#Política

El placebo y la reconstrucción

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Podremos asumir esta tragedia como una oportunidad”, dijo Sebastián Piñera en su discurso en alusión al desafío de la reconstrucción, ante lo cual surge entonces la pregunta: ¿efectivamente el gobierno ha aprovechado la tragedia del terremoto como una oportunidad? 

Tomando como referencia lo hecho hasta ahora por el Ejecutivo y lo anunciado en el Discurso Presidencial, en general, pareciera que la emergencia, el terremoto y el eje de la reconstrucción han incomodado la gestión programática del gobierno. No han asumido este tema como su principal bandera de lucha. Las empresas y ONGs han brillado más que el Ejecutivo en esta materia, las múltiples réplicas y las lluvias no le han permitido al Gobierno dominar la agenda pública y lo somete a la “reacción” sin dar cancha para la “proactividad”.

Hemos visto como en distintas ocasiones el Presidente y sus ministros han hecho lo posible por convencer a la opinión pública que la emergencia ha terminado y dar vuelta la página para comenzar con las medidas de su programa, pero la emergencia y las consecuencias del terremoto vuelven con la fuerza de la realidad para no permitir soluciones a medias. Da la sensación que el terremoto se ha transformado en una piedra en el zapato del gobierno que más que sacarla rápido hay que dejarla en un lugar que no incomode.

Dentro de esta ambivalencia ha llegado este 21 de Mayo, ante la indefinición del propio Gobierno acerca de cómo asumir el terremoto es que aparece el mensaje presidencial.

¿Cómo afectó lo anterior al discurso? De la misma manera en que ha afectado en otras ocasiones el mensaje ante la opinión pública del mismo gobierno, es decir, queriendo dar por solucionada la reconstrucción, pero de manera fallida. Acomodando la piedra, pero no sacándola ni enfrentándola, lo que irremediablemente la hará volver.

El mensaje le dedicó palabras a la reconstrucción en su comienzo, pero el argumento fue el programa, tratando de tomar el paraje de la catástrofe como un paréntesis e intentando ligar por sobre este paréntesis las promesas de campaña con los cuatros años que se vienen. El inconveniente es que aún no se percibe un gobierno resuelto a hacer de la reconstrucción un eje central de su actuar.

Es verdad, Sebastián Piñera asumió que la emergencia no ha sido superada en su discurso, sin embargo, la prioridad del mismo discurso no fue la reconstrucción, lo que genera más que empatía, desorientación.

¿Cuál habría sido la alternativa? Justamente hacer lo contrario, no disociar terremoto de programa, sino mostrar vinculados el terremoto con el programa.

¿Cómo? Asumiendo verdaderamente la tragedia como una oportunidad. Si así lo hubiera hecho realmente el gobierno, se hubiera aprovechado el gran desafío de la reconstrucción – complejo, multisectorial, urgente e importante – como la proyección y el reflejo de la forma en que queremos construir un país. Hacer de la gestión de la reconstrucción la oportunidad propicia para mostrar “la nueva forma de gobernar”. En otras palabras, haber utilizado toda la potencia que tiene la contingencia de la catástrofe para, desde ahí, mostrar las directrices que sustentan a un gobierno y su propuesta para construir un país. Aprovechar la instancia de reconstrucción de ciudades, para mostrar el proyecto de construcción de nación.

Claro, para hacer esto se requiere ante todo tener una hoja de ruta clara, íntegra y potente, sin embargo, todos los anuncios y planes en esta materia aún son precarios.   

Este, a mi juicio, ha sido el problema exógeno que más duro ha cuestionado al Gobierno y la forma que han tenido de solucionarlo ha sido, al mismo tiempo, el mayor problema endógeno que ha quedado demostrado.

El gobierno actual no se ha hecho cargo de la reconstrucción de una manera íntegra. Desordenadamente ha externalizado responsabilidades en el sector privado y el tercer sector, evitando el rol de liderazgo cohesionador que a un gobierno le recae cuando hablamos de problemas ciudadanos. Producto de esta omisión de liderazgo y pautas a seguir, el Ejecutivo pareciera decidido a hacer del terremoto un evento más en su mandato, no su eje central, y así lo ha adoptado en su manejo comunicacional.

El discurso presidencial, con todas las cosas buenas que tuvo, ha sido también síntoma de la enfermedad que hemos explicado, y la medicina propuesta, ha planteado guardar la enfermedad bajo la alfombra y convencer a la opinión pública que el problema pasó. Sin embargo hay una mala noticia: el terremoto, la emergencia y la reconstrucción no se solucionan con placebo.        

(Esta es la primera de siete entradas que compartiré en los próximos días para analizar el Mensaje del 21 de mayo del Presidente Piñera).

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de mayo

tu no vives en conce, ni cerca creo. solo te dire que lo que la gente quiere es estar en paz, sentirse normales a pesar de todo. en el fondo levantarse. lo que tu buscas con tus comentarios, es que las personas asumamos uuna actitud de dolor permanente por lo ocurrido, y no es asi.
por lo demas, todo esta avanzando, hay reconstruccion, hay avance, y por sobre todo, no hay tanto robo e ineficiencia como hace pokito…
nuevamente ruego, que tus criticas sean aporte, no solo quejas, porque para mi que vivo aca, veo limpieza, veo caras de esfuerzo, veo apoyo de autoridades, veo presencia de todos, como nunca la hubo… NUNCA.
no me parece correcto lo que hizo el gobierno con las 3 grandes cadenas ferreteras, pero es solo una parte de todo, y el todo ha sido progreso, avance y si esperabas que a 2 meses todas las victimas tuvieran casa nueva, de material solido, y los puentes mal construidos estuvieran reparados o simplemente cambiados, o los edificios en el suelo con otros nuevos como proyecto… es porque estas ciego…

11 de septiembre

Estamos a 11 de septiembre de 2010. Aún veo calles destrozadas con desviaciones en variados sectrores de la capital penquista, aún veo el famoso símbolo del terremoto Alto del río en el suelo, al igual que edificios gravemente dañados, con paupérrimas medidas de seguridad para los peatones.
No creo que la gente quiera estar en paz, lo que la gente desea es soluciones a sus problemas.
Estamos a 16 días de cumplir siete meses de aquella fatídica noche del 27 de febrero. ¿Dónde está el progreso?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?