#Política

Cuidado con Kast

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Todo parecía indicar que la candidatura de José Antonio Kast sería funcional a la de Sebastián Sichel; según suponían unos, la radicalidad discursiva de Kast lo hacía más de centro y más agradable, sumando votos donde no los había. Sin embargo, estaría pasando lo contrario. Hoy parece que en la derecha está en disputa el lenguaje explícito en vez del cubierto de palabras que no dicen nada. Quien más dice orgullosamente defender ciertos principios que combinan el gremialismo y el neoliberalismo, heredado del periodo dictatorial, es el que tiene más posibilidades de quitarle el puesto al que representa lo mismo, pero soterradamente.


Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites mentales glorifican los territoriales.

El candidato del Partido Republicano tiene todo lo que al viejo derechista le gusta; es sarcástico, se asume de derecha sin complejos y ataca a todo adversario, ya sea democratacristiano, comunista o del Frente Amplio, con noticias falsas que están instaladas en el inconsciente colectivo de ese sector. Ya lo hizo con Yasna Provoste al acusarla de robarse dinero del Ministerio de Educación, cuestión que está comprobada que no es así, y emplazó a Gabriel Boric, debido a sus dichos en el pasado relacionados con el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.  Esto último lo hace suponiendo y haciendo suponer intereses terroristas en el candidato de Apruebo Dignidad, lo que funciona muy bien en los convencidos de que en la izquierda se aglomeran todos los intereses malvados.

Sichel no logra aquello. Por más que haya intentado darle señales al sector duro sacando a colación su experiencia laboral en el mundo privado, lo siguen mirando con desconfianza. No quieren otro Sebastián Piñera; no quieren sentirse defraudados por quien saben que los defraudará.

No hay que olvidar, también, que existe una masa despolitizada que ya no se dejará influir por quien diga no ser lo que es. Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites mentales glorifican los territoriales. Lo vimos en Iquique, donde personas quemaron pertenencias de inmigrantes alojados en lugares públicos de la ciudad. Ellas, debido a que disfrazan su ignorancia de inteligencia conspiranoica, son azuzadas por discursos como el de Kast.

El abanderado “republicano”, al salirse de los estratos altos en los que obtiene su gran cantidad de votos, podría alimentar ese relato que permea a la clase media baja y que consiste en responsabilizar de un problema sistémico a habitantes de otros países. En particular, en este caso, venezolanos. Puede recurrir a dos cosas para aprovechar de culpar a sus oponentes: la manera en que el gobierno ha tratado el tema migratorio, asociando a Sichel con ese fracaso, y, como siempre se suele hacer, hablar de Venezuela y establecer una relación entre ese gobierno y Gabriel Boric. Relación que, es más que claro, no existe. Pero eso no importa. Lo que resulta es poner mentiras en las cabezas de quienes quieren buscar responsables.

¿Es simplón todo lo que hace o podría hacer Kast para obtener votos? Claro que sí. El hermano de Miguel Kast tiene una inteligencia muy relativa y que se limita al discurso corto, a la acusación infundada, insistiendo en ella hasta que a algunos le parezca cierta. Su campaña se sustenta exclusivamente en el (mal) sarcasmo, como señalamos en un comienzo, y en el tono tranquilo con el que culpa a gente de cosas sin arrepentirse ni pedir perdón cuando se le hacer ver que está equivocado. La equivocación no está contemplada en su público. Y si es que la advierten, igual siguen insistiendo en ella. Lo primordial es convencerse a ellos primero. No olvidemos que, aunque diga condenar el estallido del 2019, la derecha gritona y escandalosa también es parte de este. Solo busca respuestas en otro lado.

¿Hará todo esto ganar a Kast? No. Pero sí amenaza a quienes quieren repetir el piñerismo con otro nombre y otro rostro.

TAGS: #CandidaturasPresidenciales #JoseAntonioKast #Presidenciales2021

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pablo Correa

15 de Octubre

Que pedantería más desagradable tienen los progres como tú al tratar al electorado opositor como si fuera menor de edad. Caen en el mismo presupuesto que los maridos de mediados del siglo XX acallando a la mujer por el solo hecho de serlo. Mejor aprende a leer las señales y pregúntate por qué la gente está harta de haber pasado de un 2% de migrantes a casi un 8% entre 2014 y 2020 (en cifras oficiales, imaginate la extraoficial), provocando un aumento en el costo de la vida( ya que hay más personas intentando vivir en un espacio limitado) y competencia desleal por los mismos trabajos cuyos sueldos -obviamente- van a la baja por haber mayor oferta de mano de obra; pregúntate también por qué razón las madres chilenas no pueden llevar sus hijos a un jardín infantil porque la Ancha Comisionada les dio preferencia a los extranjeros antes que a los chilenos; pregúntate también por qué un comerciante o un kioskero que se rompe el lomo trabajando de verdad desde las 6 am (y no en una rica oficina de una fundación progre financiada por Soros) que ha sido victima de vandalismo desde la revolución de los pungas, tiene CERO apoyo de los que dicen defender los DDHH ¿acaso quedarse sin fuente laboral para llevar comida a casa no cuenta como derecho humano? Solo te diré que antiguamente, había un dicho muy sabio: “la caridad empieza por casa” y en este caso la casa es mi querida patria y mis compatriotas, esa que algunos indios narco y unos pungas quieren eliminar porque les quedó grande.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad