#Política

El Príncipe quejumbroso

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Llama la atención que el único objetivo buscado por el senador Ignacio Walker sea el cuestionamiento de las reformas presentadas por el Gobierno -cuya finalidad es promover un desarrollo sustentable e inclusivo y cuya impronta es la justicia social-  en lugar de utilizar esa misma energía para defenderlas y llevarlas a buen puerto en el Congreso. Al contrario, el senador muestra más interés en exacerbar las diferencias y perfilar una plataforma presidencial en solitario, al margen de la coalición de gobierno, que actuar en forma conjunta y solidaria al interior de la Nueva Mayoría.


Lamentablemente, las posturas de Ignacio Walker solo conducen a generar episodios críticos y ánimos irascibles en su coalición y en su propio partido que desvalorizan y merman aun más sus posibilidades electivas.

Las dificultades de gestión que el gobierno no ha logrado superar, no se resuelven con cuñas o exabruptos impactantes emitidos en los medios de comunicación. La vía más eficaz es la deliberación responsable para resolver las falencias que se detectan, como también para destrabar conflictos que suelen tensionar las relaciones en la coalición, ergo: la reforma laboral, educacional o la conformación de listas de concejales frente a la elección municipal 2016, sin imponer los puntos de vista de un solo partido al resto.

Sin embargo, para Ignacio Walker, la conflictividad con sus aliados y con el gobierno aparece como el modo preferido de expresar identidad política y, a la vez, obtener un posicionamiento electoral. La rutina de sus opiniones se torna fastidiosa dado que solo contribuyen al crispamiento de las relaciones en el seno de la Nueva Mayoría, mientras que para el gobierno esto es solo el deseo de cercenar sus capacidades de construir gobernabilidad al proceso de reformas en curso, como al mismo tiempo atribuirse un poder de veto sobre el Ejecutivo.

Al parecer, la alucinación presidencial del Senador, no logra sopesar el impacto político y electoral negativo que trasvasijan dichas declaraciones. En una coalición política, todos los partidos que la integran son indispensables. No obstante, la valoración de cada partido se tiene que medir en forma proporcional a la contribución virtuosa de estos a la implementación exitosa de las prioridades de la política gubernamental -asumiendo a cabalidad su rol de partidos que respaldan al gobierno- siendo, por consiguiente, este el principal parámetro que determina el real aporte de un partido político que lo integra.

Cuando la política atraviesa una crisis tan profunda, obliga a perseverar en construir coaliciones amplias y diversas, sacrificando los caminos propios y las entelequias identitarias sin sustento social; por tanto, la ilusión del camino propio de algunos sectores del PDC  no tiene viabilidad y, a la vez, sería desastroso, puesto que los problemas de nuestra democracia, reclaman coaliciones representativas que encarnen las ideas e intereses de la mayoría socio-cultural de la sociedad.

Ignacio Walker está olvidando una serie de principios básicos que debería practicar un pre-candidato presidencial: evitar la agresividad y la soberbia; no generar tensión entre sus potenciales aliados y no excederse en sus declaraciones; definirse en función de los adversarios, buscando el flanco débil de sus oponentes y no focalizarse exclusivamente en los “matices” con su propio gobierno. También un toque de empatía, es un acierto.

La ciudadanía se incomoda con las posturas que generan disgregación y recusa la constante fricción que se manifiesta a raíz de desacuerdos respecto a los proyectos de ley en curso, dificultando una gestión fluida de un conjunto de proyectos de ley -de diversa profundidad comprometidos por la coalición- para disminuir las desigualdades  y que, sin duda, posibilitaran poner coto a los privilegios defendidos por los sectores de derecha y, de esta manera, efectuar las transformaciones estructurales para cambiar las condiciones de vida de los segmentos más postergados y emergentes.

Hoy, ningún partido en exclusividad posee la representatividad y la legitimidad para convocar y configurar un imaginario colectivo potente, con un ethos de comunidad y la capacidad de aglutinar que se traduzca en una candidatura presidencial ganadora. Lamentablemente, las posturas de Ignacio Walker solo conducen a generar episodios críticos y ánimos irascibles en su coalición y en su propio partido que desvalorizan y merman aun más sus posibilidades electivas.

TAGS: #DemocraciaCristiana #NuevaMayoría Oposición

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?