#Política

El triunfo de la campaña contra José Antonio Kast

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El día domingo se celebró el penúltimo comicio electoral tras el ciclo de rebelión popular iniciado en octubre del 2019 en Chile. Se trata de la segunda vuelta presidencial, que según los análisis marca la antesala del plebiscito de salida, a celebrarse durante el 2022, que afirmará o rechazará la propuesta de Nueva Carta Magna elaborada por la Convención Constitucional. El plebiscito de entrada, celebrado en octubre del 2020, resultó con una apabullante victoria del Apruebo (78%) sobre el Rechazo (22%). Esto indicaba para ciertas posiciones una flagrante crisis de la derecha chilena, pero también de la ex-Concertación, identificada con los 30 años de la pos-dictadura.

Sin embargo, la derecha nostálgica de la dictadura militar (1973-1990) logró la primera posición en los comicios de primera vuelta, celebrados en noviembre del 2021, con casi un 30% de las preferencias. Las causas de ello son y serán objeto de reflexión. Si intentáramos resumir algunas de las hipótesis más escuchadas al respecto, probablemente debamos exponer al menos tres de ellas.


Ha sido el rechazo a los enunciados xenófobos, machistas, clasistas y negacionistas de la catástrofe ambiental que pronunció el candidato de la derecha, los que impulsaron la participación electoral del mundo popular para evitar que este llegara a la Moneda

La primera sostiene que han sido los medios, en manos del gran empresariado, los que ejecutaron una campaña de desprestigio hacia la Convención y del terror ante un posible gobierno del PC-FA.

La segunda, que ante el desorden percibido desde octubre del año 2019, el deterioro de la vida y la incertidumbre del futuro, grandes porciones del electorado preferirían el orden y la restauración de lo viejo, lo cual coincide con el proyecto político de José Antonio Kast.

Pero existe una tercera que sostiene que la Convención, conducida por el FA, PC y PS ha adquirido una orientación política que dista de resolver las necesidades inmediatas y materiales del grueso de la población. El resultado ha sido la generación de un sentimiento de frustración y desconfianza hacia el proyecto político de Apruebo Dignidad, sumiendo a las masas en un estado de confusión, que ha sido parcialmente capitalizado por candidaturas como las de Franco Parisi.

Los resultados de ayer deben contrastarse con el hecho de que la suma de las candidaturas enfrentadas el domingo 19 de diciembre no alcanzaron siquiera el 60% en primera vuelta. A ello se añade el alto abstencionismo, aún circundante al 45-50%. Por ende, una serie de tareas quedan pendientes para el conjunto de organizaciones políticas, fundamentalmente en el plano de la construcción y politización de masas.

El triunfo de Gabriel Boric puede entenderse como una victoria del proyecto político de Apruebo Dignidad. Sin embargo, y considerando estos antecedentes, nos encontramos en condiciones de señalar que se trata más bien de un triunfo anti-Kast. Es decir, no ha sido la política de alianzas del PC-FA hacia la ex-Concertación. Tampoco la búsqueda de apoyos centristas en la arena internacional. Menos aún los llamados a la gradualidad que han mantenido una serie de personeros de Apruebo Dignidad en la realización de los aspectos más progresivos de su programa.

Ha sido, en lugar de todo esto, el temor al continuismo de la política anti-movimiento social de Piñera y que Kast planteaba radicalizar. Ha sido el rechazo a los enunciados xenófobos, machistas, clasistas y negacionistas de la catástrofe ambiental que pronunció el candidato de la derecha, los que impulsaron la participación electoral del mundo popular para evitar que este llegara a la Moneda. Por ende, lo que ha triunfado (parcial y distorsionadamente) es el camino de lucha y movilización trazado por las masas en las calles desde octubre del año 2019 en Chile.

Y por parcial y distorsionadamente se indica que la movilización del 2019 no logró tumbar a Piñera, expropiar a los grandes grupos económicos, ni romper con los tratados internacionales que cercenan la soberanía nacional. Por ejemplo, sobre la propiedad de los bienes comunes naturales, como el cobre, agua y litio. Tampoco la movilización logró liberar a los presos de la revuelta. Menos aún ejecutar de conjunto las políticas necesarias para conquistar ‘una vida digna’. En lugar de ello, ha sido el camino anclado a la institucionalidad vigente el que ha logrado encauzar el ‘malestar’ de los/as chilenos/as. Esto involucra que tanto el gran empresariado, como las organizaciones del capital transnacional y la llamada clase política local podrán dormir tranquilos en lo sucesivo de los cuatro años de gobierno de Gabriel Boric.

TAGS: #GabrielBoric #JoseAntonioKast #Presidenciales2021

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas