#Política

El Chapulín de la derecha: Diego Portales

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Crisis en la derecha chilena. Los laberintos formados por los intereses patrimoniales de algunos políticos, las desafortunadas declaraciones de sus parlamentarios y los retrasados temas que existen hoy en la agenda pública en comparación a los países más desarrollados son clara manifestación del insuficiente nivel de representantes que poseen hoy, y lo más preocupante es que son pocos los que generan alguna esperanza para que esto cambie, por lo mismo, si yo militara en la UDI o RN estaría alarmado. Sin proyección, sin argumentos y apoyando las pataletas de la iglesia católica, hoy la gran apuesta que tienen es buscar un nombre para una nueva coalición, que a la larga representa muy bien lo que dice uno de mis profesores en la universidad: “Cuando en Chile las cosas no funcionan, se les cambia el nombre”. Ese es su panorama político, buscando cambiar la etiqueta y no las ideas.


¿Qué haría Diego Portales el año 2015? Evidentemente, miraría al país, su cultura, su gente, sus ideas, sus deseos. La derecha de hoy carece de eso, lo dijo Hugo Herrera en La Segunda y lo comparto totalmente: “la derecha se queda con el último discurso que Guzmán formuló: el de guerra fría”.

Y ahora, ¿Quién podrá ayudarlos? El Chapulín de la derecha, pero la derecha con vista a futuro, con la mente en Chile, no la de Guzmán apernada a la Guerra Fría, ni la de Pinochet atada a los militares, la derecha que alguna vez representó Diego Portales. Triste la forma en que ha sido recordado este ministro que detestaba la política, el mismo Gabriel Salazar lo trató de dictador en el diario Publimetro el año recién pasado, erróneamente, olvidando el contexto de inicios del SXIX y también atado a sus conocidos ideales.

No estoy pidiendo regresar a 1830, no sugiero volver a un régimen bajo “el peso de la noche”, ni manifiesto intención de proyectar un fuerte autoritarismo. Cuando nombro a Portales lo hago con un gran desafío, recordarlo en su contexto y proyectarlo en el presente. El Chile de hoy se encuentra amenazado de la misma forma que el Chile que vio a José Joaquín Prieto vencer a Ramón Freire en Lircay, la influencia de ideas externas y muchas veces utópicas para nuestra nación, ya sea porque son muy avanzadas o muy retrógradas.

Tanto la UDI como RN siguen en el siglo pasado y consumiendo las ideas de extranjeros que poco saben de nuestro país. En una entrevista simulada que realizó el año 2003 El Mercurio de Valparaíso a Diego Portales para recordar su ideario, se le preguntó qué opinaba sobre EEUU, a lo que respondió: “Hay que desconfiar de esos señores que muy bien aprueban la obra de nuestros campeones de la libertad, sin habernos ayudado en nada, he aquí la causa de mi temor (…). Yo creo que todo esto obedece a un plan combinado de antemano; y eso sería así: hacer la conquista de América, no por las armas sino por la influencia en toda esfera. Esto sucederá, tal vez hoy no, pero mañana sí. No conviene dejarse halagar por estos dulces que los niños suelen comer con gusto sin cuidarse de un envenenamiento”. Dicho y hecho, con semejante visión y dada las condiciones en las que se encontraba el país, donde el concepto de chileno no existía, mucho menos un patriotismo o alma común para el pueblo, resulta digno de encomio el nivel de organización que logró y las lecturas que realizó sobre las amenazas extranjeras, especialmente ideológicas, que hoy son parte del día a día.

Su figura históricamente ha sido llevada al ideario de la derecha y catalogado como un conservador innato, nuevamente una falacia del tamaño de un buque. La gran disyuntiva que enfrentó fue hacer lo que quería o lo que podía, y optó por esto último. Consideró que la sociedad de la época no estaba preparada para una democracia, muy cierto además, éramos lo más cercano a un feudalismo, pero no por eso instauraría una monarquía después de todo lo que lucharon por terminar por ella. El modelo republicano, autoritario y moralizador instaurado por Portales nunca fue el objetivo al que quiso llegar, sólo fue el primer paso, uno de preparación, para llegar a la utópica democracia.

¿Un tirano? Yo diría que es visionario como pocos en la época, un avanzado que proyectó en su actuar lo que según el análisis de Alfredo Joselyn-Holt, constituye el tercer mundo de las ideas y la cultura de Karl Popper, filósofo del siglo XX; esto quiere decir que el modo en que ordenó la sociedad se impregnó en la cultura de la población, logrando entonces, que sea la misma sociedad la que se resista a los cambios para así generar una identidad común, en definitiva, a Chile.

Dicho esto, ¿Qué haría Diego Portales el año 2015? Evidentemente, miraría al país, su cultura, su gente, sus ideas, sus deseos. La derecha de hoy carece de eso, lo dijo Hugo Herrera en La Segunda y lo comparto totalmente: “la derecha se queda con el último discurso que Guzmán formuló: el de guerra fría”. Si continúan pregonando el conservadurismo radical, preocupados de su billetera  bajo el manto de la iglesia y los grupos económicos, son pocos los que quedarán en pie. Ser de derecha no es oponerse al cambio y se han dedicado a jugar a eso, olvidando la derecha portaleana, la de comprender el contexto del país, comprender que su situación es propia y no porque algo funcione en Finlandia funcionará igual en Chile, comprender que lo único constante es el cambio, que la política es de proyección y no de contención.

TAGS: #Derecha

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Victoria Beaumont

09 de Febrero

Diego: Concuerdo con tu visión y conclusiones sobre Diego Portales. El título, aunquer ironico, me parece un poco irreverente para con nuestro fundador de la república, saludos.

10 de Febrero

Saludos. Diego Portales no es un símbolo de la derecha, es un símbolo que la izquierda atribuye a la derecha, en parte producto de la cercanía con la vivencia de Pinochet, en parte por nuestra natural tendencia a los estereotipos. La derecha es ante todo económica, no es individualista, y Portales era un político de personalidad fuerte que paradójicamente promovía la importancia del sistema por sobre sobre la individualidad de los líderes. Recuerdo haber acuñado en mis tiempos juveniles (para el bronce de mi casa, porque apenas me leía mi gato), la rimbombante frase de que la mejor refutación de Portales es el propio Portales. Yo creo que más que derechas e izquierdas, si hablamos de Portales, lo importante es eso, la oposición entre un gobierno basado en los atributos de líderes fuertes, versus gobiernos basados en un sistema, en donde lo que importa es el sistema, no la individualidad del seleccionado por el sistema, pues afecta la historia y la lógica completa de las democracias. Cuando digo que le afecta, no me refiero a que le refute o cuestione, sino a que plantea el dilema. ¿Qués más importante para la política?, ¿en qué debiésemos confiar mejor para que se nos gobierne más provechosamente?, ¿en los atributos de ciertos líderes o en un sistema equis de gobierno? Es un dilema importante. Los griegos prefirieron confiar en sistema, no en los individuos o personajes ilustres. Los romanos en cambio probaron ambas opciones. En Latinoamérica vivimos un auge de los individualismos por encima de la sistematicidad. Si por ejemplo, las normas dicen que el Presidente no debiese ser reelecto, se prefiere cambiar las normas para que se perpetúen personajes como Evo Morales, Cristina y en su tiempo, Hugo Chávez. Esos son ejemplos de individualidad en el liderazgo contra la sistematicidad, generalmente o casi siempre, democrática. ¿Cómo sería Portales en el presente? Yo digo que hay hartos Diego Portales en el presente, pero no los vemos por la simple razón de que éste no es su momento. Los liderazgos individuales se asocian con tiempos de crisis, y no es el caso para Chile. Digo, de verdaderas crisis; no me vaya salir alguien con la tontería de Penta.

12 de Febrero

La podredumbre esta en todos lados, en especial en la politica que siempre ha sido nicho para el enriquecimiento rapido utilizando las redes que el poder politico da, es cosa de mirar nuestros ilustres parlamentarios, autoridades del gobierno y politicos de derecha, todos con grandes negocios muchas veces ocultos con nombre de empresas de papel que “curiosamente” al termino de su gestion en el estado corren a sentarse en algun sillon ofrecido por la banca, retail, isapres, AFP, minera y otras.
Creo que si existiera hoy Portales los enviaria a todos al peredon por traicion a la patria, permtiendo con ello a las nuevas generaciones jovenes a ser parte de los cambios urgentes que nuestra sociedad chilena necesita. Sobre el ejemplo del resto de las autoridades latinoamericanas sin ser sociologo o analista politico, puedo ver la misma cosa, corrupcion, enriquecimiento ilicito, traicion!.

Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

Se entiende por ingreso básico a un pago periódico en efectivo entregado incondicionalmente a todos de manera individual, sin los requisitos de probar los bienes que se poseen o el trabajo que se realiza.
+VER MÁS
#Trabajo

¿Cómo encarar el tema del empleo en el próximo futuro?

Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

Ojalá podamos retomar la escuela y todas las clases presenciales pero, pensemos bien. No somos los mismos, no podemos ser los mismos, nuestros niños y niñas son diferentes y tenemos que hacernos cargo de ...
+VER MÁS
#Educación

Los niños de la pandemia ¿Qué haremos en las aulas?

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?