#Política

El verdadero ideologismo impracticable

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En el intenso debate que se lleva por estos meses en torno al intento de reforma educacional, observamos conversaciones de todo tipo, incluidas las sociales, tecnócratas, e incluso algunas de corte político.

A raíz de la carta al director emitida el día de ayer en el diario El Mercurio, escrita por Hernán Herrera presidente de la CONACEP “Ideologismo impracticable”, es que quisiera proponer algunos elementos para profundizar en la discusión sobre lo político propiamente tal.

En primer lugar, señalar uno de los puntos que considero más confusos para cualquier ciudadano que quiera entender acerca de que se tratan las acaloradas discusiones mediáticas llevadas a cabo.

Uno de los temas es, específicamente, cuál es el espacio que le cabe al privado con el advenimiento del fin al lucro en la educación. Se supone que el fin al lucro significa que ningún empresario del sector educación debería poder volver a “ganar dinero” a través de las prestaciones educacionales.

La lógica nos dice que si asumimos la primera premisa, esto debería ser extensible a cualquier tipo de prestación asociada. Es decir, si usted desea aportar a la educación de niños y jóvenes chilenos, llevando en sus hombros una institución educacional, entonces debe hacerlo desde la regulación legal y económica que asegure el uso de cada peso en la gestión y prestación de la educación.

El muñequeo de los sostenedores, o sea aquellos que tienen negocios, y por lo tanto, mucho dinero en juego, es no querer, por supuesto, que esto suceda y seguir utilizando las prestaciones alternativas para hacer dinero (por ejemplo arrendar sus instalaciones) o al menos, que se les devuelva la onerosa inversión que han realizado desde el día que, con todas sus facultades mentales y sus grandes habilidades para los negocios, deciden voluntariamente ingresar a este “mal habido mercado”.

Lo que parece incomprensible es que algunos sostenedores, grupos de sostenedores y corporaciones educacionales insistan en que el Estado debe hacerse cargo de los riesgos de la inversión que como ya señalé, voluntariamente y en uso de todas sus capacidades mentales optaron por adquirir involucrándose en el negocio educacional que nos legaron entre la dictadura de los 80 y el conservacionismo de los últimos 20 años.

Que se entienda bien, nos es que se esté a echando los empresarios a la calle, sino que ellos están decidiendo no participar de las nuevas reglas del juego en educación porque no les interesa contribuir al bien común si no pueden sacar réditos económicos en el ejercicio, es así de claro.

Si el Estado garantiza la gratuidad de la educación a través de la Ley, las reglas del juego cambian, es verdad. Por lo tanto, será opción de cada privado decidir si desea participar con ellas o no.

¿Es legítimo cambiar las reglas del juego? Por supuesto que sí, siempre que estas representen el consenso social manifiesto a través del ejercicio de la democracia.

En segundo lugar, y en razón de lo anterior, parece comprensible que el gobierno actual intente implementar los cambios de manera gradual, negociando y tratando de evitar la ingobernabilidad del sector.

A partir de ello se comprende su afán por la desvinculación progresiva de los sostenedores privados y su interés por buscarles ese espacio que parece no existir bajo esta nueva lógica (la de no al lucro).

De todas maneras, el énfasis para la compra o mantenimiento de establecimientos educacionales debiese centrarse en la necesidad que de ellos se tenga y no en salvar el patrimonio de aquellos que ya no quieren ser sostenedores porque no van a poder ganar dinero.

Que se entienda bien, nos es que se esté a echando los empresarios a la calle, sino que ellos están decidiendo no participar de las nuevas reglas del juego en educación porque no les interesa contribuir al bien común si no pueden sacar réditos económicos en el ejercicio, es así de claro.

Por el contrario, el gobierno debe centrar sus preocupaciones en asegurar que a partir de este cambio paradigmático existan los insumos suficientes para sus sostenibilidad.

En otras palabras, asegurarse de que nuestros niños tengan la infraestructura suficiente para ser educados como se merece.

En razón de estos dos puntos, parece ser que el verdadero ideologismo impracticable es otro.

Por un lado, seguir defendiendo alguna manera de lucrar con la educación haciendo caso omiso a la nueva voluntad general, y por otro, seguir centrando la discusión en la defensa de intereses económicos individuales cuando lo que se requiere es definir las bases sobre las que queremos educar a nuestros niños hacia el futuro.

TAGS: #Reforma Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pablo Bustamante

05 de septiembre

No se que tan «Voluntad General» sea ya que en la ultima Adimark a la Reforma educacional no le fue muy bien que digamos, por otro lado no todos los sostenedores pueden elegir dadas las circunstancias que expone la reforma

¿Puede un sostenedor que arrienda el inmueble mantenerse con subvención del Estado?
¿Puede un sostenedor que aun paga el terreno donde tiene emplazado el establecimiento mantenerse con subvención del Estado?
¿Puede un sostenedor decidir invertir los dineros de la subvención en otro aspecto educativo, tales como compras de libros para los alumnos, salones audiovisuales, etc. ?

Si me dices que si a esas preguntas es pk no haz leído el Proyecto de Ley, queda clarito ahí que cosas pueden o no pueden hacer los sostenedores y esta ley limita mucho mas su acción, así como su participación de estas nuevas reglas.

08 de septiembre

Estimado:

Te agradezco tu respuesta ya que, como mencioné al comienzo, falta debate sobre este tema.
En respecto de lo primero que señalas, y concediendote que el barómetro que citas es una buena herramienta para nuestra discusión, cabe considerar que este ha preguntado sobre las REFORMAS y lo que yo estoy proponiendo aquí, es un concenso amplio en cuanto a la educación como un derecho y no como un bien de consumo.
El tema de debate que he planteado se refiere a este punto, otro muy distante es la «calidad» de las reformas planteadas y su ajuste a esta nueva manera de entender la educación.
Respecto a tus preguntas de mas abajo, como ya señalé, las reglas del juego están en proceso de cambio y eso implica por supuesto ajustes y variaciones, las cuales aún no están sancionadas.
En el ámbito de decisiones que tu planteas, por supuesto que según el proyecto actual de reforma no puede, y es ámbito de discusión actual (recuerda que es un proyecto y que está en discusión).
De todas formas, lo que planteo no se encuentra a ese nivel de análisis.
El asunto es comprender que la nueva cancha se enmarca en una nueva consutrcción conceptual y valórica, y por ello, las lógicas precedentes dejan de tener validez (he allí el análisis que planteo).
Es en relación al «Ideologismo impracticable» de Hernán Herrera que planteo que no se pude seguir pensando desde el mercado, algo que ya no se quiere parte del mercado.

Gracias por el comentario.

Saludos!

jose-luis-silva

05 de septiembre

Si a usted le imponen que desde ahora para mantener su consulta de psicólogo debe contar con un cuantioso equipamiento adicional, pagar mucho mas de los impuestos de los que ya paga, pagar nuevos impuestos adicionales por cada persona que atiende, por el monto de arriendo o contribuciones, por usar publicidad al poner un letrero que lo señala en el pasillo, por contratar secretaria, y sobre todo por la canallada de cobrar y pretender ganar dinero con un derecho ciudadano como el bienestar mental. Que repugnante es usted, mas encima reclama que lo están echando en lugar de adaptarse a las nuevas reglas.

Saludos

08 de septiembre

José:

Haciendo omisión de tu insulto, que creo que estaba de sobra te respondo con intensión de aclarar tus confusiones.
Justamente mi intensión con el artículo, además de generar discusión, es educativa.
Tu comparación está totalmente fuera de lugar, debido a que estás comparando una empresa con una prestación individual.
Lo que con el cambio de «paradigma» se quiere (Educación como derecho y no Bien) es que no pueda hacerse mas empresa con la Educación.
Eso quiere decir que ni un colegio, ni una universidad, ni un jardín infantil puedan cobrar lo que quieran y quedarse con un cerro de ganancias, como hoy ocurre.
Aquí lo que se quiere, es que todos los dineros que se destinen a educación se destinen al proceso de enseñanza, y que esto no grave en los bolsillos de los padres (ni en créditos como ocurre hoy).
En el plano del Psicólogo Clínico, este entrega horas de trabajo por una remuneración, igual como lo hace el ingeniero, el profesor, el carpintero y la asesora de hogar.
Adicionalmente, te sugiero que revises lo que has escrito, porque existe una serie de aseveraciones bastante lejanas de la realidad:

1.- Todos, incluyendo los Psicólogos Clínicos, trabajamos para poder vivir, y en el caso de algunos servir a los demás a través de nuestro trabajo.
Creo que confundes en tu rabia, el dilema sobre quién debería pagarle al trabajador de la Salud. Siendo la Salud un derecho Ud puede acceder a ella sin costo, puesto que el estado, con los impuestos que todos pagamos, le paga al trabajador de la salud. Hoy, existe el sistema público de salud donde el Psicólogo no le cobra a Ud. por atenderse (es gratuito señor). Si Ud. quiere ir a la consulta privada también puede hacerlo, pero esta vez el costo lo lleva Ud.
La calidad y cobertura del servicio de Salud, es otro tema por supuesto.

2.- Los Psicólogos no solo atienden en una consulta (de hecho son los menos). La mayoría trabajamos tratando de aportar en la Educación, las Organizaciones, el delito, los menores violentados, etc.

3.- En tu frase final señalaste «mas encima reclama que lo están echando en lugar de adaptarse a las nuevas reglas». No entendiste. Me refería a que los sostenedores no los estaban hechando del campo educacional sino que debían decidir si quedarse bajo estas nuevas reglas del juego.

Espero haber aportado algo.

Saludos

Jose Luis Silva Larrain

08 de septiembre

Agradezco el diálogo. Lamento lo que considera insulto, obviamente la intención era otra: lograr que usted tuviese algo de empatía con la percepción del sostenedor. Mi comparación es entre dos personas que trabajan y me parece una excusa infantil usar la personalidad jurídica que tengan para denostar a una de ellas.

También se puede esgrimir como paradigma la salud mental como un derecho y no un bien con lo que ninguna entidad sin importar la personalidad jurídica que tenga puede cobrar lo que quiere y quedarse con un carro de ganancias como hoy ocurre. No piense que no sé de lo que hablo porque tengo mas de un psicólogo en mi familia y me consta que viven harto mejor que el sostenedor del colegio subvencionado donde estudia mi hija así que no me diga que confundo mi rabia amigo mío porque tengo mas claro que nunca que al menos esta vez la dirijo bien: Usted, aún siendo profesional en un campo humanista, sabe que nunca se adaptaría con reglas que sí está dispuesto a imponer en otros. Viéndolo así comprenderá que la clase de gente como usted sí da rabia.

Si esta tan seguro de una mejor fórmula propóngala como alternativa para que matriculemos a nuestros hijo en ella. Si lo que propone es mejor, el sistema actual terminará solo en lugar de atropellar al resto. Ud. parece izquierdista porque esgrime “derechos sociales” para imponer sus ideas por atropello a la gente, no por opción. No se porque no respeta a las personas una persona con su educación.

Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La Comisión sobre los principios Constitucionales terminó su trabajo y el pleno aprobó las propuestas sobre principios constitucionales quedando listo para integrar el cuerpo del nuevo texto constitucional.
+VER MÁS
#Política

Las propuestas sobre principios constitucionales

La Comisión sobre los principios Constitucionales terminó su trabajo y el pleno aprobó las propuestas sobre principios constitucionales quedando listo para integrar el cuerpo del nuevo texto constitucional.

Se ha anticipado que sufragarán alrededor de 15 millones de personas, muchos de los cuales habitualmente no sufragan y por lo tanto, su elección no debe ser fácil de anticipar.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Ser o no ser, aprobar o rechazar una propuesta constitucional?

Se ha anticipado que sufragarán alrededor de 15 millones de personas, muchos de los cuales habitualmente no sufragan y por lo tanto, su elección no debe ser fácil de anticipar.

Es precisamente el barrio la primera línea del Apruebo, y tenemos el deber de defender nuestra Nueva Constitución, allí se escribe el nuevo relato de lo que somos como nación y hacia dónde vamos
+VER MÁS
#Política

El barrio: la primera línea del Apruebo de salida

Es precisamente el barrio la primera línea del Apruebo, y tenemos el deber de defender nuestra Nueva Constitución, allí se escribe el nuevo relato de lo que somos como nación y hacia dónde vamos

Lo que tanto soñamos sobre mejorar las condiciones de vida de las personas, hoy está más cerca; los derechos fundamentales están claramente en el corazón de la nueva constitución.
+VER MÁS
#Justicia

Una nueva Constitución se asoma mientras se vulnera la protesta

Lo que tanto soñamos sobre mejorar las condiciones de vida de las personas, hoy está más cerca; los derechos fundamentales están claramente en el corazón de la nueva constitución.

Nuevos

La Comisión sobre los principios Constitucionales terminó su trabajo y el pleno aprobó las propuestas sobre principios constitucionales quedando listo para integrar el cuerpo del nuevo texto constitucional.
+VER MÁS
#Política

Las propuestas sobre principios constitucionales

Por videollamada bajo un palo de naranja, trabajando en los surcos verá el entierro de su hijo. Rosa sabe que es sólo una más de los millones que viven el dolor de la distancia, la ausencia y el adiós
+VER MÁS
#Sociedad

El surco y el jornal

Se ha anticipado que sufragarán alrededor de 15 millones de personas, muchos de los cuales habitualmente no sufragan y por lo tanto, su elección no debe ser fácil de anticipar.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Ser o no ser, aprobar o rechazar una propuesta constitucional?

La región que podemos observar tiene alrededor de 100.000 millones de galaxias y cada una de ellas tendría, en promedio, unos 100.000 millones de estrellas y, a lo menos, un planeta por estrella, por lo t ...
+VER MÁS
#Sociedad

La importancia de saber que no estamos solos en el Universo

Popular

No y mil veces no, los profesores no están con licencia porque quieren, es porque el sistema educativo en Chile no entrega las condiciones óptimas y/o mínimas de trabajo
+VER MÁS
#Educación

Se necesita profesora, de reemplazo

Lo que el sistema y la sociedad no entienden es que las soluciones las necesitamos “ahora”, porque cada día que pasa es un día menos de apoyo al crecimiento de nuestras hijas e hijos, a desarrollar su ...
+VER MÁS
#Educación

Hagan funcionar bien sus Programas de Integración Escolar

No es un modelo perfecto, porque no existen. Tampoco resolverá todos los problemas de la noche a la mañana, pero es un camino de salida a la crisis, y probadamente exitoso en el caso de los países que lo ...
+VER MÁS
#Política

Apruebo una nueva Constitución

Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo