#Política

España y Chile: diferentes pero no tanto

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Al observar los diferentes acontecimientos políticos, sociales, económicos y culturales, a través de noticieros, prensa escrita, redes sociales y otros medios de información, tendemos naturalmente a menospreciar lo que tenemos llegando a exclamar: “en otros países esto no sucede!”. Nos autoflagelamos tildando a nuestro país como el lugar más horrible del mundo para vivir. Pues bien, aquella sensación no es para nada una sorpresa. Efectivamente, nuestro país se encuentra varios peldaños más abajo que los países desarrollados. Esto queda de manifiesto con un simple examen comparativo que busque medir el acceso a servicios básicos como transporte, educación, salud, vivienda, pensiones, espacios públicos, etc.


Lo cierto es que la presencia de Chile en el “selecto” grupo de la OCDE es cada vez más inverosímil para muchos. En el fondo, y como muchas de las cosas en nuestro país, no somos “ni chicha ni limoná”. Estamos en un espacio intermedio entre los miembros y los no-miembros de la OCDE.

Es tal la asimetría al comparar nuestro país que, luego de hacerlo, nos invade un profundo sentimiento de pesar, que en ocasiones llega a transformarse derechamente en pena. Al mirar el vaso medio lleno, pese a la clara deuda impaga en esta materia, nuestro país de todas maneras ha logrado dar pasos importantes en lo que respecta a dichos servicios, siempre y cuando se le compare con países de la región. No obstante este optimismo parece ser conformismo, lo cierto es que la presencia de Chile en el “selecto” grupo de la OCDE es cada vez más inverosímil para muchos. En el fondo, y como muchas de las cosas en nuestro país, no somos “ni chicha ni limoná”. Estamos en un espacio intermedio entre los miembros y los no-miembros de la OCDE.

No obstante este escenario poco auspicioso, a mi modesto juicio, existe algo de lo que podemos estar orgullosos al compararnos con un país como España. Pese a la crisis que le aqueja desde hace ya algunos años, es un país miembro de la Unión Europea, la OTAN y la OCDE, ostenta el puesto 26º en el Ranking de IDH elaborado por Naciones Unidas y su alfabetización alcanza un 97,7% (según la Central Intelligence Agency (CIA)). Cualquiera podría pensar que estos atributos le son suficientes para marcar una diferencia significativa con esta parte del mundo en lo que respecta a la existencia de servicios básicos (más arriba mencionados), desarrollo cultural y social, pero por sobre todo, diferencias en el ámbito cívico y político. Sin embargo, es justamente aquí donde las diferencias entre ambos parecen desaparecer.

España vive hoy un complejo escenario debido a su imposibilidad de lograr gobierno. Los debates se han centrado en los históricos Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) los cuales no han podido pactar como en otras ocasiones. Sin embargo, la irrupción de Unidos Podemos, como tercera gran fuerza electoral ha significado una serie de reacciones destempladas, paranoicas y esquizofrénicas de la derecha española. Motivadas en parte por el temor a que la adhesión popular de este partido escale a niveles que amenacen su actual seguridad. Esto no justifica el hecho de que, sin ningún rigor conceptual, se ataca a Pablo Iglesias acusándolo de querer hacer de España una nueva Venezuela. Para ellos se trataría de un “bolivariano, demagogo, revolucionario, marxista, comunista, terrorista, anti-sistema y populista”. Esta capacidad y claridad teórica de la derecha española (que varios quisiéramos tener) motiva una interrogante que me atrevo yo mismo a contestar: ¿Nuestra derecha es decadente? ¡Sí, y vaya que lo es!

Pero para la salud de nuestra autoestima social, las de otras latitudes son igual o más decadentes que la nuestra. En otras palabras: si bien es cierto que en Chile tenemos un fiasco de derecha, que sale a la luz pública permanentemente por sus discursos de doble moral, el espectáculo que a diario da la derecha española con sus rabietas y pataletas a través de los medios, nos invita a que nos sintamos honrados, bendecidos y muy orgullosos de la derecha vanguardista que tenemos.

TAGS: #Derecha España OCDE

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
solopol

08 de Septiembre

Lo que pasa es que el chileno y el latinoamericano cree que en Europa no existen seres humanos. El chileno tiene la tendencia en particular de creer que en ciertos paises la gente no se equivoca, no comete errores, no ocurren accidentes. Por ejemplo esto del puente cau cau lo mostro un programa norteamericano que precisamente muestra errores. No puedes hacer un programa sobre errores con solo 1 error. El programa esta habituado y muestra todo el tiempo colapsos en edificios gringos, europeos y japoneses. Esta es una realidad tan evidente que la literatura la recoge. Cualquier obra literaria esta llena de personajes que cometen infidelidades, son alcoholicos, cometen desfalcos, y tienen distintos tipos de defectos. No digo que sea bueno, pero ocurre, porque no podria haber literatura sin vida. El chileno y chilena lo que parece hacer es negar la vida misma, es como que concibe al mundo como una secta donde no hay personas sino robots, y los robots no tienen experiencias ni nada interesante que se pueda escribir. Incluso la gente que quiere reformar o cambiar la sociedad parece querer una sociedad tan perfecta que no haya espacio para las personas, y eso es de una tremenda violencia psicologica. Los chilenos somos un pueblo de una violencia psicologica tremenda.

Julieta Pre

09 de Septiembre

La verdad es que las estrategias políticas corruptas se han globalizado . No se trata sólo de que en España haya políticos peores que en Chile (ya que en ambos países hay “pasteles”) , las diferencias se dan, principalmente, en el alcance que tiene el poder político: en España no se habla de políticos que se apropian del agua, por ejemplo, porque el agua no está privatizada, o no se saca una ley de pesca corrupta que impida a la pequeña pesca sacar cuotas decentes ni que grandes empresarios depreden el mar de forma salvaje, porque no existen 7 familias que compren a senadores ni diputados, tampoco hay tanto jaleo porque la educación sea pública, porque llevan años con ello (y las relaciones entre las personas es más horizontal, en parte, por eso) ¿Similitud? La derecha se afana en privatizarla , como también la salud y en Chile, también siguen defendiendo las privatizaciones a capa y espada. Aparte de lo mencionado, que son diferencias de forma ( partidos socialistas, ciudadanos, partidos populares hay en las dos orillas), lamentablemente para nosotros, en Chile se ha privatizado hasta el alma y las cadenas con que esclavizan a la gente en el Congreso son más dolorosas. Cuando exista una Constitución pensada en la ciudadanía y no en la oligarquía podremos (ojalá) tener en su lugar a gente que no se sienta dueña del país y servirse de él, sino al revés, servidores públicos que sepan que su cancha está rallada y que se deben a la ciudadanía que es quien les paga.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática

El balance de este esfuerzo por llevar a la práctica el proyecto social de un buen vivir demuestra las complejidades que implica, y expone las fuerzas sociales opuestas que enfrenta.
+VER MÁS
#Política

El Yasuni: una política concreta de aplicación del buen vivir

La derecha tiene el derecho a desmarcarse del fascismo, pero no tiene derecho a mentir con un desprecio absoluto por la historia,
+VER MÁS
#Política

La mentira que difunde la derecha en redes sociales

La apelación a la tradición ("ad antiquitatem") es una tradicional falacia lógica. El que algo se haya venido practicando desde tiempos pasados, no permite concluir por sí solo que haya contad ...
+VER MÁS
#Política

Tradición de crueldad

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Es un generalizado negacionismo cultural de la otredad, lo distinto, lo ajeno, lo que desagrada o molesta.
+VER MÁS
#Sociedad

Bloqueo, censura, veto o anulación