#Política

Democracia: Un derecho de todos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Muchas personas en nuestro país indican que por mucho se soñó con el “retorno a la democracia”; sin embargo, al ver actos como el acaecido anoche, o el recurrente actuar de los encapuchados en las marchas estudiantiles, que destruyen todo a su paso, nos preguntamos cuál era la democracia que se deseaba y que todavía se desea.

Esta es la primera columna que escribo por este medio, así que partiré agradeciendo la oportunidad. Ahora bien, el participar en medios como este es una muestra que en nuestro país existe democracia, manifestada en la expresión de opiniones y reflexiones para el enriquecimiento del pensar y una mejor comprensión de nuestra realidad. Todo ello con el respeto y confianza propios de una sociedad bien constituida.

Respeto, democracia. Son estos conceptos los que generan esta reflexión. Ayer jueves, en el marco de la manifestación pro – aborto realizada en el centro de Santiago, Chile, un grupo de manifestantes entraron a la Catedral de Santiago en plena misa, interrumpiendo la ceremonia, causando desmanes y agraviando a los asistentes con consignas contra la iglesia católica. Los manifestantes fueron desalojados por personal policial.

Más allá de la discusión de fondo – que tiene también relación con el tema tratado en esta columna, el respeto – podemos preguntarnos: ¿cómo se explica un acto de esta naturaleza en una sociedad democrática como la nuestra? Siendo más certeros, ¿está nuestra democracia realmente sólida como para darse cuenta que todos los ciudadanos tenemos derecho a ella, independiente de lo que creamos o pensemos? Esto no se trata de defender a la iglesia católica, se trata de analizar hacia dónde están viajando las formas y los fondos. Porque cuando avanzamos desde reclamar un derecho a transgredir el derecho de otro con insultos y agresiones, entonces ¿de qué democracia estamos hablando?

Muchas personas en nuestro país indican que por mucho se soñó con el “retorno a la democracia”; sin embargo, al ver actos como el acaecido anoche, o el recurrente actuar de los encapuchados en las marchas estudiantiles, que destruyen todo a su paso, nos preguntamos cuál era la democracia que se deseaba y que todavía se desea. No se puede alegar por un derecho cuando estamos destruyendo los bienes que no nos costaron o estamos atentando el derecho que tiene nuestro vecino de trabajar, irse tranquilo a casa o generar recursos para su familia. Pero más importante, no podemos discutir de derechos cuando atentamos contra los derechos de expresión y convicción del otro. Nuestra democracia crecerá realmente cuando podamos luchar por nuestros derechos incluyendo la opinión y reflexión del otro, en pos de un beneficio común.

Ahora bien, si todos pensamos distinto, entonces es muy probable que no todos tengamos la razón. Entonces, ¿qué hacer con el aborto, con las drogas, o el matrimonio homosexual?

Estos temas quedan para otras columnas.

* Entrada escrita por Héctor Jerez Fernandoi, economista, columnista invitado por Democracia Activa

———-

Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Nuevos

Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

Los globos tienen que terminar en algún lado y habitualmente es en alguno de esos grandes vertederos de basura que llamamos mares y océanos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobre los inocentes globos

Satisfacer las demandas ciudadanas con las restricciones existentes será un enorme desafío. Chile tendrá que desplegar imaginación y energía mucho más que antes y podrá hacerlo si la democracia que n ...
+VER MÁS
#Sociedad

La vía chilena a los cambios. Discusión constitucional

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado