#Política

El fideicomiso ciego del que ya nadie se acuerda

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El vilipendiado fideicomiso -que ya no es ciego, tampoco tuerto y que de volver a la vida no pretende ser sordo y menos mudo – pasó de la urgencia a la indiferencia.  Aquello de lo que se habló y leímos en grandes volúmenes durante meses es hoy pronunciado de manera entrecortada, tímida, casi temerosa del escrutinio de oídos con memoria.

El fideicomiso, promesas y otras cuestiones que se reprodujeron en gran número en el fragor de la campaña, resultaron ser de corto alcance y de existencia finita.  Es que no se leyó la letra chica del contrato y tampoco para su cumplimiento se convinieron garantías.

Y llegó marzo… también abril, mayo, junio, julio y ahora agosto. Y las públicas promesas del presidente cumplen meses y algunos años mostrándose ya envejecidos.  ¿Pasarán agosto? ¿Florecerán tal vez en primavera?

Los religiosos sin dotes mercantiles (al menos no conocidos), fueron capaces de vender un producto roto a un buen precio y para ello no necesitaron meses sino que sólo semanas. ¿Será que cuando hay premura y real interés los obstáculos en el camino no son excusas para refrendar compromisos tan esenciales?

Hay frases poco alentadoras sobre el devenir de múltiples promesas “Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja a que un rico entre al reino de los cielos” dijo por ahí algún extremista. 

Por ahora, confiemos en la honorabilidad del mandatario o esperemos 3 años y 7 meses para hacer (ahora si) un buen contrato. 

————————————————————

Foto:  Blind leading the blind – Hikingartist Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.