#Política

El 15 M español y el movimiento estudiantil de Chile 2011

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

el acento estaba en instalar en el imaginario colectivo que la educación no es un bien de mercado y que todas y todos deben tener acceso igualitario a ella.

El 15 M español y el movimiento estudiantil en Chile de 2011 son dos fenómenos muy interesantes de analizar. Comparten un malestar social generalizado con la democracia representativa, pero obedecen a contextos y apuntan a cuestiones diferentes. Aquí lo que propongo son puntos que pueden dar a pensar y enseñanzas del 15 M.

La España actual debe estar pasando por una de sus peores épocas, en términos de una bajísima presión fiscal, recortes públicos, desempleo y un fuerte desapego a la llamada “casta política”, conformada principalmente por el Partido Socialista Obrero Español y el Partido Popular. Las y los jóvenes son el segmento de la población que se lleva la peor parte de esto: según datos del EuroStat, un 49,7% de las personas entre 18 a 29 años están sin trabajo. Aquellos y aquellas que logran tenerlo, reciben una remuneración que no supera los 1000 euros, algo así como 800.000 pesos chilenos. Cifra que para el salario promedio de Chile es muy alto, pero para aquel país, cuyo coste de vida es mayor, alcanza apenas para llegar a fin de mes.

Aproximadamente son 776.000 jóvenes parados y paradas en España, es decir, sin trabajo fijo.

Ahora bien, el malestar que se ha acumulado en España no solo es debido a la presente situación, sino más bien a la élite política. Indignación que se tradujo en acampar durante 12 días en Puerta del Sol, en el centro de Madrid, donde miles de personas se dieron cita para reclamar en contra de la corrupción, la mala gestión política y el tráfico de influencias tanto del PSOE como del PP desde el fin de la dictadura de Franco en 1977. Lemas como “No somos mercancía de políticos y banqueros”,  “Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir”, “Esto no es cuestión de izquierdas contra derechas, es una cuestión de los de abajo contra los de arriba”, marcaron este importantísimo acontecimiento. El discurso del 15 de mayo fue una crítica hacia la casta política y el sistema de representación que la sustenta. Podemos, un partido político que se fundó en el año 2014 y que tuvo la capacidad de interpretar muy bien el 15 M y que varios y varias de sus integrantes se hicieron partícipes en Puerta del Sol, logró en las elecciones generales de diciembre pasado 69 escaños en el parlamento español y 5 eurodiputados.

Sobre el movimiento estudiantil del 2011 en Chile, a diferencia del 15 M español, me parece que su retórica está dirigida hacia el legado neoliberal de la dictadura cívico-militar de Pinochet en el tema de la educación, más que a la clase política referida a la Concertación y Alianza por Chile. Algunas de las consignas de las tantas manifestaciones que hubo fueron: “Educación pública, gratuita y de calidad”, “Fin al lucro”, “La educación es un derecho, no un privilegio”. Es decir, el acento estaba en instalar en el imaginario colectivo que la educación no es un bien de mercado y que todas y todos deben tener acceso igualitario a ella. Las universidades y colegios no son una empresa, sino que instituciones encargadas de brindar una educación formadora de seres humanos.

Sin duda que el movimiento sirvió como canalizador de muchísimas demandas, ya sea por cambiar la Constitución del 80 mediante una asamblea constituyente, cambiar el sistema binominal, legalizar el aborto bajo tres causales, abrir más instancias participativas políticas, etcétera. Pero creo que el discurso central, y por eso el gran arraigo social del movimiento, estuvo en la educación, cuestión que es transversal a todos los estratos socioeconómicos del país.

Entonces, qué ocurre. El 15 M español apuntó en contra de la casta para tratar de generar un nuevo sistema de gobernabilidad a partir de la organización social, cosa de sacar del poder al PSOE y PP. Cuestionar la democracia liberal clásica y las consecuencias que tiene el hecho de que dos partidos políticos hegemónicos controlen al país.

En el movimiento estudiantil de Chile 2011, por otra parte, los dardos se dirigieron hacia el grave problema de la educación, en todos sus niveles. Consecuencia directa de la dictadura y mantenida por los gobiernos de la Concertación y la Alianza.

Es decir, hay un tema de fondo con la clase política en el 15 M que trata de cambiar las reglas del juego para hacer que la democracia real europea sea, valga la redundancia, real. Donde las personas reunidas en Puerta del Sol abogaban por una transformación en la manera de hacer política que ha tenido el PSOE y el PP. El hecho que en ese lugar se generasen asambleas, se hicieran declaraciones públicas, se formaran programas políticos y se crearan organizaciones que todavía perduran, hicieron de este fenómeno algo digno de tratar de replicar. Fue una instancia donde se puso en entre dicho a la casta política y al sistema político en sus pilares más importantes.

El movimiento estudiantil implicó una serie de manifestaciones que colocaron el tema de la educación como algo obligado para hablar en los medios de comunicación y en las coaliciones políticas, pero lo que se estaba proponiendo es un cambio educacional sistémico, no enfocado concretamente en las dinámicas de la democracia, ni en la clase política chilena.

TAGS: Crisis de Representación España Movimiento Estudiantil

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El intelectual contribuye a la toma de conciencia de la función histórica de la clase de la cual depende, pero a la vez entrega los elementos para que esta clase ejercite su hegemonía.
+VER MÁS
#Política

Gramsci y los intelectuales

¿Cuándo normalizamos pretender que hombres del mundo privado de una determinada área mejorarán la gestión del mundo público de esa misma competitiva área?
+VER MÁS
#Salud

Jaime Mañalich, el Gerente General ´en pausa`

Las miradas cortoplacistas de las izquierdas peleándose la coyuntura de una absurda autenticidad hegemónica, no dan el ancho en el inquietante panorama actual de regresión política,  global y local.
+VER MÁS
#Política

La ´izquierda boba`: el caso español (y chileno)

Sala Cuna (No) Universal
+VER MÁS
#Género

Proyecto de Ley de Sala Cuna ¿Universal?

Popular

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11