#Política

El chiste repetido del #chaobinominal

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El show que monta la Concertación cada vez que hay una elección es un mal chiste no sólo porque nunca logró ningún cambio significativo, sino porque gracias al dry cleaning que le hizo a la derecha y los arreglines institucionales, RN y la UDI no necesitan disponer de una mayoría para ejercer un derecho a veto. En virtud de esa estafa se podría incluso maquillar el binominal, -como quieren hacerlo ahora-, sin eliminar ninguno de los tres candados institucionales de Jaime Guzmán dado que desde el 2001 la Alianza alcanza los 3/7 del Congreso que necesita para mantener su veto. Peor aún, cada nuevo maquillaje gatopardista, -como la firma de Lagos a la Constitución de Pinochet el año 2005-, posterga aún más el retorno a una democracia digna de ese nombre.

Como siempre ha ocurrido durante la transición eterna, cada vez que se acerca una elección, el cogobierno de la Alianza y la Concertación inventa un tema de debate para dar la impresión de que existe alguna diferencia significativa, y mostrar que esta pseudo democracia ofrece alternativas en el sistema político. El resultado no cambia: después de más de 20 años el sistema binominal y toda la institucionalidad heredada de la dictadura siguen incólumes. Alianza y Concertación juegan al “un, dos, tres, ¡momia!” De ahí que la veleidad concertacionista de modificar el sistema electoral binominal, y la excusa de que tal osadía es siempre bloqueada por la Alianza, sean un mal chiste demasiado repetido durante los últimos veinte años.  La condición del  pinochetismo civil y militar para cederle el gobierno a la Concertación fue que éstos mantuvieran intacta su obra: es decir su modelo económico y su institucionalidad política. La Concertación no solo aceptó esas condiciones de buen grado, sino que además hizo suyo el modelo económico profundizándolo, sacando provecho del uno y del otro. Como dijo Jaime Guzmán, “(…) había que asegurar que si llegan a gobernar los adversarios, se vean constreñidos a seguir una acción notan distinta a la que uno mismo anhelaría, porque -valga la metáfora- el margen de alternativas que la cancha imponga de hecho a quienes juegan en ella, sea lo suficientemente reducido para hacer extremadamente difícil lo contrario”.

El abogado Fernando Atria resume muy bien la metáfora del ideólogo de la UDI cuando afirma que la cancha diseñada por Guzmán para la transición es una trampa: el equipo que gana está designado de antemano. Quienes aceptaron participar de esta trampa son igual de tramposos que quienes la diseñaron. Con un sistema electoral binominal que le da poder de veto a la UDI en el parlamento, sumado al poder de veto que ostenta el Tribunal Constitucional, y con la imposición de mayorías parlamentarias imposibles de reunir para reformar leyes relevantes(eufemísticamente llamadas “leyes orgánicas”), Jaime Guzmán cerró con un triple candado cualquier posibilidad de realizar un cambio estructural significativo en Chile.  El poder de veto que le dejó a la Alianza, -y muy especialmente a la UDI-, es similar al que tienen los EEUU en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, o en el seno del FMI. El Consejo de Seguridades el único organismo de la ONU que importa, pues, a diferencia del resto, -que se limita a ofrecer “recomendaciones”-, el Consejo de Seguridad puede obligar a los países miembros a acatar sus decisiones (con la notable excepción de Israel). Con nuestra Constitución pasa algo parecido.

Las disposiciones que sustentan el actual modelo económico, político e institucional están contenidas en las llamadas “leyes orgánicas”. Reformarlas requiere tener el voto favorable de 70 de los 120 diputados y 22 de los 38 senadores. Sistema binominal mediante, quien se proponga hacer algo distinto a lo que haría Guzmán en el poder necesitaría la anuencia de estos 92 parlamentarios.

En la práctica –con ley de partidos políticos de Pinochet y sistema electoral binominal mediante- los parlamentarios son designados a dedo, -fifty-fifty Alianza/Concertación-, lo que hace casi imposible disponer de una mayoría parlamentaria simple, y sencillamente inimaginable el disponer de una mayoría calificada. Esta trampa hizo inevitable el cogobierno Alianza-Concertación, y nos legó un Parlamento ilegítimo e impotente, cuyo papel es mayormente decorativo.

El principal objetivo del sistema electoral binominal, -único en el mundo-, consiste en  darle poder de veto a los unos contra los otros y a ambos en contra del pueblo soberano, condenando al país a una crisis institucional permanente. Jaime Guzmán tomó tantos resguardos para conservar intacta la obra de Pinochet y la dictadura cívico-militar que, aún modificando el sistema binominal o alcanzando las mayorías calificadas para modificar estas “leyes orgánicas”, se termina chocando contra el Tribunal Constitucional, que es el enemigo mortal de lo que logra pasar los dos filtros anteriores. Por eso la propuesta de Ricardo Lagos para modificar el binominal es tan insuficiente.

¿Hay un órgano más antidemocrático que el Tribunal Constitucional? La soberanía concentrada en diez abogados que nadie ha elegido pero que tienen más poder que cualquier representante de la ciudadanía. Los miembros del Tribunal Constitucional no son electos popularmente: tres son ministros de la Corte Suprema elegidos por ella misma; tres son designados por el Presidente de la República; dos son elegidos por los 2/3 de los miembros del Senado, y los dos últimos son propuestos por la Cámara de diputados y designados por el Senado. Todos sus miembros deben ser obligatoriamente juristas. Su principal tarea consiste en eternizar la constitución ilegítima. 

El show que monta la Concertación cada vez que hay una elección es un mal chiste no sólo porque nunca logró ningún cambio significativo, sino porque, gracias al dry cleaning que le hizo a la derecha y los arreglines institucionales, RN y la UDI no necesitan disponer de una mayoría para ejercer un derecho a veto.  En virtud de esa estafa se podría incluso maquillar el binominal, -como quieren hacerlo ahora-, sin eliminar ninguno de los tres candados institucionales de Jaime Guzmán dado que desde el 2001 la Alianza alcanza los 3/7 del Congreso que necesita para mantener su veto. Peor aún: cada nuevo maquillaje gatopardista, -como la firma de Lagos a la constitución de Pinochet el año 2005-, posterga aún más el retorno a una democracia digna de ese nombre.  La única respuesta a los problemas de la democracia es más democracia. Sólo una constitución democrática, elaborada por una Asamblea Constituyente y aprobada por el pueblo soberano, puede restituirle a Chile su calidad de República, y al pueblo los derechos que le arrebataron con un golpe de Estado.

—-

Fuente de Foto

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Neludie

03 de julio

¿El ciudadano chileno medio está preparado para tomar dichas decisiones? ¿Debemos concentrar fuerzas e informar a la juventud, que hoy por hoy es la única esperanza de un cambio consciente? Hay personas que votan un candidato por haber recibido una chapita con su nombre, por haber escuchado de su boca promesas increíbles o porque simplemente es el más guapo de todos (Grande Golborne) según algunas mujeres adultas. Los motivos de sufragio antes eran la obligación en su mayoría, ahora que es voluntario y la inscripción es automática, hay que informar. Pero informar con la verdad. Lamentablemente ningún partido político se salva de ese doble estandar frente a lo que es correcto y veraz. Así que la credibilidad descansa en comentarios y artículos como este. Una consigna silente pero que cada vez hace más eco en las redes sociales es la de “Que se sepa”. Yo aportaré con mi grano de arena compartiendo esto para “que se sepa”, espero todos lo hagan y permitan el acceso a redacciones informativas (aunque no sean del todo imparciales al hacer referencias, basta que lo sean frente a la información que entregan). Lamentablemente muchos duermen colgados de la tele, usando como argumento de sus teorías, un comercial que vieron o algo que escucharon en una teleserie. Chile actualmente sigue en una posición sensacionalista gracias a los principales medios de comunicación, heredad inundada por aguas manipuladas ya por la Alianza, ya por la Concertación. El pueblo es el que está enfermo y eso es lo que debe importar, no aquellos aire de poder que integran los partidos o el gobierno. Pues estos últimos gozan de la ignorancia general. Pero ya verán cuando Chile abra los ojos, entre otras razones, por columnas como esta. Felicitaciones 😉

04 de julio

Felicitaciones Salvador muy buena columna, muy clasificadora la posición.
“Chiste repetido sale podrido” dicen.

peón...

05 de julio

Creo que añadiría a la conclusión respecto de la democracia que, más que necesitarse más democracia se requiere un instrumento constitucional para ejercer la democracia en todo tiempo, especialmente en cuanto a

las reformas a la Constitución, ya que bien ellas pueden tratarse ampliamente utilizando, por ejemplo, una Cámara Ciudadana Digital,

o bien cuando deseamos transparentar pública y reconocidamente por las instituciones del Estado o el Gobierno que, como ciudadanos, tenemos tales o cuáles aspiraciones o necesidades que requieren cierto tratamiento,

o bien cuando necesitamos dialogar respecto del tipo de desarrollo que queremos como nación proyectar en nuestro territorio…

Todo ello, porque

considero no preferible que el debate de la nueva Constitución sea poco participativo o seccionado, o bien poco abierto a múltiples revisiones, o ajeno a mecanismos de ingreso de propuestas o que se impida dirimir situaciones utilizando la votación ciudadana, previa interiorización del tema.

Tampoco me gustaría que la fundación de una nueva Constitución amputase el derecho ciudadano o el deber nacional de poder fijar prioridades al Presupuesto de la Nación mediante también una votación generalizada a la población, porque como personas tenemos necesidades fundamentales que parte de la población no las tiene cubiertas y una de ellas es la extrema pobreza, la condición de calle o el desamparo…

Tampoco me gustaría que no pudiésemos construir un Programa de Desarrollo Nacional Conjunto y de paso convertirlo en un Programa de Gobierno que algún pelagato lleve a cabo como buen Secretario en el cargo de la Presidencia,

porque

no podemos cerrarle las puertas por más tiempo a todas las clases de innovaciones que requiere la nación, tales como la de la construcción de mecanismos institucionales de participación que le conceda a las PERSONAS el derecho a participar en las “políticas, planes, programas y acciones” del Estado, según el Art. 69 de la Ley 20.500, porque su concesión e implementación nos permitiría debatir toda clase de propuestas y no tan sólo mirar a este punto de la historia chilena como uno en el que a ojos cerrados queremos modificar la Constitución, pero, sin una herramienta de amplia cobertura que lo permita, tal como la citada

http://www.camaraciudadana.cl

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

El impacto que las tecnociencias producen en la sociedad, no solo cambia la vida de las personas, sino que impone modelos y relaciones de vida nuevos, y no siempre mejores
+VER MÁS
#Política

¿Qué hacer frente al transhumanismo?

La noción de supervisión es una de las más relevantes en el ejercicio profesional de la clínica y la psicoterapia, ya que va indisociablemente relacionada al de formación continua y análisis del propi ...
+VER MÁS
#Salud

Sobre la Supervisión en psicoterapia