#Política

El candidato del negacionismo populista

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hasta hace poco más de una semana, el programa presidencial de José Antonio Kast decía textualmente, “se adoptaran medidas de captura y secuestro de emisiones antropogénicas o cierres de las principales plantas térmicas, en caso de que se valide fehacientemente la postura climática dominante, que hasta ahora no se aprecia, pues se basa en simples correlaciones recientes”, la cual al ser expuesta públicamente en pleno debate presidencial de primera vuelta, el candidato desconoció la existencia de la misma, retractándose en el preciso momento frente al emplazamiento de la periodista.


Podemos observar como su discurso se ha ido adaptando en el contexto presidencial, para ser más tolerable ante una opinión pública que no minimiza la crisis climática, pero en el fondo el candidato de ultra derecha mantiene su ambigüedad en la materia

Si bien, es entendible que una frase o texto desafortunado pueda ser pasado por alto al momento de presentar un informe escrito, es poco serio que una afirmación de dicho calibre aparezca por simple error en un programa presidencial.  Pero el asunto acá es distinto, pues Kast sí ha puesto en duda el cambio climático e incluso el sentido de las COPs, afirmación que no se basa en alguna “cuña” sacada de contexto en esta coyuntura  electoral, sino de la propia opinión del candidato que fue publicada el 10 de septiembre del 2019 en el medio digital El Libero, denominada COP25 y el populismo medioambiental.

En dicha columna Kast sostiene, “el costo mayor no es financiero, es regulatorio. La COP25 en Chile implica una presión mucho más grande de las ONG nacionales e internacionales para que el país adopte cambios regulatorios relevantes y se sume a liderar una serie de iniciativas medioambientales que afectan la industria y la sociedad chilena.”, señalando también en otros párrafos, que muchas medidas para enfrentar el cambio climático son más bien un marketing para una elite mundial ambientalista y que los costos de mitigación no lo pueden pagar países en vías de desarrollo cuando los principales responsables son otras economías mundiales, destacando además, la necesidad de resistir a quienes quieran imponer como verdad absoluta el cambio climático. Indicando también, textualmente “Cuidar nuestro medioambiente y contribuir a un mundo mejor no puede ser a costa del bienestar de los chilenos”, finalizando su columna con que se debe dejar de alimentar al populismo ambiental.

Ahora bien, hay elementos que son ciertos, la contribución de Chile en CO2 equivalente a nivel global es porcentualmente baja, en coherencia, la responsabilidad entre los Estados debe ser proporcionalmente compartida pero cuantitativamente diferenciada. Por otra parte, es cierto que las COPs han sido una seguidilla de fracasos, no porque la coordinación entre Estados sea un ejercicio inútil, sino porque ha primado en todo este tiempo lógicas de libre mercado, promoviendo finalmente acciones voluntarias y no obligatorias sobre los principales mercados responsables.

No obstante, la postura climática de Kast no pretende contribuir en buscar una alternativa para hacer más efectiva las acciones y coordinaciones para enfrentar la emergencia climática. Por el contrario, a pesar de rectificarse formalmente y reconocer la existencia del cambio climático en su nueva versión  programática,  su discurso es a todas luces un negacionismo populista (Martín, 2020).

Podemos observar como su discurso se ha ido adaptando en el contexto presidencial, para ser más tolerable ante una opinión pública que no minimiza la crisis climática, pero en el fondo el candidato de ultra derecha mantiene su ambigüedad en la materia, buscando cambiar el foco de atención y argumentando en torno a la injusticia o impactos socio-económicos que traería consigo las políticas de mitigación y adaptación – ni hablar de transformación –, porque Chile y su economía no son los responsables de los GEI, por lo cual, las acciones en estas materias son un obstáculo para nuestro proceso de desarrollo económico.

Así también, han sido reiteradas ocasiones en donde Kast y sus adherentes cuestionan en distintos ámbitos el rol de la ONU, en salud, DDHH, migración y en este caso en particular, en lo ambiental, por ser el principal espacio de “lobby climático”, pues de acuerdo a su discurso populista, este organismo está dominado por una elite que intenta imponer un estilo de vida a los pueblos, amenazando su soberanía, mandatando que es lo que tienen que comer, como vestir, como movilizarse, que producir, etc., tratando de vincular también a la agenda climática como la excusa perfecta de una agenda superior controladora y de izquierdas.

Frente al momento político histórico, la incertidumbre político-institucional y el complejo escenario económico que se avecina en Chile, uno de los riesgos ambientales que traería consigo un eventual triunfo de Kast, es dar cabida y mayor cobertura a un negacionismo climático nacional que hoy es minoritario, pero que podría ir tomando sentido en la población, generando una obstrucción y retroceso al proceso de concientización ambiental y cambio cultural que implica la mitigación y adaptación climática.

 

TAGS: #CambioClimatico #Elecciones2021 #JoseAntonioKast

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

17 de Diciembre

Naaa…

Yo creo que si KAST es Presidente y se le pide promover la plantación de árboles frutales en plazas y calles, y árboles nativos en donde se llegue a poder, hasta plantar una cifra de millones de árboles, él pensará que esto debe darle un respiro a las ciudades, bajando la temperatura, y al ambiente en general, por todo el oxígeno que hoy no producen las millones de hectáreas de selvas quemadas los dos últimos años. También creo que podría pensar que si lo hace podría ser un ejemplo a nivel mundial, porque mucho se habla de medidas industriales –que los mayores contaminadores del mundo siempre están reacios a aceptar– pero, poco se habla de la responsabilidad de devolverle al planeta las millones de hectáreas de árboles que le hemos quitado, los cuales eran el sostén del equilibrio climático a nivel mundial.

En cuanto a restricciones por uso de combustible fósil, todo el comercio global se vería afectado y siempre habrá quien diga, de esto vive mi país y qué voy a hacer si no se puede otra cosa y seguirá contaminando. También habrá quien no deje los vuelos comerciales, las reuniones masivas, el turismo, incluso los cohetes lanzados al espacio. Todo eso consume oxígeno y no tenemos los árboles que lo puedan reemplazar.

En definitiva creo que hay medidas paralelas al discurso regular del cambio climático que van por el lado de plantar árboles por millones, en primer lugar… Si esa finalidad no se propone ni se logra, el juego lo seguirá ganando el desierto.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

La disminución de caudales podría ser mayor al 50% para el periodo 2030-2060 en algunos puntos de la zona Centro-Norte. Lo que va a ir aparejado a un aumento de temperatura de 1°C a 2.5°C.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tanto va el cántaro al agua, que al final se termina el agua

Somos todos viajeros espaciales y, como todo es relativo, es difícil saber por qué lugar del universo, nuestro espacio-tiempo, vamos. Tampoco sabemos hacia dónde vamos o el significado del viaje
+VER MÁS
#Sociedad

Perihelio

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza