#Política

¿Cuándo se van del gabinete?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

ha surgido nuevamente otra “tesis longueira” que en su habitual “visión estratégica” ha llamado a adelantar la salida de los presidenciables del gabinete y desplegarlos “sin frenos” en la campaña. ¿Cuál es la idea? Presionar a la Concertación y a Bachelet, romper el inmovilismo del oficialismo, sacar al pizarrón a Golborne, apurar a la Udi y evitar los conflictos que va tener el gobierno con sus Ministros acusados de estar en campaña con recursos públicos.

Nuevamente se instala en el debate político la cuestión de la salida de los presidenciables del Gabinete. No se trata de una discusión nueva. Al contrario, ha estado en el centro de la polémica en varias oportunidades. La intensidad que asume sube o baja dependiendo de las características de la coyuntura. A tres meses de las municipales el debate pasa de latente a manifiesto.

En este contexto surgen dos preguntas; ¿por qué el oficialismo quiere mantener a los presidenciables lo más posible en el gabinete y la oposición exige su salida inmediata?

En el oficialismo hay cinco razones que lo explican.

En primer lugar, surge el hecho de que están en un escenario de inmovilismo presidencial que ha dejado para “después” todos los temas relevantes; mecanismo, fechas, relato, equipos.

En segundo lugar, está la necesidad de evitar las tensiones internas y el desgaste —en una fase de baja aprobación— que implica la lucha por el posicionamiento presidencial a dos o tres bandas.

En tercer lugar, surge la política del espejo; es decir, moverse en función del “factor Bachelet”. En efecto, la virtualidad de la candidatura de la mujer ONU da tiempo, espacio y motivos para dilatar la definición presidencial a la espera de un mejor rendimiento político.

En cuarto lugar, aparece la necesidad política de enfrentar el escenario presidencial no sólo en mejores condiciones de aprobación, sino también con presidenciables mejor posicionados en el terreno de la competencia electoral. De hecho, salir a competir por la sucesión con bajos niveles de aprobación y con la “crónica de una derrota anunciada” no es positivo para el fortalecimiento de su opción presidencial.

En quinto lugar, surge que el gremialismo debe definir su abanderado antes de competir al interior del conglomerado de gobierno. Se debaten entre el pragmatismo y la necesidad de recuperar su purismo ideológico.

En definitiva, hay poderosas razones que condicionan que los presidenciables del oficialismo sigan en el gobierno. ¿Hasta cuándo? Desde las propias filas de Palacio se ha mencionado que ese hecho debe ocurrir después de las municipales. Desde ese momento hay cinco largos meses —entre Noviembre y Marzo— para materializar la salida. Lo más probable, si no ocurre antes de las municipales, es que ello suceda entre Noviembre y Enero.

Si se sigue lo acordado hasta hoy, es decir, salir del gabinete después de las municipales, surge otra pregunta: ¿cómo harán para mantener la no injerencia electoral de los presidenciables? Competir a media máquina y en la frágil división entre el rol de político —con aspiraciones— y el de ministro no contribuye a mejorar el rendimiento electoral ni del gobierno ni de los presidenciables.

Sin embargo, ha surgido nuevamente otra “tesis Longueira” que en su habitual “visión estratégica” ha llamado a adelantar la salida de los presidenciables del gabinete y desplegarlos “sin frenos” en la campaña. ¿Cuál es la idea? Presionar a la Concertación y a Bachelet, romper el inmovilismo del oficialismo, sacar al pizarrón a Golborne, apurar a la UDI y evitar los conflictos que va tener el gobierno con sus ministros acusados de estar en campaña con recursos públicos.

Para la oposición, la razón que se da es que los presidenciables están usando no sólo sus cargos —de alta visibilidad— para sus fines de posicionamiento, sino también los recursos públicos. Sin embargo, el interés está en que deben salir “hoy” para apurar la carrera presidencial del oficialismo, debilitar el peso político del ejecutivo y estimular sus tensiones internas.

En este escenario, es interesante analizar cómo se movieron los presidenciables de la Concertación que ocupaban cargos de gobierno.

Lagos dejó el Gabinete de Aylwin el 28 de Septiembre de 1992; tres meses después de las municipales de Junio, ocho meses antes de las primarias de Mayo del ’93 y quince meses antes de las presidenciales. Luego, dejó el Ministerio de Obras Públicas —con Frei— el 01 de Agosto de 1998, a diez meses de las primarias del ’99 y diecisiete meses antes de las presidenciales del mismo año.

En el gobierno de Lagos, Bachelet y Alvear dejaron el gabinete el 29 de Septiembre del 2004, un mes antes de las municipales, ocho meses antes de las primarias —no realizadas— y quince meses antes de las presidenciales del 2005.

Los tiempos políticos muestran que faltan tres meses para las municipales, ocho o nueve meses para la primaria oficialista —si es que hay— y catorce meses para la presidencial. La experiencia de Lagos y Bachelet indica que ambos salieron del gabinete un año y medio antes de la presidencial y ocho meses antes de la primaria. Según estos datos, el oficialismo está en el límite de los tiempos “recomendados” para enfrentar una intensa batalla presidencial —que va perdiendo— con primaria incluida.

La coyuntura municipal sólo la experimento Bachelet. De hecho, en esa campaña se generaron las condiciones políticas y electorales para la retirada de Alvear y su proclamación como candidata. De ese modo, vemos que la elección definió aspectos relevantes. La próxima municipal no tiene porque ser una excepción.

El oficialismo tiene debilidades y tres alternativas que dificultan que sus presidenciables dejen “a corto plazo” el gabinete. Hoy la lucha presidencial es latente y llena de limitaciones. Los tiempos se acaban y las voces para adelantar la salida se multiplican. La política es dinámica y sus caminos pueden cambiar sin aviso. En el terreno del cálculo y el pragmatismo todo es posible.

———–

Foto: www.fotopresidencia.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

Popular

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

En los últimos meses los medios de comunicación han proclamado con fuerza, y perversa eficiencia, todos los males que los hombres hacen a sus semejantes a través de la delincuencia
+VER MÁS
#Política

La delincuencia y la inmovilidad de las palabras

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?