#Política

El Estado laico ayer, hoy y mañana

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Ya vivimos las elecciones municipales y de concejales en nuestro país, en las que vimos como muchos candidatos se aferraban en fotografías a los presidenciables o a figuras locales de alta connotación pública.


Este llamado es un recordatorio de que Chile es un Estado Laico, afirmación que podría parecer incluso extemporánea ya que es algo sabido por todos, pero realmente es una frase que no engloba la realidad contemporánea nacional aun cuando se ha luchado por ella desde los albores de la República.

En este momento quiero hacer un llamado a esos candidatos que fueron electos y también a esas figuras, líderes políticos o de opinión, que probablemente dirigirán los destinos de Chile después del periodo de la Presidenta Bachelet.

Este llamado es un recordatorio de que Chile es un Estado Laico, afirmación que podría parecer incluso extemporánea ya que es algo sabido por todos, pero realmente es una frase que no engloba la realidad contemporánea nacional aun cuando se ha luchado por ella desde los albores de la República.

Una breve revisión historica sobre el Estado laico chileno

Desde la redacción de la declaración de independencia de nuestro país, el Director Supremo, don Bernardo O´Higgins refutó que se hiciera en su texto alusiones de carácter religioso, dado a que “podía chocar algún día con nuestros principios políticos… los países cultos han proclamado abiertamente la libertad de creencias… proclamar en Chile una religión excluyente significaría prohibir la emigración hacia nosotros de una multitud de talentos y brazos útiles que abundan en el otro continente” estableciéndose en su gobierno los cementerios de disidentes.

Sin embargo, en la Constitución Política de 1813 se estableció que la religión Católica Apostólica y Romana era la religión oficial del Estado, siendo también afirmado lo anterior en las constituciones de 1818, 1822 y 1833 dentro de la cual además se imprimió la exclusión del ejercicio público de cualquiera otra.

Durante el gobierno del Presidente Domingo Santa María, se promulgarían leyes de verdadera importancia para el desarrollo del laicismo en Chile, estas son en 1883 la ley de cementerios laicos y durante 1884 la ley de matrimonio civil y la de registro civil.

Estas leyes privaron realmente a la iglesia de los privilegios que tenían debido a la previa situación, ya que las actas de bautismo eran el único medio legal para inscribir a un recién nacido y los cementerios existentes los administraban los párrocos.

La pugna entre la Iglesia Católica y el Estado Chileno llega a su fin cuando el presidente José Manuel Balmaceda propone al Papa León XII, el nombramiento de Monseñor Mariano Casanova como Arzobispo de Santiago. Luego de una pugna que culmina con la Revolución de 1891, comienza el parlamentarismo, que se extiende hasta 1925, cuando finalmente el presidente Arturo Alessandri Palma promulga la Constitución de dicho año, separando definitivamente la Iglesia Católica del Estado.

Durante el gobierno del Presidente Allende, se crea el Te Deum, que tenía como fin tener una manifestación de las religiones en general sobre el devenir del país, lo que muestra un aspecto de tolerancia y amplitud de la libertad de conciencia.

En el año 1983 durante la dictadura de Augusto Pinochet, se dictó el decreto #924, reglamentando las clases de religión y su obligatoriedad en todos los establecimientos educacionales del país, dándose por cerrado con este decreto el periodo de educación laica de nuestra larga y angosta faja de tierra.

Finalmente, el último triunfo del Estado Laico en nuestro país, fue el 18 de noviembre de 2004, cuando entró en vigencia la Ley de Matrimonio Civil, que por fin, regularía el divorcio en Chile.

Realidad actual del laicismo en Chile y batallas a librar

Fuera de la separación formal entre la iglesia o iglesias y el Estado, la realidad nos muestra un aspecto totalmente distinto; mientras niños mueren en el Servicio Nacional de Menores y el gobierno entrega 2500 millones de pesos para intentar corregir el problema, se le entregan 5000 millones a la iglesia evangélica para la restauración de su catedral, lo que parece al menos paradójico.

La educación, como ya fue mencionado en este texto, también ha sido coaptada por la religión, para comenzar, el decreto #924 del año 1983 debiese sin duda ser derogado y porque no poner en el tapete los dineros entregados por el Ministerio de Educación a centros educacionales que profesan alguna fe, como lo son colegios, centros de formación técnica o universidades como la Pontificia Universidad Católica de Chile.

También es necesario, en este llamado, hacer referencia a hechos que suceden en nuestro país, que demuestran lo lejos que estamos de un Estado Laico, entre los que podemos nombrar: El oficialismo religioso católico en las Fuerzas Armadas y de Orden, la existencia de capillas católicas en instituciones del Estado, las ceremonias religiosas oficiales en organismos públicos, la simbología católica en entidades públicas, los aportes del erario fiscal para la construcción de infraestructura religiosa, concurrencia con poderes y recursos del Estado a actividades internas de diversas religiones como lo son las investiduras cardenalicias y proclamaciones de santidad, capellanías con cargo fiscal, liturgias en horarios de trabajo en la administración pública, asignación de terrenos fiscales para construir lugares de culto, etc.

El llamado

El llamado en este momento de la lectura debiese ser claro, y es primero, que en la reforma a la Constitución que se plantea, el Estado Laico sea uno de los pilares fundamentales, así como también la libertad de culto y de conciencia.

Como segundo punto, hago un llamado a la derogación del decreto #924 ya mencionado y también la necesidad de fortalecer y propugnar una educación laica, libre y de acceso universal.

Finalmente, eliminar cada una de las manifestaciones religiosas que puedan hacerse en la vida pública de nuestro país, ya que parte fundamental del Estado Laico es la inclusión de todas y cada una de las personas que viven en nuestro territorio nacional, lo que claramente no se logra si nuestros gobernantes realizan actos y acciones que tocan uno de los hilos más sensibles de nuestras vidas, la religión.

 

TAGS: Estado Laico Religión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?