#Política

Dignificar el progresismo: el falso eje izquierda/derecha actual

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Herbert Marcuse, en su conocida obra El hombre unidimensional, describía como el sistema de consumo capitalista absorbía todo tipo de elementos, manifestaciones y circunstancias que, en su origen, tuvieran la apariencia de ser los componentes de oposición a su propia expansión y dominio. En otras palabras, Marcuse exponía cómo el sistema capitalista depredador incorpora a su servicio aquello que por naturaleza y raíz toma la apariencia de ser su antítesis, su contraposición natural y recurrente. No se equivocaba en su advertencia.


El sistema económico-corporativo y financista del libre mercado se ha apoderado de la realidad que ha degradado y pervertido al “progresismo”

Actualmente vivimos en un mundo sin alternativas políticas, sin presencia filosófica importante que oriente hacia nuevas y diversas visiones del mundo que no estén impregnadas e imbuidas por la lógica, en apariencia implacable, del  “mercado liberal” y sus respectivas variantes ideológicas. El ejército de intelectuales y analistas que dominan con su presencia a los Mass media funcionan como eficientes agentes de relaciones públicas de la realidad establecida, teniendo a sus correspondientes corifeos en los “periodistas” o “líderes de opinión” de las diversas ramas de los oligopolios mediáticos dominantes. Ya Diego Fusaro ha planteado la hipótesis del regreso a una especie de neo-feudalismo donde los Estamentos (laboratores, oratores y bellatores) estarían representados por los capitalistas multinacionales, sus intelectuales orgánicos y la sociedad precarizada.

No deja de ser sorprendente la capacidad de transformación que el sistema económico de mercado ha tenido en las últimas décadas. No fue sino a partir de 1989 cuando la cualidad proteica del sistema económico capitalista se hizo evidente, cambiando de máscaras de manera paulatina y regular hasta llegar al actual capitalismo financiero y cuasi-aristocrático donde la especulación y el monopolio reclaman, por derecho propio y casi diríamos histórico, la explotación sin reservas de los recursos materiales, energéticos y humanos existentes sobre la tierra. Lo que advirtió y previó Gramsci sobre la incorporación de la dialéctica marxista (o su filosofía de la praxis), a las superestructuras u órdenes hegemónicos, mediante la subversión de los hechos, es una realidad. Para tal subversión el sistema se ha servido de diversos métodos, probados y desarrollados a través de los años, que hoy se traducen en “ingeniería social” y en psicología de masas, y que forman parte de otras manifestaciones de manipulación de la realidad, como lo son las crisis económicas y de salud, y los shocks sociales producto del terrorismo y de los nuevos y anacrónicos enemigos de la “seguridad”. De tal manera el sistema económico-corporativo y financista del libre mercado se ha apoderado de la realidad que ha degradado y pervertido al “progresismo”, al grado de hacer que en algunas regiones del planeta la derecha sea vista como una opción ante una izquierda que ha dado la espalda a los problemas y fines que históricamente preconizaba (el combate a los sistemas de explotación humana).

Un ejemplo de ello son las “políticas de identidad” y los feminismos corporativos e institucionalizados, cuyos fines, a corto y mediano plazo, han sido la manipulación y división social, y el ocupar las energías de rebelión en todo menos en aquello esencial e importante que sirva de verdadera contraposición al sistema de explotación humana que caracteriza al sistema de libre mercado monopolista actual. Otra forma del control social y económico (o sea de la realidad objetiva) que el sistema ha empleado de manera progresiva mediante la globalización -que es  una de sus caras más eficaces- es el desmantelamiento del Estado-Nación, bajo premisas omnipotentes y omnímodas apoyadas por doctrinas aparentemente irrebatibles. Las exigencias impuestas hacia los Estados para su desregulación económica y la apertura de sus fronteras de manera irrestricta para la acción el  mercado monopolista se impone al costo de invasiones, injerencias, guerras o “boitcots” de no ser satisfechas. Instrumentos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, provocan, con sus agresivas e impositivas recetas, el incremento de las economías disfuncionales -como las llama Joseph Stiglitz- que sirven como rehenes para la especulación económica y la expansión monopolista.

Las víctimas propiciatorias ideales han sido las naciones tercermundistas, cuyas derechas políticas en el poder –que hacen las veces de gerentes generales-  han convertido a sus Estados en ideales servidores de los intereses de las corporaciones trasnacionales, económicas y financieras, subvencionando, con bienes públicos, sus prácticas explotadoras que a la postre generan los conocidos fenómenos de pauperización y descomposición social. La globalización como instrumento de explotación lleva a la “glebalización” de las sociedades, y la izquierda progresista “oficial e imperante” es decir política, no ha estado a la altura para ofrecer una respuesta a los expolios perpetrados hacia los pueblos de todo el orbe. La alternativa contra la derecha ya no es la izquierda, sino otra cosa existente o por crearse cuya nomenclatura puede ser variada, pero cuyos fines deben ser, desde ahora, identificados en toda su profundidad, sencillez y amplitud: la lucha verdadera, fáctica e ideológica, contra todas las formas de explotación humana.

TAGS: Capitalismo Progresismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Hoy se están creando condiciones políticas y económicas en el mundo, para qué América Latina, surja con una voz propia e independiente de poderes políticos y económicos mundiales
+VER MÁS
#Política

Europa necesita la jungla. ¿O solo oportunismo?

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?