#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El momento constituyente en que estamos, que debe continuarse formalmente en octubre de este año 2020, resulta una ocasión inédita de deliberación para el planteamiento de proyectos políticos de sociedad. Esta es una coyuntura adecuada para profundizar en el proyecto del buen vivir en el debate ideológico nacional.

Entendemos la idea del buen vivir no como una propuesta más de país, o un mero programa de cambios y reformas. Se trata de proponer otra forma de vida en sociedad, el paso de la protesta a la propuesta, yendo más allá de la fórmula en negativo de lo puramente anticapitalista y antineoliberal. Es la propuesta de un nombre para ofrecer un sentido general que oriente las transformaciones o restituciones en los diferentes aspectos de la vida humana. El buen vivir como respuesta al agotamiento del paradigma moderno de la existencia -con sus visiones de progreso, evolución lineal y superación-, como propuesta de “desacople” entre la calidad de vida y ese progreso en la acumulación y continuidad, y arrastrando consigo también el valor de lo nuevo, una crisis del valor de futuro. Un cambio radical en el modo de experimentar la historia y el tiempo.


El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas

Los buenos vivires para una sociedad persuasiva de convivencia ciudadana en la diversidad. Una propuesta como objetivo de una alianza política de mayorías, capaz de responder a los viejos problemas de la pobreza y la inequidad, considerando la necesaria dignidad de todos. Creemos que actualmente hay pocas propuestas de proyecto político alternativo de sociedad. Se trata de proponer aquí no un desarrollo alternativo sino una alternativa al desarrollo, en sus diferentes formulaciones –con su obsesión por el crecimiento, el consumismo y la expoliación de los ambientes naturales-. El buen vivir/los buenos vivires como propósito del devenir histórico. Reconocer la importancia de integrar el ecofeminismo y la crítica del patriarcado en un proyecto del buen vivir. El carácter utopista, de inquietud utópica, de éste, en una época de desilusión ante las utopías. La revisión para saber si hablamos aquí de ideales o de costumbres de los pueblos, o de lo que se ha venido a llamar un cambio de época.

El buen vivir también como otra experiencia de la Naturaleza, de su dignidad, incorporando o restituyendo la inspiración de un nuevo -o muy antiguo- paradigma, a través de la consideración de las concepciones indígenas latinoamericanas de lo que se llaman las “armonías” en la vida social y la relación con la Naturaleza. La experiencia y aprendizaje de estas armonías supone señalarlas en oposición a muchas experiencias de los mercados, el individualismo y los desequilibrios de la acumulación indefinida (crecimiento económico). El proyecto del buen vivir/küme mongen mapuche, como proyecto de una sociedad intercultural y plurinacional; como un nuevo modo de convivencia con los pueblos indígenas que habitan el país.

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas. También vemos transformaciones en lo que toca a las formas de afectividad y espiritualidad -pérdida de la fe en el progreso, en el valor de lo nuevo-, especialmente en la experiencia de comprensión de la relación de lo humano con lo no humano en la Naturaleza. Una concepción “holística” deshace la separación o incomunicación de Sociedad y Naturaleza, y puede inspirar un movimiento distinto al de secularización.

Los derechos de la Naturaleza son un eje en el lado ambiental del buen vivir y el reemplazo de un modo de relación antropocéntrica con ella. Posicionamiento entonces de un biocentrismo que vele por los ecosistemas, su conservación y restauración. La justicia social que se extiende a una justicia ambiental con los elementos de la Naturaleza. La urgencia de alternativas frente a un planeta amenazado por la crisis del cambio climático y la pérdida de la biodiversidad. Ante una Tierra, que ya no tiene la capacidad de absorción y resiliencia suficiente para continuar por la senda del crecimiento y el consumismo planetario.

Buscamos promover una reflexión ideológica y ciudadana sobre el sentido y contenidos de un proyecto de sociedad donde el buen vivir se constituya como uno de los principios ordenadores. Nos orientamos en vista de la propuesta en temas asociados con el proceso constituyente y la Convención Constituyente.

 

TAGS: #BuenVivir #ProcesoConstituyente Derechos de la Naturaleza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad