#Política

“Desvinculaciones” en el Estado. Un testimonio argentino

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando veo lo que está pasando en Chile con los funcionarios públicos, no puedo dejar de relacionarlo con la historia de mi recientemente fallecido padre.

Mi viejo fue durante más de 30 años empleado público. En varias ocasiones tuvo la opción de trabajar en ámbitos privados, ya que se había capacitado mucho por su propio interés; pero él permanecía trabajando para el Estado, creyendo que así estaba agradeciendo a la patria que lo recibió en su infancia, cuando, ad portas de la segunda Guerra, su familia dejó Bélgica para comenzar de nuevo en Argentina.

Pero en el año 1995, cuando contaba con 59 años de edad, tuvimos en Argentina un Presidente muy “progresista”, que privatizó casi todos los servicios del Estado, y “desvinculó” de sus puestos a miles de funcionarios públicos. Ahí cayó también mi viejo. A seis años de jubilar, con dos hijas aún en el colegio y en un contexto cultural que deshecha a los mayores de 50 por valorar más la energía juvenil que la experiencia, mi papá se quedó en la calle.

Nunca más pudo ejercer su profesión; nunca más recuperó su alegría de vivir. Unos meses después cumplió 60 años y, a pesar del festejo familiar que le hicimos para alegrarlo, él, abatido por sentirse inútil, sufrió un infarto cerebral en plena fiesta. Nunca volvió a ser el de antes. Nunca la familia volvió a ser la misma.

Mi hermano tuvo que dejar la universidad para trabajar, mi mamá tuvo que duplicar sus horas de trabajo docente. Mis hermanas terminaron el colegio y se pusieron a trabajar.

¿Y mi papá? Bueno, ese hombre enérgico, jovial y optimista se apagó. Se sintió humillado por no poder mantener a su familia con su trabajo, como él entendía que le correspondía al “hombre de la casa”. Hace pocos meses falleció, vencido por la realidad que no pudo cambiar, y con un juicio sin resolver por  todo el dinero que el Estado aún le debe.

Hoy leo en twitter, nuestro Wikileaks cotidiano, cifras de despidos en servicios públicos chilenos que son espeluznantes, y pienso que detrás de cada numerito, de cada una de esas “desvinculaciones” forzadas, hay un hombre como mi papá, y una familia como la mía.

¡Qué pena que no aprendamos como sociedad! ¡Qué pena que nos podamos dar el lujo de desechar gente por motivos injustificables! ¡Qué triste que sigamos eligiendo a dirigentes que se arrogan la potestad para decidir sobre la vida de la gente y cambiarla por completo, sólo porque les conviene a ellos y a sus amigos!

Desearía que, a pesar de la reducción de las horas de historia, seamos capaces de transmitirle nuestras experiencias a las generaciones jóvenes, para que estas historias no se repitan…

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Un factor de riesgo es aquella instancia que puede llegar a provocar un daño, patología o lesión, sea física o sicológica en los trabajadores, y que tenga su origen en el entorno o las prácticas labor ...
+VER MÁS
#Trabajo

El riesgo psicosocial como una herramienta generadora de valor

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado