#Política

El país camaleón (de constituciones y binominales)

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando en Chile ocho familias son las dueñas del país, de todo el país, podríamos tener una joya de constitución pero difícilmente aplicarla democráticamente.

Cada vez que veo la política norteamericana, veo más a Chile. Leyendo a Michael Moore “Mike for President”, hay capítulos completos que si el lector cambia los nombres y lugares, ¡es Chile! (no en vano copiamos el modelito norteamericano y toda nuestra élite político-empresarial estudió allí y sigue a pie juntillas todo su ethos). Porque el problema de la democracia va más allá de la cuestión jurídica de la Constitución (EE.UU. tiene una Constitución bastante ‘decente’), la cuestión clave (siguiendo a MacPherson) es que no hay democracias si no hay igualdad y la sola Constitución no siempre es suficiente para lograrlo. Cuando en Chile ocho familias son las dueñas del país, de todo el país, podríamos tener una joya de constitución pero difícilmente aplicarla democráticamente. Fíjense que en EE.UU. no hay binominal de derecho (cualquiera puede ir a cualquier cargo) pero de hecho, si usted no es demócrata o republicano, no existe. En la última elección que ganó Obama, hubo 17 candidatos a la Presidencia, ¿alguien los conocía? Yo tampoco lo creía, hasta que un amigo que votó allá me mandó un voto facsimilar.

A continuación, algunas frases del gordo Mike. Donde dice ‘demócratas’ usted lea ‘Concertación’, donde dice ‘republicanos’ usted lea ‘Alianza’, donde dice ‘Washington’, ‘Santiago’, y así sucesivamente:

“Desde hace bastantes años, casi todas las encuestas demuestran que en Estados Unidos la gente está en perfecta sintonía con los planteamientos del Partido Demócrata. La ciudadanía está a favor del medio ambiente y los derechos de las mujeres (entre ellos el de decidir sobre su propio cuerpo); y está en contra de la guerra y a favor de una subida del salario mínimo y un sistema de atención sanitaria público y universal. (…) Cabría pensar entonces que con más  de doscientos millones de votantes en el censo, los demócratas tendrían que arrasar elección tras elección, pero está claro que no lo hacen”.

“El índice de popularidad del Congreso descendió por debajo del que tenía el propio Bush”.

“Aunque fuera por una sola vez, ¿no les gustaría votar A FAVOR de un candidato y no EN CONTRA de otro”.

“Los demócratas han tenido casi dos años (4) para suspender la financiación de la guerra, y no lo han hecho. Han tenido casi dos años para impedir que las compañías petroleras siguieran estafándonos y tampoco lo han hecho. Se excusan diciendo: “¡Es que cualquier cosa que hagamos nos la veta papá!”

“En la política norteamericana tienes lo que compras”.

“¿Se ha preguntado alguna vez por qué a nuestros legisladores les asusta tanto aprobar cualquier ley que suponga un mínimo control del uso de armas? No es por causa de gentes como usted o como yo, capaces de cobrarnos un ciervo, una ardilla o un pavo sin necesidad de usar municiones perforadoras o un rifle de asalto semiautomático. No, la razón es que la Asociación Nacional del Rifle, junto a otras organizaciones parecidas y especialmente encariñadas con las armas, han entregado más de diecisiete millones de dólares a los legisladores federales en los últimos años, una cantidad que en su gran mayoría ha ido a parar a los bolsillos de los republicanos…”

“En la mayoría de las elecciones, el 97% de los miembros de la Cámara de Representantes que se presentan a la reelección vuelven a Washington. Ello significa un índice de reelección superior al que se daba en el antiguo Politburó soviético, donde sólo el 91% de los camaradas que lo integraban repetían en el cargo tras cada proceso electoral”.

Bueno, es suficiente de citas. Lo que les quiero decir es que el modelito norteamericano que copiamos (al cuete, por supuesto, porque nuestra oligarquía criolla ni siquiera tiene un sentido estético de la política) va para rato. Desmontar la maquinaria vertical del poder y horizontalizarlo, va más allá de la Constitución y los binominalismos. Es tarea  -probablemente- de generaciones.

————-

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Ricardo Marques A.

22 de mayo

Excelente, somos una mala copia para variar

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad