#Política

De la histeria aliancista al triunfalismo opositor

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La derrota del 2010 fue el fruto de los desaciertos propios de una coalición que en algún minuto perdió sintonía entre lo que el discurso dice y lo que las obras hacen.

Seamos claros y aterricemos el discurso, la llegada de Michelle Bachelet no asegura triunfos ni derrotas. Si bien es cierto, su decisión viene a dilucidar una interrogante, también contribuye a generar un sin números de cuestionamientos.

Para la Alianza, sin lugar a dudas el nerviosismo es reflejo de una incapacidad de haber capitalizado cuatro años de gobierno, sin generar el liderazgo o la empatía que les permita el reconocimiento ciudadano. Cuatro años donde más que gobernar, sólo se administró un país, con resultados que pueden ser generosos estadísticamente, pero tremendamente injusto en proporcionalidad, justicia y equidad.

Para la oposición, los cuestionamientos pasan por saber si en cuatro años se aprendió la lección. La derrota del 2010 fue el fruto de los desaciertos propios de una coalición que en algún minuto perdió  sintonía entre lo que el discurso dice y lo que las obras hacen. A casi cinco años pocos parecen recordar -o pocos quieren recordar-, que la falta de diálogo y entendimiento permitió que la participación, principal capital político de la Concertación, se perdiera sumándose a la bochornosa primaria del 2009, que dieron pie a una derrota dolorosa  y finalmente necesaria.

Hoy con el retorno de Michelle Bachelet, la oportunidad de hacer las cosas bien como futuro gobierno,  parte en gran medida en el “cómo” afrontemos este año. El triunfalismo desbordado puede hacernos caer en discursos que muestren  la cara menos amable de una Concertación que se desgastó entre codazos y zancadillas. Michelle Bachelet necesita hoy de un conglomerado que haga de la participación una fiesta ciudadana, donde las ideas se impongan a través del diálogo participativo y generoso, donde cada uno y cada una cuenta para abrazar un triunfo que nos permita un gobierno ciudadano con equidad y justicia social, una justicia social que es posible alcanzar con un gobierno sin un presente con ataduras con poderes económicos y sin  un pasado autoritario y lleno de las páginas más amargas de nuestra historia. Nuestro país no solo debe, sino que puede crecer con Justicia y Equidad Social  como la piedra angular del Chile que transversalmente muchos sueñan y que Michelle Bachelet representa.

Solo queda trabajar para que el triunfalismo no sea factor  determinante para hacer las cosas mal, y que la humildad de soñar un país integrador y justo sean el comienzo para decir Bienvenida Michelle, bienvenido un nuevo Chile. 

 


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Así con el mercado como puntal.  Estamos a punto de irnos al infierno por nuestras acciones y hay quienes, más que cambiar el rumbo, piensan en cómo vender papas fritas. Viveza le llamaran algunos, otr ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´El mundo se achicharra y nosotros nos enriquecemos`

La situación requiere un nuevo paradigma económico y de desarrollo, reestructurando por completo las viejas categorías, incorporando esta vez la infaltable participación de la naturaleza en todos los pr ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis climática y la caducidad del paradigma capitalista

Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La partida de Patricio Manns de Folliot, nos invita a una profunda reflexión y valoración de su trayectoria porque es considerado quizás, como uno de los máximos exponentes de la música nacional, y esc ...
+VER MÁS
#Cultura

Patricio Eugenio Manns de Folliot, la Dignidad se convierte en costumbre

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad