#Política

El terremoto del absurdo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si hubiera votado por el actual presidente, estaría muy preocupado.
 
No lo hice, pero estoy igualmente preocupado.
 
Hubiera preferido que el gobierno se instalase, hiciese lo que se propuso hacer, mostrase su verdadero carácter y, a su término, permitiese el libre cotejo de ideas con el otro referente, llámese como se llame.
 
O sea, en breve, la democracia.
 
Y que nosotros estuviésemos dedicados a la alternativa, a la oposición positiva, clara nítida, propositiva y alternativa.
 
En cambio, estamos dedicados casi mórbidamente a contemplar el espectáculo que se despliega frente a nuestros ojos: Un concierto para desatino solista, coro y orquesta.
Este concierto ha sido extremadamente creativo, en lo externo. Hasta simpático a veces, entre los Robinsones, los Parras insepultos, los fenómenos telúricos de letras cambiadas, los árboles sagrados, las inscripciones en libros de visitas, über Alles.
 
Pero en lo interno, el asunto deja de ser simpático. Estamos presenciando un festival de malos hábitos políticos que parecen sacados de la antología de todo aquello que nos avergonzó en los veinte años de la Concertación y que ellos nos enrostraban con ira profunda, los ojos inyectados en sangre y rompiendo lanzas por el vendaval de desgobierno  que se había desatado sobre la nación. El supuesto nepotismo, la corruptela generalizada, la ineficiencia crónica y estructural. Todos esos males debían contrastar vivamente con el gobierno de la excelencia y la eficiencia. 
 
Es absolutamente innecesario describir el actual estado de cosas. La ciudadanía comprueba que el gobierno no ha sido de excelencia, sino ha demostrado una enorme ineficiencia en el proceso de instalación y se limita a gobernar de manera reactiva, con un ojo en el rating de las encuestas. Que, por lo demás, han sido fatales en este último tiempo.
 
Por otro lado están las innumerables promesas incumplidas. La letra chica, las agudas diferencias entre lo prometido y lo que “vamos a”.  Esta frase se ha hecho un cliché y aparece demasiado frecuentemente en sus discursos.
 
Cuando hay que hacer política, esa actividad desprestigiada que supuestamente era nuestra única y fatal ocupación, se hace ahora de manera tardía, torpe y testaruda, las tres t que debiera evitarse cualquier gobierno serio.
 
Cuántas veces escuchamos hablar de las irreparables grietas que asomaban en la Concertación. Se pronosticó la desintegración total muchas veces.  “Vamos a” instalar el gobierno de la Unidad, se nos anunció.
 
Yo, al menos, no recuerdo que nos hayamos tratado de imbéciles ante funcionarios extranjeros. Teníamos nuestras diferencias, y las seguimos teniendo, por cierto. Por algo, nuestro ícono era un arcoiris.
 
Ahora asoma en el horizonte el momento de la verdad. El terremoto del absurdo. La permanencia en su cargo de una persona que ha roto todas las normas de decencia política y ha sentado nuevos estándares de corrupción, nepotismo y engaño a la opinión pública, es una situación que no debe tardar en resolverse más allá de sus “vacaciones”. No quisiera estar en los zapatos del presidente. Se encuentra ante una disyuntiva del tipo que no tiene triunfo posible. Sólo podrá atenuarse el daño con aquella alternativa que tenga un menor costo político. Una elección entre la ruptura probable con una fracción importante de sus aliados y la aceptación irrestricta de la deshonestidad.
——–

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

En un contexto en que los discursos de odio van en aumento y continúan marcando aún más las desigualdades de nuestra sociedad, es de suma urgencia que Chile avance en esta materia, de lo contrario las co ...
+VER MÁS
#Justicia

Aprobar la reforma a la Ley Antidiscriminación puede salvar vidas

Estamos hablando de candidatos vencedores cuya cuna de independencia está enquistada racional y afectivamente a colectividades partidarias tradicionales (...) que decidieron dejar el carné de lado del partido
+VER MÁS
#Política

Primarias partidarias e independientes

La finalidad reeducativa y reintegradora de la pena debe ocupar un lugar central en la recuperación del recluso para la sociedad, que favorezca las condiciones para consolidar en este el respeto por las re ...
+VER MÁS
#Justicia

Rescate y reinserción social

Las influyentes asociaciones gremiales empresariales argumentan que el cuello de botella se produce exclusivamente en los distintos servicios públicos que deben dar sus aprobaciones a los mismos
+VER MÁS
#Ciudad

Utilizan el vocablo "permisología" para presionar al gobierno

Popular

Un Estado laico tiene la obligación de separar las creencias religiosas de las leyes, en el entendido que, las creencias son asuntos personales y de ciertos grupos que no representan a toda la sociedad, en ...
+VER MÁS
#Política

En un Estado laico legalizar el aborto y eutanasia es obligación

La labor de los comités de vivienda en Renca y en otras comunas del país es un ejemplo de cómo la participación ciudadana puede impulsar políticas efectivas y adaptadas a las necesidades locales
+VER MÁS
#Sociedad

Renca en la búsqueda de una vida digna: el rol vital de los comités de vivienda

Las demandas por las que la gente salió a las calles siguen vigentes y las víctimas de las violaciones de derechos humanos que se cometieron en ese periodo siguen sin ser reparadas. ¿De esto se hará car ...
+VER MÁS
#Política

Cuenta pública: ahora o nunca

La seguridad pública y la justicia no solo se logran con la represión del delito sino también con prevención y la protección de los derechos de los ciudadanos
+VER MÁS
#Justicia

Cuenta pública 2024: un compromiso en justicia, seguridad social y derechos humanos