#Política

El estado del Estado

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El rol del Estado es el bien común. En Chile es urgente reparar las desigualdades sociales expresadas en el tipo de educación que se le entrega a niños y niñas. Pareciera ser que existen tipos de casas, tipos de barrios y colegios para cada tipo de persona.

José tiene 30 años. A los 16 dejó de ir al colegio para ponerse a trabajar. Su padre, Juan, trabajó toda su vida en casa de los Pérez, por tanto José, acudió a ellos para trabajar.

José a los 30, tenía 14 años de trabajo en el cuerpo. Seguía trabajando en casa de los Pérez. A los 21 fue padre de mellizas y decidió estudiar, pero su situación económica no se lo permitió. El tiempo de su trabajo, más el cuidado de sus hijas, impidió que destinara tiempo al estudio.

A los 34 pudo comprarse su primera casa y poder así abandonar la cabaña que la familia Pérez le cedió. En su mente quería celebrar sus 35 años y pedir el deseo más grande y ambicioso que podría haber planeado: estudiar, optar a un trabajo mejor y con mayor remuneración y solventar los gastos educacionales de sus hijas. Las niñas cumplirían 14 ese año y ambas estaban pensando en estudiar alguna carrera relacionada con la salud. Sin embargo, una deuda de Juan, el padre de José, provocaría que todos esos anhelos se empañaran por un tiempo.

Las mellizas, inteligentemente, buscaron una alternativa para que su padre pudiera desprenderse de aquella preocupación y comenzaron a trabajar.

Esta historia termina bien, pero podría haber terminado mejor y mucho antes.

El rol del Estado es el bien común. En Chile es urgente reparar las desigualdades sociales expresadas en el tipo de educación que se le entrega a niños y niñas. Pareciera ser que existen tipos de casas, tipos de barrios y colegios para cada tipo de persona. Pero lejos de ser una virtud de nuestra sociedad, es una herramienta de segregación; un acto violento y que termina normalizándose cuando la familia que desea matricular un niño o niña en un colegio, no puede porque es muy caro, porque no están casados, porque no son de la comuna o porque no profesan una determinada religión.

La pobreza acarrea pobreza y en Chile hay dos grandes instituciones que la promueven y la saludan de lejos: El Estado y la Iglesia. El Estado; porque solo tiene planes paliativos que se ocupan de la superficialidad del problema (porque no por otorgar una vivienda, la gente dejará de ser pobre) y la Iglesia; porque vemos al Estado Vaticano alejarse de todos los votos prudentes que la curia podría practicar y es más: da señales confusas de sus reales preocupaciones.

Un ejemplo de ello es la fortuna vaticana, representada por la joyería vaticana, las habitaciones vaticanas y la vida vaticana. El hecho de que el Papa actual diga: “Me quitaré los zapatos rojos”, como un efecto de su real voluntad para avanzar, es lo mismo que Bill Gates dijera: “Cambiaré mis anteojos por unos más baratos”. El fondo no cambia; sus vidas seguirán llenas de lujos y comodidades. Y el problema no es que tengan comodidades, es más, la comodidad es necesaria, pero cuando eso sobrepasa los propósitos sociales de una institución, entonces se pierde el foco. Con todo el dinero gastado por las giras papales, los lujos vaticanos y los festejos eclesiásticos, podría acabarse el hambre en África y l José podría haber pagado su deuda, tal vez.

Vemos que el Estado Vaticano mete sus manos en otros Estados diciendo qué hacer, cómo y cuándo. Entonces en Chile tenemos universidades católicas, colegios católicos, canales de televisión y un equipo de fútbol católicos y miramos hacia el mundo pobre y nos damos cuenta que sus ganancias no hacen más que segregar, porque no podremos llegar a un consenso diciendo que la PUC, el Verbo Divino, el Villa María Academy  o los colegios San Ignacio son instituciones accesibles para parte importante de la población. Y esta ejemplificación no pretende atacarlos, sino exponerlos.

La segregación, la discriminación, la precariedad y la falta de oportunidades se ven acrecentadas cada vez que hay instituciones del porte de esos dos Estados, sin real interés en las problemáticas que tanto salen a flote en sus discursos, pero que poco arreglan con sus manos.

¿Hasta cuándo habrá personas como José que no puedan estudiar? ¿Hasta cuándo gente como las mellizas no podrán vivir tranquilas porque hay muchas deudas y situaciones familiares, pero también sociales,  que impiden que sus vidas se desarrollen en paz?
El mundo les está “soplando” la respuesta y estos Estados, no quieren cambiar sus estados ¿Hasta cuándo?

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Fernando

04 de Mayo

Éste país segrega por todo, pero también es ingenuo pensar que la educación se arregla en corto tiempo. La verdad es que mientras no exista voluntad real de políticos y empresarios, nada va a cambiar. Ésta perversa asociación, mata ideas y buenas intenciones de gente que podría aportar a un Chile en verdad desarrollado, pero se requiere cambiar de mentalidad. Muchos aun se creen patrones de fundo, líderes de opinión o representantes de ideologías añejas, pero la triste realidad es que todo es plata y punto.

Fernando

04 de Mayo

Se me olvidó mencionar al Vaticano. La mejor prédica es el ejemplo, eso no más.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Millones de mujeres migrantes indocumentadas están con Kamala, ven en ella una luz para salir de las sombras y tener acceso a los derechos laborales, poder tener acceso a una residencia y posteriormente a ...
+VER MÁS
#Sociedad

Kamala, ¿luz para las mujeres migrantes?

Nuevos

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Millones de mujeres migrantes indocumentadas están con Kamala, ven en ella una luz para salir de las sombras y tener acceso a los derechos laborales, poder tener acceso a una residencia y posteriormente a ...
+VER MÁS
#Sociedad

Kamala, ¿luz para las mujeres migrantes?

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal