#Política

El pinochetismo resucitado

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Una joven diputada de Renovación Nacional (RN) en el último Consejo general de su partido, sin vergüenza alguna, se declaró orgullosa de ser pinochetista, y al mismo tiempo, partidaria del orden, la libertad y la democracia. Por afirmarlo se declaró valiente y pidió la misma valentía a quienes asistían al Consejo, muchos de los cuales respaldaron y aplaudieron la alocución de la diputada.

No me calza ni lo uno ni lo otro. Uno, la asociación del pinochetismo con el orden, la libertad y la democracia; y dos, que por afirmarlo se considere valiente.


Valientes son quienes insisten incansablemente en la defensa de los DDHH y la búsqueda de una justicia que les ha sido esquiva

Personalmente soy partidario del orden, la libertad y la democracia, pero no soy pinochetista. Y no lo soy precisamente porque bajo su régimen no hubo ni orden, ni libertad, ni democracia, sino el poder del terror, la imposición del miedo, la restricción de las libertades, la ausencia de democracia y el abuso del poder del Estado para atropellar los DDHH. El orden, la libertad y la democracia no se imponen por decreto ni con el peso de las bayonetas. Por el contrario, para que sean reales, deben ser fruto del diálogo, de conversaciones cara a cara sin amenazas, de igual a igual, frente a frente, sin eufemismos y sin armas sobre ni debajo de la mesa. La conquista del orden, la libertad y la democracia es un proceso de mejoramiento continuo, permanente, que debe trabajarse día a día mediante una disposición, una actitud abierta, honesta, positiva en favor de los más débiles. El pinochetismo, a mi modesto entender, es la antítesis de lo expuesto.

Por otra parte, afirmar que “Yo soy pinochetista, y lo digo sin problemas. Soy una agradecida del gobierno militar” no tiene nada que ver con la valentía. La valentía es un concepto que va más allá de hacer o decir cualquier cosa. Como ha sostenido el filósofo español José Antonio Marina, la valentía está asociada a fijarse un objetivo y mantenerlo contra viento y marea, no obstante los riesgos, esfuerzos y/o dificultades que conlleven. Es una contradicción arrogarse la condición de valiente con viento a favor en medio de un renacimiento de una corriente que tiende a sacralizar el militarismo y el anticomunismo. No se es valiente por respaldar a quienes tienen el monopolio de las armas para que las usen a favor de unos y en contra de otros compatriotas.

Valientes son quienes insisten incansablemente en la defensa de los DDHH y la búsqueda de una justicia que les ha sido esquiva. Valientes son quienes no pierden la fe en la posibilidad de vivir en un país donde coexistan pacíficamente el orden, la libertad y la democracia. Valientes son quienes luchan por estos ideales sin el poder de las armas y a pesar del riesgo de una resurrección de un pinochetismo que no muestra señal alguna de arrepentimiento.

TAGS: Pinochet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de Diciembre

Rodolfo, quiero destacar un par de reflexiones que me encantó leer “El orden, la libertad y la democracia no se imponen por decreto ni con el peso de las bayonetas” y “La valentía es un concepto que va más allá de hacer o decir cualquier cosa”.

Dado que la aludida pertenece al partido en que yo milito, puedo decir con honestidad y contundencia que no me representa en lo absoluto, es más, discursos como este siempre me hacen cuestionar mi permanencia; afortunadamente dentro de mi partido hay varias voces que salen inmediatamente al paso, mostrando una mirada más humana y sensata, respetuosa irrestrictamente de la defensa de los DDHH.

Ahora bien, lamentablemente nuestra aldea global no ha sido capaz de erradicar los absolutismos, quizás debido a que dentro del orden universal, siempre existen los polos, de ahí que siga vigente el nazismo, el franquismo, el KKK, el Comunismo ciego (ese que no condena a los propios) y el pinochetismo.

En fin…. si es más facil ver la mancha en la sábana limpia, también resuena más fuerte un grupito de pinochetistas dentro de un partido moderno, diverso, respetuso de los acuerdos y claro en la defensa de los derechos humanos.

Un abrazo amigo

29 de Diciembre

Patrick! antes que nada espero que tengamos un buen 2019! agradezco tus líneas. siento que la coexistencia en un mismo partido de quienes sienten de verdad que los DDHH deben respetarse siempre en todo lugar y en todo momento, bajo cualquier circunstancia, es incompatible con quienes piensan que hay circunstancias en los cuales esos mismos DDHH deben soslayarse. eso no es diversidad como se está pregonando ahora. es tener dos partidos en uno. es lo que creo que está pasando no solo en RN, sino que en muchos partidos. son visiones contrapuestas que wn un mismo partido no hacen sino debilitarlo en el corto, mediano y largo plazo. la historia creo que lo demuestra. un abrazo!

28 de Diciembre

Escuché y vi una entrevista de Matamala a la diputada? sobre el tema. Ella lo defendía con convicción. Él la atacaba con hechos y preguntas que ellas desviaba como lo hace cualquier político en busca de empates y posibles ventajas. Tengo mi propia opinión. Coincido con la diputada en que no habría habido un Pinochet, si no hubiera habido un imbécil como Allende. Y no temo decirle imbécil. Alguien que juegue con fusiles sin haber sido militar, no es más que un pelotudo, a mi entender, y entiendo también que no es la forma de decirlo, pero, hay tantos jetones defendiéndolo, que uff… Me sacan las choras de la canaste, jajaja…

Lo que encuentro deplorable de todo esto, es que siempre hay más estúpidos aún dispuestos a envolverse en esta tontera del pasado. Mientras tanto, el clima nos pasa una cuenta global en la que hipotecamos nuestro bienestar. Y me refiero al de todos. Como no temo hacer enemigos, ya que la gente se ha vuelto demasiado estúpida siguiendo tonteras, y el único que me juzgará será el Todopoderoso y no un semejante, pienso que con esta clase de temas, continua el circo que envuelve a gente ignorante…

Si alguien habla de democracia, ¿nos gusta la herramienta que tenemos para ejercerla?… ¡Por favor!, si es otra tontera más que favorece a la MAFIA de los partidos políticos. Esa lacra que, preocupada de sus bolsillitos y sus calculitos políticos insignificantes, sigue con el runn, runn, de la tontera para alimentar votantes por si pica la cosa…

29 de Diciembre

guerrillero digital: tus palabras, tus expresiones, tu anonimato, creo que no ameritan respuesta alguna. aprovechando el fin de año, te invito a que en el 2019 moderes tu lenguaje para poder conversar racionalmente. saludos!

04 de Enero

Una forma racional de conversar, es tomar las palabras y expresiones que se encuentran y extraer de ellas lo medular, para interactuar con ellas, y no precisamente convertirse en el torero que blandirá la espada sobre las que no tienen sentido. Cuando escogemos el subconjunto de palabras que no tienen sentido para concluir y responder a un comentario, no estamos escogiendo la forma racional de conversar, sino que una parecida a la política, que es descalificativa de la contraparte. Ese es mi análisis racional de lo que sucedió con tu comentario, estimado Rodolfo.

Lo medular de mi comentario, es que por no tener una democracia moderna y efectiva, precisamente basada en la racionalidad, lo que significa tener herramientas digitales para establecerla, es que suceden tantos hecho que desvirtúan el peso de la importancia del resultado del análisis racional.

Os voy a dar un ejemplo:

La ciudadanía escoge a un Presidente que nunca dice en esto invertirá el Presupuesto Nacional. Luego vienen nuevos candidatos presidenciales en una siguiente elección, que se quejan de que el Gobierno anterior lo hizo mal, pero, ningún candidato explica cómo lo hará mejor utilizando el Presupuesto Nacional.

Otro ejemplo:

Para el caso Pinochet, que haya un lugar donde se discuta lo que se deba en torno al caso, para establecer conclusiones.

Otro:

El caso Mapuche. Un desastre por falta de herramienta de trato racional de un sistema de información.

No soy un anónimo. Ve mi perfil…

Jose Luis Silva L

28 de Diciembre

Rodolfo yo creo que para ser Pinochetista y decirlo así publicamente tan campante sí hay que ser muy valiente. Al pinochetista se le agrede, cansura, descalifica, insulta. Haga una manifestación asi y podrá comprobarlo. La chica es muy valiente. Valiente no es el que vocifera en favor de los DDHH mientras hace leyes para asesinar a la gente antes que salga del vientre materno o encarcela ancianos, de hecho huele mas a cinismo que a valentía y “amor por los DDHH”. El orden, la libertad y la democracia no la hicieron tirando piedras en las calles sino creando una constitución, construyendo un congreso y todas las insituciones hasta llamar a elecciones libres.

Seamos sinceros: La mayoria de la derecha es pinochetista pero la mayoria del país no es de derecha. El discurso pinochetista es siempre el mismo, y si ahora se estan dando un festín con él es porque al otro lado hay muchas cosas que reparar, suguiero revisar lo propio antes de seguir basureando al pinochetismo porque esta claro que eso se vuelve cad vez mas en contra a su propósito

Saludos cordiales

29 de Diciembre

José Luis: de tus palabras me quedo con lo que afirmas en relación a que “al otro lado hay muchas cosas que reparar, sugiero revisar lo propio”. el resto prefiero ignorarlo. tienes razón, hay muchas cosas que reparar y revisar. es el desafío que tenemos por delante en chile y en todo el mundo! saludos!

28 de Diciembre

interesantes los comentarios recibidos que ameritan una reflexión antes de responderlos. gracias y calma, que espero responder antes de fin de año!

29 de Diciembre

El pinochetismo existe por la porfía de la izquierda en querer obligar a las personas de derecha en repudiar TODO el gobierno militar dado el tema de DDHH. Ese intento de obligar es un evidente tema político de querer poner en el lado de los “buenos” a la izquierda, y en el otro a la derecha, para que de alguna forma estos últimos se averguencen y le den la razón a la izquierda. La rebelión de los pinochetistas tiene que ver mucho con eso: con aburrirse de que sean puestos en la desagradable posición de, por aprobar ciertos elementos del gobierno de Pinochet, tienen que dar explicaciones por el tema DDHH, sin que se puedan ver en forma separada. Dada esa obligación , prefieren defender todo el gobierno militar por sobre renegar de este: esa es la valentía de la que la novel diputada hace gala.
Ojalá no fuera así, pero cuando se les obliga, las personas resuelven en forma más pasional que pensada
Saludos

29 de Diciembre

Arturo! en democracia y en política nadie está obligado a nada. solo en dictadura se obliga a pensar de determinada manera si no se quieren sufrir las consecuencias correspondientes. el pinochetismo no existe por la porfía de la izquierda, existe por sí misma, por las convicciones que tienen, convicciones que los llevan a menospreciar los DDHH, no de palabra, sino que de hecho. el pinochetismo está convencido de que si hay que torturar, hacer desaparecer, para amedrentar, para delatar, hay que hacerlo, convicción por la que no siente vergüenza alguna. esa convicción es propia del totalitarismo, cualquiera sea su signo, de derecha o izquierda. o tú o yo, pero los dos no cabemos. esa es su lógica, la de la guerra. mi lógica es otra. saludos y que tengamos un buen 2019!

30 de Diciembre

Estimado.
El pinochetismo es una reacción, no una ideología pensada y elaborada. Por lo mismo, es al revés de como dice…es una reaccion al totalitarismo de izquierda de los años 70. Los pinochetistas no se pusieron a crear una ideología de secuestro o violencia….. simplemente son una respuesta pasional a la agresión de la izquierda y a esa visión dura de la UP. Por eso aparecen en distintos lados, con distintas sensibilidades, no son un grupo ideológico con orgánica de partido (aunque hayan quienes que quieren liderarlos).
Si no hubiera habido una izquierda impulsando el odio social, el pinochetismo y Pinochet no hubieran existido.
Saludos

01 de Enero

La pregunta que se me ocurre es ¿algún día dejaremos este tema?, tengo claro que existen en el país sectores muy pasionales que defienden o atacan al personaje, y sí, lo que estamos viendo es una rebelión de un sector y que probablemente es más de lo que se ve en los medios, después de todo los registros históricos muestran mitines histéricos con estadios llenos, pero a partir que pueden aparecer revisionismos y es casi seguro que aparecerán escritores, pseudo – historiadores del tipo Baradit , inventando historias que gente del futuro creerá, y así, quizás la dictadura será vista de manera positiva en el futuro, lo que se ve hoy, al igual que lo hace Bolivia con el tema del mar, es que en forma recurrente cuando se quiere atacar o revindicar la hegemonía moral de un sector se recurre al personaje en cuestión, ¿podemos avanzar sobre esta tensión?, creo que no, las convicciones están aún vivas, es claro que por ahora no resolveremos nada ni llegaremos a consenso.

Ver todos
Ocultar