#Política

Eligiendo líderes: bienvenid@s tod@s

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En estos días hemos escuchado a algunos opinólogos disfrazados de chamanes políticos que le quieren entregar un certificado de defunción a la Presidenta Michelle Bachelet a espaldas de la gente y, sobre todo en la línea contraria a lo que piensa la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Con la absurda pretensión de manipular los acontecimientos del futuro, estos sepultureros tienen la fantasía de que aún pueden influir en sus cada vez más pequeños círculos. Para ello, cuentan con la ayuda de algunos medios de comunicación que les dan cobertura para agitar conflictos o diferencias en la oposición.

El tema de fondo es cómo se articula una oposición que sea capaz de ofrecer a Chile un proyecto que recoja lo mejor de los gobiernos de la Concertación y rectifique los errores cometidos en estos 20 años, que son muchos.

Es evidente que la Concertación hoy no representa a la mayoría social que se necesita para recuperar el gobierno en manos de la derecha. Por tanto, es de sentido común que la coalición amplíe su arco de influencia hacia el centro y hacia la izquierda.

Sin abdicar de valores y principios rectores, se debe concordar en una alianza política, amplia en su composición, velando por la consistencia de los partidos que la compongan y el rol que deben ocupar dentro de la sociedad. Todo ello, en una diversidad que sea capaz de rescatar las coincidencias por sobre las diferencias.

Ningún partido, por sí mismo, es capaz de imponer a la sociedad su proyecto particular. Los partidos que no quieran un país gobernado por la derecha con sus visiones conservadores, individualistas, integristas, autoritarias y discriminadoras, tienen la obligación de ponerse de acuerdo. Todos y cada uno se necesitan para ofrecer a los chilenos un futuro mejor. 

Una vez puestos de acuerdo, concordado un proyecto común realista, recuperada la consecuencia política -tan escasa en los últimos tiempos- no cabe más que dar muestra ante la gente de consistencia entre discurso y acción.

Cumplidas estas etapas previas y necesarias, que vengan todos los líderes posibles a competir para ser abanderados de esta nueva coalición. Bienvenidos todos, el liderazgo no se concede, se gana en la lucha, con trabajo y más trabajo.

La renovación no es un asunto de edad, menos en la política, como está majaderamente demostrado. La verdadera renovación, el cambio con responsabilidad, la ética en la práctica política está en la formación de colectivos con vocación y capacidad de ejercer el poder para los ciudadanos y no para beneficio personal o de grupos. 

Todas las coaliciones han enfrentado siempre la competencia por la primera magistratura de la nación con quien está mejor posicionado en el electorado. Desde luego, nadie compite con el segundo.

Esta vez no será diferente. La oposición debe ofrecer a la ciudadanía alternativas que se ganen la simpatía ciudadana en la calle, la población, las organizaciones sociales, culturales y políticas, no en las oficinas, los comandos o los salones de la clase política.

Dicho esto: bienvenida la reconocida, aceptada y querida Michelle Bachelet sin competencia hasta el momento; bienvenido el liderazgo maduro de Ricardo Lagos; bienvenidas las aspiraciones de José Antonio Gómez, Carolina Toha, Claudio Orrego, Osvaldo Andrade, Guido Girardi y todas aquellas y aquellos que tengan ganas, ambición, fuerza, empatía, templanza, mesura, madures, consecuencia, historia, visión, claridad, audacia, consistencia y vocación de poder.

Los que van a elegir al abanderado de la oposición, finalmente, no serán estos políticos desfasados, ni las cúpulas clasistas, sino el pueblo, la gente.
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?