#Política

El proyecto de ley de primarias tiene letra chica

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El Gobierno del Presidente Piñera acaba de mandar a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para establecer en Chile un sistema de elecciones primarias para seleccionar candidatos a Presidente de la República, parlamentarios y alcaldes. Una medida que se inscribiría dentro de la modernización del sistema político y que, en principio, fue valorada por todos los sectores pero que, en realidad, consolida el sistema binominal, no controla el gasto y el financiamiento que entrega es de papel.

La filosofía que hay detrás de las elecciones primarias, en todo el mundo, es evitar que los grupos  que controlan los partidos políticos nombren a dedo a los  candidatos, consolidando su poder interno, en perjuicio de las minorías o disidentes, impidiendo o relativizando el libre juego democrático. Se trataría, en consecuencia, de darle  transparencia al sistema y mayor participación a la gente. Una ley de esta naturaleza va, en consecuencia, en la dirección correcta siempre y cuando se den algunos presupuestos básicos, en orden a que, lo que verdaderamente importe no sea tanto la fase previa del proceso electoral, como son las primarias, sino que la prueba de fuego del sistema democrático sean  las elecciones mismas y no el partido preliminar.

En otras palabras, ¿qué ganaríamos con tener un proceso transparente de selección de candidatos que es la fase previa de primarias, si la elección misma no presenta alternativas reales? Es lo que sucede con las elecciones parlamentarias, donde podríamos tener una buena fase previa de primarias, y el día de las elecciones la gente no tuviera otra alternativa que votar por la Concertación o la Alianza. 

¿Estamos abriendo y oxigenando verdaderamente el sistema político? Para que la democracia sea tal, la gente tiene que tener alternativas reales donde elegir. Y el proyecto del gobierno, en su articulado mantiene y consolida el sistema binominal. Entonces, ¿de qué sirven las primarias si el sistema electoral  no se abre permitiendo otras alternativas? Lo importante es cambiar el sistema electoral binominal, donde las elecciones sean realmente abiertas, competitivas y con alternativas reales. El sistema binominal es la crónica de un resultado anunciado, donde la forma de seleccionar a los candidatos pierde toda importancia. Se sabe de antemano que saldrá elegido uno y uno de las dos grandes coaliciones, ¿y qué alternativas les dejamos a los 4 millones que no están inscritos? ¿A ellos les importa cómo la Concertación y la Alianza designan o seleccionan  sus candidatos, o les importa tener distintas y variadas alternativas en las elecciones propiamente tales? 

El proyecto del gobierno maquilla el sistema político y contiene una  letra chica  que consolida el sistema binominal, mantiene el empate político e impide la real participación de millones de chilenos que están fuera de los registros electorales y que no se inscribirán porque no visualizan alternativas reales que los incentiven a participar. Por ende, les da lo mismo ; si entrara en vigencia la  inscripción automática y el  voto voluntario tampoco participarían porque la pregunta sería “para qué”, ya que la posibilidad de cambiar la correlación de fuerzas no existe toda vez que el   resultado está prácticamente preestablecido. De esta manera, iremos colocando al sistema político chileno en un callejón cada vez más estrecho. El gobierno y la oposición deben entender que, para que las instituciones puedan procesar y resolver los conflictos sociales deben tener credibilidad y para ello no pueden tener problemas de representatividad. 

Hoy, el Parlamento tiene una crisis de representatividad por la forma en  que sus miembros son elegidos  con un sistema electoral cerrado, autorreferente y que impide la entrada de nuevos actores al sistema,  y, como una de las coaliciones, la Alianza, es Gobierno, la gente no le cree al conjunto de la llamada clase política. El Presidente Piñera, la Alianza y la Concertación están como están en las encuestas porque la gente no se siente representada. Es decir, no les cree. Y es muy difícil dialogar, llegar a acuerdos y resolver el problema que motiva el conflicto con alguien a quién tú no le crees. El conjunto del sistema político está en entredicho. De ahí a un problema de ingobernabilidad, estamos a un paso.

En consecuencia, este proyecto de primarias, por lo menos en materia parlamentaria, no sirve, si no va acompañado de un cambio del sistema binominal.

En materia de gastos electorales, el proyecto no contiene ninguna innovación en relación con la ley existente. Lo mismo sucede en materia de financiamiento. Actualmente está vigente en Chile la ley 19.884 del 5 de agosto del 2003 sobre transparencia, límite y control del gasto electoral que, al igual que la ley de universidades privadas, existe pero no se cumple, ya que no hay transparencia respecto del origen de los recursos, los límites son quebrantados escandalosamente y el Servicio Electoral no tiene capacidad ni logística ni funcionaria para controlarlo. Si este problema se da en las elecciones mismas y se mantienen las normas y no se cambia el sistema, la relación entre el dinero y la política seguirá campeando libremente. De esta manera la derecha seguirá gastando sin control bien financiada por los grupos económicos, esta vez en fase de primarias si así lo determinan sus partidos, y la Concertación y los otros grupos jamás van a poder competir en ese terreno. En materia de financiamiento la derecha sabe hacer las cosas.

En ese panorama, ¿quiénes verdaderamente van a estar, en la oposición, en condiciones de financiar su participación en las primarias? Los camaradas, compañeros y correligionarios más pudientes. Chile es un país segmentado no tan solo en la educación, sino también, al parecer, en la política.

La Concertación debe entender, de una vez por todas, que para resolver el problema de la representatividad y credibilidad del sistema político, es necesario un cambio en las reglas del  juego. Esto es, el cambio del sistema binominal y terminar con la influencia del dinero en la política. Por ello no se dejen encandilar por esta ley de primarias que sin esos cambios no sirve. Tampoco sirven, al funcionamiento de la democracia sin tales cambios, la inscripción automática y el voto voluntario.

———–

Foto: Claudius Prößer  / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Vendetta

30 de diciembre

La concerta sabe pedir financiamiento, principalmente extorvionando a empresarios, si no, preguntenle a diputado Mora de calama( que por cierto no salió y se tiro por alcalde de. Santiago)

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Han pasado meses y la estúpida guerra de “dictadura sale con votos” versus “dictadura sale por presión internacional” se consume la mente de los venezolanos, cuyos líderes no hacen nada más sino ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Será que no hay otro sueño posible para Venezuela?

Es tiempo de levantar la cabeza y volver a soñar en una sociedad distinta, un modelo donde el trabajo, la educación, la cultura, el amor, el desarrollo integral nuestro, sea parte de un todo
+VER MÁS
#Ciudadanía

Es tiempo de despertar

Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.
+VER MÁS
#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

Popular

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?