#Política

El trabajo no ha terminado: reflexiones post elecciones

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las elecciones presidenciales siempre parecen ser el punto de partida de un nuevo camino, pero lo cierto es que llevamos varios años de inflexión que seguirán su curso natural hasta encontrar el cauce que mejor lleve al desarrollo de las fuerzas emergentes de la sociedad, que claman por cambios más profundos. Donde quieren sentirse involucrados, más ciudadanos y menos clientes

Nos somos los únicos, pero es deber de todas y todos ocuparnos por los destinos de nuestro país, de la sociedad en la que vivimos, el sistema social, político y económico que nos alberga. Lo anterior parece lejano, en un Chile de individualísimos, de siutiquerismos y de eufemismos. Donde aún somos incapaces de superar divisiones para mirar hacia el futuro, al menos en los temas que son clave del desarrollo humano, con la perspectiva de buscar la felicidad en desmedro de sólo buscar la riqueza material.

Por ahora, los discursos sobre un nuevo modelo en Chile parecen utópicos, claramente la nueva política opta por el dato duro, por la supremacía de lo presente antes que proyectar una visión de cambio y transformación. Pues nos pasamos mirando a otros, para copiar o adaptarlo a nuestro entorno. Un país ya tan permeado de identidades confusas que no sabe quién es, quién fue y por mucho menos no sabe quién quiere ser.

Las elecciones presidenciales siempre parecen ser el punto de partida de un nuevo camino, pero lo cierto es que llevamos varios años de inflexión que seguirán su curso natural hasta encontrar el cauce que mejor lleve al desarrollo de las fuerzas emergentes de la sociedad, que claman por cambios más profundos. Donde quieren sentirse involucrados, más ciudadanos y menos clientes. Dicho escenario llegará tal vez, pero tardará, y eso lo saben bien los pragmáticos que con buen diagnóstico ven como el chileno medio está más preocupado de comprar un juguete para la navidad que ir a votar a quien debe gobernar su país.

No extraña el desinterés, pero tampoco sorprende lo lento que avanzan los cambios. Sin embargo seguimos teniendo tareas pendientes, porque el proceso consiste en acciones continuas hacia un objetivo. Todavía nos queda mucho por delante, y quienes hemos tomado una decisión electoral tenemos aún más responsabilidad, pues debemos hacernos cargo del voto y honrarlo con coherencia y sabiduría.

Nuestro país requiere de un profundo compromiso por reeducarnos, de volver a decirnos que somos capaces, y que el quiebre del status quo no es fácil, lleva tiempo y aún más necesita de sacrificios impensados. No podemos renunciar ahora, debemos salir a convencer, pero por sobre todo a movilizar.

No basta sólo los cambios gubernamentales, se requiere de impulsar un cambio cultural, convirtiendo el malestar en alternativa. Procurando hacer de las mayoría políticas, mayorías electorales. Si tarda, no importa, porque hemos estado durante tantos años convencidos de que lo que tenemos es bueno, que avanzar lento no tiene mayor preocupación. Lo importante es no detenerse.

Nada cambiará mañana mismo, todo tiene su justo tiempo, pero para que esas transformaciones lleguen, debemos ser capaces de desprendernos de intereses mezquinos y cortoplacistas, para construir una alternativa que convenza para provocar los saltos evolutivos del  sistema social chileno.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carolina Pinilla

21 de Diciembre

Me encantaría que existieran más personas dispuestas a generar un cambio. Que por fin la ciudadanía se empodere y se de cuenta que está bien quejarse frente al televisor (es el primer paso), pero que es mucho mejor salir a las calles a exigir a nuestros representantes, esos a los que gracias a nuestro voto están en una posición privilegiada, esos cambios que nos permitirán vivir en un país más justo. Ese país con el que tanto soñamos, pero que tan pocos estan dispuestos a trabajar en ello.
Excelente tu comentario.

Jose

23 de Diciembre

Error. No es un pais que no sabe quien es. es un pais que no quiere reconocer quien es. Pero si mira al resto del mundo, se dá cuenta de quienes somos: somos el pais modelo para el mundo de hoy, ese modelo que en Chile todos dicen no querer pero lo apoyan, y consolidan todos los dias en su actuar. El modelo que todos dicen detestar pero nadie quiere renunciar a lo que el modelo le dá, todos reclaman por las grandes diferencias en los ingresos pero nadie quiere que su bolsillo renuncie al creciemiento que provoca esta diferencia. Eso somos señor, hipocritas, de la boca para afuera decimos que detestamos algo mientras lo veneramos en el actuar.

Saludos

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El costo asociado al consumo de carne animal es inmenso y es un valor que no va incluido en su precio y que hoy pagamos con el cambio climático.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Con sobrepoblación, consumir carne es un lujo demasiado costoso

El carabinero acusado del crimen del comunero Catrillanca ya no se presenta como Batman, ufano, adrenalínico y seguro como se le veía en aquel video de celular en plena detención. Ya no es el Caballero d ...
+VER MÁS
#Política

El desinformante

Solo me cabe certificarlo, Brasil es gobernado por un individuo ignorante y vulgar. Nada de la complejidad de la vida y de las problemáticas que enfrenta el mundo y su patria es del interés del actual pre ...
+VER MÁS
#Internacional

Bolsonaro y la irrupción del fascismo escatológico

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11