#Política

El acuerdo de la mayoría: la democracia de moda

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En la democracia, no se buscan los intereses personales, se busca el interés del pueblo.

Es común escuchar en último tiempo que los políticos, en sazón de unidad y estabilidad, se jacten y vanaglorien de lograr grandes acuerdos nacionales, que no hacen más que beneficiar a la gran mayoría de los chilenos. Es más, ¡si hasta es motivo de recriminación criticar dichos acuerdos! La conformación de estos acuerdos siempre tiene que ser entre las grandes fuerzas políticas, porque como ya sabemos, es la forma de que nadie se quede fuera de este gran acuerdo nacional en pro de chilenos. Una vez que la substancia ya está arreglada entre los dos grandes cuerpos políticos, la forma de hacerla efectiva, es mediante la creación de una ley, y como el acuerdo ya está hecho, sólo es cuestión de forma para que podamos aclamar, como es la moda, que aquella es la ley de la mayoría.

Esta breve descripción, no escapa a cualquiera que vea noticias de vez en cuando y preste un poco de atención. El problema de todo el estado actual, es que no es sano  para la verdadera democracia, -que es a la que todos aspiramos-, la forma en que se está generando la ley. Es de recordar que Rousseau en su libro, “el contrato social” daba cuenta de la idea de autogobierno mediante la ley, es decir, la ley es la única forma que tenemos los ciudadanos de sentir que es nuestra voluntad la que nos está rigiendo, y por eso es que somos libres, libres de regirnos por nuestra propia ley. Esta idea de auto gobierno es simplemente hermosa; puede congeniar la libertad y la obediencia a la ley, pero ¿cómo dos conceptos tan opuestos, como la libertad y la obediencia pueden vivir juntos? La respuesta es: mediante la democracia.

La democracia, da justamente cuenta de esta idea de autogobierno, nosotros, todos los ciudadanos, proclamamos que es lo que queremos para nosotros, y eso es ley. De ahí que sea legítimo que el idiota que choca ebrio esté en la cárcel, porque nosotros lo queremos así, o en teoría. Lo anterior es el concepto de Soberanía popular, las decisiones deben ser reconducidas al pueblo para que sean legítimas. Esto que es una idea tan abstracta que puede tomar muchas formas, hecho que ahora no nos interesa. Lo importante es que la ley, es de todos nosotros: la democracia mediante el principio de soberanía popular.

Bajo este preámbulo, cabe preguntarse ¿de qué forma un acuerdo es contrario a la democracia? La respuesta viene dada, por la descripción de acuerdo. Cualquiera que haya ido al persa, sabrá que el regateo tiene como fin, el beneficio del comprador y vendedor, es donde “los dos ganan”. En otro ejemplo, el contrato que es un tipo de acuerdo, muestra claramente que dos personas se comprometen a una cosa, generando deberes y obligaciones recíprocas, para obtener ambos una ganancia: yo obtengo la casa y tu una ganancia en dinero. La clave de un acuerdo, es que las partes se beneficien, -más allá de que uno pueda ganar más que otro, ergo, sea un acuerdo injusto-, en un acuerdo se espera que las dos partes salgan fortalecidas, ya que miran intereses particulares, y no generales. En un acuerdo no se ve que es lo mejor para las partes desde una perspectiva común, sino que cada parte busca su beneficio personal.

En la democracia, no se buscan los intereses personales, se busca el interés del pueblo. Por tanto hablar de un acuerdo en democracia, es coincidir con la idea de que lo que se está aceptando es que hay distintos grupos que se reparten cuotas de poder para llevar a cabo sus intereses, y no el interés general. Bajo esta lógica cuando se piensa en una ley, no se piensa en el interés del pueblo, se piensa en el interés de un grupo especial, y para lograr obtener esos intereses hay que ceder un poco, como en cualquier acuerdo. Hace unos meses recuerdo una noticia donde la Alianza prometía dar los votos para el aborto, a cambio de que la Concertación cediera los votos para cambiar la Constitución por la cláusula: matrimonio es entre un hombre y una mujer, ¿qué ejemplo más claro de acuerdo?, acá no se ve que es lo mejor para el país, si no que se busca obtener los intereses de un grupo representado.

En esta misma línea, y bajo la idea de auto-gobierno, es que no es posible afirmar que la ley es la de la mayoría. La regla democrática de la mayoría más uno, es una forma de terminar la deliberación, lo que no significa que la ley no sea de todos.
¡La ley es de todos, no de la mayoría!


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cumplir Promesas.

05 de Septiembre

Esta publicación me dio cáncer.

Señor

06 de Septiembre

Basura, humo, una persona que que dice mucho lo que piensa pero no piensa lo que dice. Me dejaste tan mal que comenzaré a orinar sangre. Saludos

06 de Septiembre

Los adjetivos que diste responden a tu comentario, a y a ti por cierto. Saludos.

10 de Septiembre

Muy buena columna, el ejemplo que diste del regateo aborto vs matrimonio en igualdad me deja claro donde tienen puestos los valores y la cabeza los reptilianos de la derecha. Saludos

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!