#Política

Encuesta CEP. Política v/s Políticos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El oráculo develó la verdad. Así de categórica es para muchos la información proporcionada por las encuestas del Centro de Estudios Públicos (CEP) que, cada cuatro meses, logra generar bastante ruido en el mundo político y en los medios de comunicación. Esto, porque sus resultados no siempre han dejado satisfechos a todos los sectores y “rostros” que se pelean por “representar” al pueblo.

En su última entrega, el pasado 27 de noviembre, hay algunos datos que me inquietan y representan síntomas que me permiten construir ciertas interpretaciones que considero esencialmente preocupantes al ser una “fotografía” o, como a varios les gusta decir, “termómetro” de la visión de nuestra ciudadanía en un lapso de tiempo determinado y cruzado por múltiples acontecimientos propios de la coyuntura nacional.


Ante la pregunta “¿Cuán interesado diría usted que está en la política?” el 53% de las preferencias se inclina por la opción “Nada interesado”, y un magro 30% responde “Algo interesado”

En la primera parte de la encuesta, en la sección llamada “Percepción económica, visión del país y principales problemas”, los entrevistados-1.432 personas- respondieron a la pregunta “¿Cuáles son los tres problemas a los que debería dedicar el mayor esfuerzo en solucionar el Gobierno?”. “Educación”, con un 50% de las preferencias, es la cuestión que el gobierno debe atender con mayor urgencia, según los encuestados, seguida de “Delincuencia”, con 48% y “Salud”, con 45%.

Probablemente una cantidad importante de lectores comparten estos resultados. Es evidente también la trascendencia de la educación en la incidencia concreta de los otros problemas, porque sí existe una concatenación real que, con seguridad, podríamos vincular directamente al buen desarrollo de ella como factor productor de bienestar que, ineludiblemente, cubrirá las necesidades antes descritas (Soluciones siempre a título individual, eso sí, y no colectivo derivadas de una mejor calidad en educación). Sin embargo, es impactante constatar que el problema “Desigualdad”  es destacado por apenas el 11% del universo encuestado. Si la educación es vital, la desigualdad es la madre de nuestros conflictos como sociedad. Podría extenderme varias líneas en este punto, pero para ser breve y dar algunas justificaciones a esta observación, bastaría decir que estamos en presencia de un grave problema de jerarquización de prioridades. Básicamente, según nuestra realidad país, si naciste en la Pintana-sólo por citar una zona bastante estigmatizada e ilustrativa del argumento- la educación, así como cualquier proceso social en el que te desenvuelvas, será una consecuencia de todas las variables que inciden en esa comuna. Entonces, lamentablemente, somos hijos de un enorme contexto en el que la desigualdad es omnipresente.

Otro elemento preocupante, aunque entendible, de esta muestra es el poco aprecio de la ciudadanía hacia la actividad política. ¡Pero cuidado! No vamos a aplaudir a diputados ni a  senadores, ni mucho menos a ministros y ni siquiera a nuestra Presidenta, sino más bien vamos a poner el acento en el concepto ciudadano de la cosa pública. Nuevamente, una gran cantidad de lectores puede considerar obvio este manifiesto -y cotidiano- desencanto en la política por parte de la opinión pública. Sólo basta citar infortunados episodios como el “Pentagate” o el reajuste del 6% en las remuneraciones del sector público (incluyendo senadores y diputados) para compartir esta desazón. Yo también la comparto. No obstante, la política, aunque no sea una afirmación popular, es necesaria. Si queremos mantener y mejorar nuestra democracia representativa y participativa, la conducción política de las naciones es capital. No existen movimientos sociales ni ciudadanos que puedan sustentarse y conducir solos un país. Y si  así fuere, pues bien, se transformarían, inevitablemente, en un movimiento político articulado, escindido y vertical o en partidos (si efectivamente pretendieran abarcar el grueso del territorio nacional). Sin embargo, ante la pregunta “¿Cuán interesado diría usted que está en la política?” el  53% de las preferencias se inclina por la opción “Nada interesado”, y un magro 30% responde “Algo interesado”. Esto marca, además, una gruesa contradicción si es que, antes, pedimos o localizamos ciertas prioridades sociales, independiente de su jerarquía, con la tácita intención de que “alguien” las viabilice. ¿Quiénes? Es una interrogante válida. Por ese motivo aquí se produce una clara confusión respecto de la aceptable decepción (expresada en la baja aprobación para la Nueva Mayoría 24% y el 37% de rechazo; mismo caso el de la Alianza, 16% la aprueba y el 44% la desaprueba) de la población ante los conductores políticos por todos los aspectos ampliamente conocidos, pero otra cosa es la nula valoración de la actividad como un vehículo más complejo y grande, con una mecánica independiente y necesaria. La diferencia está en su conducción.

Los anteriores son sólo algunos síntomas relevantes que denotan una “enfermedad” que se viraliza, crece y nos empobrece como ciudadanos.

TAGS: Encuesta CEP Politicos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Las comunidades siempre, durante toda la historia, han querido más libertad y democracia, no representación ni seguridad, de esas ya se ha tenido demasiada y todavía recuerdan en carne propia cómo se c ...
+VER MÁS
#Política

Alianza Empresa y Estado: Historia de la represión en Chile

Robespierre tenía su lugar en la Revolución y es imposible apartarlo de ella. Y si; fue duro de lenguaje, pero entendamos, no solo se luchaba contra la nobleza, que a mi modo de ver fue los mas fácil.
+VER MÁS
#Cultura

Rescatando al ciudadano Robespierre

Desde su llegada a la política, el frente amplio tiene más desaciertos que aciertos en sus 2 años y medio de existencia como coalición.
+VER MÁS
#Política

Los errores del Frente Amplio

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos