarase enemigo, en la práctica lo son. Lo que pasa ( desde mi enfoque), es que tal como observa y según el “Fin de la Historia” de F. Fukuyama, la izquierda se quedo muda, sin discurso, sin mundo posible, se rompió el paradigma de igualdad, de estado protector, de colectivismo activo en muchas partes, dejando sus recintos y sus espacios vacíos, y lo que vino rápidamente a ocupar esos recintos y espacios es el anarquismo, contra eso se enfrenta el “pentecostalismo” que Ud. señala, en rigor, porque no hay puntos de encuentros posible, situación que no ocurría con la vieja izquierda, por ello se trata de una cultura (la vieja cultura cristiana en su sentido más ortodoxo) enfrentada a todo tipo de excesos.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras