#Política

Es tiempo de profundizar nuestra democracia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Llegó la hora de enfrentar una nueva elección presidencial en Chile, en un balotaje que al parecer se juega absolutamente todo, estamos frente a un “abismo” este 19 de diciembre, con la amenaza según algunos, de transformarnos en Cuba o Venezuela actual o volver al pinochetismo más radical.

Resulta complejo escuchar estos discursos que son transversales entre ciudadanos y amigos, no logramos salir de la caverna de Platón, que solo refleja  cero confianza en nuestra democracia construida arduamente desde 1990, en que hemos avanzado paso a paso en obtener más derechos y justicia social, que falta mucho por hacer, por supuesto, los niveles de desigualdad son un atentado a la convivencia del país, (nuevo estudio del economista Ignacio Flores confirman que el 1% de los chilenos se adjudica el 30% del PIB y el 10% más del 60% del PIB) la corrupción que se desató en todos los espacios de poder. Las instituciones o superintendencias debilitadas al máximo nivel, la Contraloría no puede con tantas denuncias (como los casos de corrupción en los municipios). Los partidos políticos tradicionales que olvidaron a sus ciudadanos y electores hace bastante tiempo, por eso no figuran en esta vuelta presidencial, los niveles de delincuencia y narcotráfico llegando a limites   preocupantes, como todo nuestro sistema de protección, ya sea Carabineros, FF.AA. PDI y un sistema judicial tremendamente desprestigiado.


Resulta complejo escuchar estos discursos que son transversales entre ciudadanos y amigos, no logramos salir de la caverna de Platón, que solo refleja cero confianza en nuestra democracia construida arduamente desde 1990

Frente a esta realidad se puede inferir el por qué, más de la mitad del país no ha participado en las últimas elecciones, que suman más de siete millones de chilenos, que parece no preocupar al establishment político y  a expertos en el área, sociólogos, antropólogos donde están,  ni hablar del gobierno de turno con una pésima gestión, indolente y descomprometido, lo único que les preocupa son las vacunas en este cuadro pandémico, que ha sido un acierto y el crecimiento económico,   pero la desidia  en muchos  temas antes mencionados, raya en la sospecha fundada.

No existe estudio ni motivación alguna en el gobierno, como campañas o publicidad en los medios para incentivar el voto, entre otras incertidumbres que mantiene el ciudadano común: ¿Quién quemo el metro? ¿Todos vimos los saqueos en transmisión directa en la TV y la policía no hacía nada en octubre de 2021? En la Araucanía que se encuentra militarizada y en Estado de Excepción, ¿nunca se ha detenido a nadie entre tanto atentado e incendios? Tanta tecnología y los narcos se pasean libremente por todas las comunas del país. Probablemente no todos tienen la información, pero Piñera ha dejado pasar ilegalmente cuatro veces más migrantes que en el gobierno de Bachelet.

Nuestro país se encuentra por primera vez en un proceso de escribir una nueva Constitución democrática, paritaria y con la participación de nuestros pueblos originarios, que nos muestra un camino distinto y esperanzador. Donde no cabe la campaña del terror vigente. Recientemente se aprobó el matrimonio igualitario, otro avance en nuestros derechos (solo 31 países en el mundo), todos esperamos seguir avanzando en los cambios sociales y políticos que permitan consolidar nuestra democracia y avanzar en mejorar la distribución de nuestra riqueza.

Por eso no hay que dejarse engañar, el país demanda mejoras concretas, no puede ser que la mitad de los chilenos gane menos de 500 mil pesos, tantos compatriotas sin casa, en campamentos, en tomas ilegales, y ahora se ha incrementado la gente viviendo en carpas en calles y parques, la desigualdad en educación, una para ricos y otra para pobres, ya sea particular subvencionada o municipal. (Los egresados de nueve colegios de elite del sector oriente de Santiago, el 0,5% de los estudiantes, copan el 53% de los altos puestos directivos de las empresas del país. D. Matamala, “Distancia Social”, citando a S. Zimmerman), cuatro de 10 escuelas rurales no cuentan con agua potable en pleno siglo XXI. Otro derecho por corregir es la salud, las ISAPRES con ganancias millonarias y la pobreza de nuestros servicios públicos sigue siendo precaria, listas de esperas interminables, por ello es urgente una mayor inversión y las especialidades médicas distribuidas según la realidad regional. Para que mencionar las AFPs, un negocio redondo, que en los últimos tres trimestres tienen utilidades que alcanzan los $283.000.000.000 millones de pesos (Fundación Sol), mientras que los cotizantes pierden millones por los resultados negativos en sus fondos.

Nos enfrentamos a un fenómeno extraño, en un territorio que al parecer conviven varios Chiles. En primer lugar, uno que dejó de participar de las elecciones, a partir del voto voluntario, promedio 50%, por distintas razones no vota; según Juan Pablo Luna, “los PP tradicionales …han contribuido a desmovilizar durante décadas al pueblo de centro y popular. Es una ciudadanía compleja, contradictoria, profundamente segmentada y fragmentada en sus preferencias. Es una ciudadanía quebrada en sus lógicas de acción colectiva, individualista, desorganizada, desapegada, no militante. El centro es lo que el modelo y sus impulsores destruyeron y desarticularon. Es por esa razón que la polarización a la que hoy asistimos en el mundo político tiene causas más estructurales que contingentes. Es decir, la polarización no resulta de la irrupción de liderazgos radicales, sino que es resultado y reacción a las pifias hasta hace poco ocultas del sistema político tradicional. Y esa polarización a la que asistimos en la campaña no se condice con la polarización a nivel social. La gente está tostada, pero no polarizada”, y por eso no vota. También existen otros grupos, menos significativo, de ultras de izquierda y anarcos con su lema “Yo no voto, me organizo”, asiduos a la Plaza de la Dignidad, a lo menos, todos los viernes.

Surge otro Chile, llamado del Rechazo, a una nueva constitución, plenos de privilegios, que en estos últimos decenios se han transformado en zonas hiper desarrolladas, como las conocidas tres comunas de la zona oriente de la RM, que votan masivamente en todas las elecciones, y votan como un mantra por la derecha tradicional y últimamente por la ultraderecha. Ellos cuidan sus privilegios, frente a cualquier proyecto de ley o cambio que se vean amenazados, es una tragedia y lo pueden expresar libremente a través de los medios de comunicación que tienen a su disposición, han ido profundizando el anticomunismo en la sociedad desde el año 90, ante cualquier cambio progresista significará para ellos el comunismo y la destrucción del país. Tampoco les llama la atención que su candidato diga lo siguiente: “Conozco a Miguel Krassnoff y viéndolo no creo todas las cosas que se dicen de él” o “Creo que lo de Nicaragua refleja plenamente lo que en Chile no ocurrió con Pinochet, que frente a elecciones democráticas no se encerró a los opositores políticos”.

El candidato de derecha tiene un acumulado de frases desafortunadas y mentiras ya conocidas por todos, validando la dictadura y personajes siniestros de la época, pero también tiene su audiencia en sectores rurales y populares, con su discursos de rechazo a la delincuencia, narcotráfico y en especial a los migrantes, que da para un estudio, porque su sector triunfa en casi todas las comunas de la Araucanía e incluso el único gobernador de derecha del país es de esa región (muchos mapuches no votan).  El reflejo de un Chile sin pedagogía política, machista, que le dio una votación importante a un candidato que nunca pisó el país, que no paga su deuda de pensión alimenticia y hace negocios con ingresos electorales, quizás ahí tenemos los resultados de la falta de educación ciudadana en los colegios del país.

La deriva autoritaria es real, el candidato de la ultraderecha que rápidamente modificó su programa, por las críticas respecto a eliminar el Ministerio de la Mujer y lo de bajar impuestos, entre otras, por eso el sentido común, la simple lógica, nos dice hoy que el candidato de la izquierda es la única opción que puede enfrentar el futuro próximo, con tantas demandas y pandemia mediante, nuestra obligación es salir a votar, especialmente los jóvenes.  El país no merece un retroceso en las conquistas de derechos sociales y comunitarios que ha conseguido después de la dictadura. Hemos avanzado y se puede ir más allá, debemos apoyar la Convención Constitucional, como una institución que dará garantías a Chile, es una oportunidad para avanzar hacia una sociedad más amable, con libertades para el individuo, recuperar la ética y movernos en un espacio seguro.   Es imperativo recuperar valores perdidos como el respeto y la dignidad y el camino es a través de la educación ciudadana desde la escuela, debe ser nuestro horizonte insoslayable y como dijo en una reciente entrevista de Paula Escobar; el sociólogo danés, Gøsta Esping-Andersen y gran teórico del Estado de Bienestar Nórdico: “Si Escandinavia pudo permitírselo en los 50-60, con PIB menor a Chile, entonces  vuestro país puede dar hoy ese gran salto”, así es amigos/as podemos dar ese salto y vivir mejor, por eso voto sin ninguna duda, por Gabriel Boric.

 

TAGS: #ChileActual #Democracia #Elecciones2021 #Participación #Presidenciales2021

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de Diciembre

¿Cómo aseguras que la sociedad será más amable?

¿Qué libertades consideras que los individuos no tienen?

¿Se te ha perdido la ética, que necesitas recuperarla?

¿Cómo aseguras que el espacio será seguro?

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas