#Política

Cuando pase el temblor

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La calle camina entre las piedras, entre las bombas, y entre víctimas mortales de la fuerza que el estado ha aplicado ante las protestas. Hay mucha esperanza e ilusión en que algo bueno pasará, pero en lo práctico vemos dos caminos que se han separado el uno del otro:

Se ha sentido el temblor de la calle. Las protestas han demostrado día a día ser pacíficas y de una fuerza popular sin antecedentes en los últimos años. Por otro lado, el Presidente y su equipo, insisten en centrarse en la violencia de grupos aislados ante, principalmente la propiedad privada.


Cuando pase el temblor, será un buen momento. No se debe tocar la desilusión ya que a pesar de que la ilusión en el futuro crece, vemos por ahora una puerta cerrada en lo político.

La calle no tiene temor ni vergüenza. Se está organizando generando cabildos, sectorizados por ahora, pero en función de la entrega de ideas. Es decir, la calle tiene interés de negociar y discutir. Se han reunido líderes de las demandas ciudadanas con el fin de generar un nuevo pacto social.  Por otro lado, Piñera ya anunció -simbólicamente- que se encierra y no discute más, ya que estará todos los días trabajando duramente en despachar las leyes de sus propuestas, las que fueron pensadas entre cuatro paredes y por los mismos de siempre. El Presidente ha tenido gestos de apertura, pero que no han sido suficientes o en sintonía con la crisis: no hay interés en un cambio de modelo.

Desde el poder, nadie se ha sentado en un cráter desierto. A pesar de las diferencias evidentes entre Gobierno y ciudadanía, nadie ha renunciado. La autoridad no se ha cuestionado la presencia de ninguno de los actores políticos que tienen a miles, o millones, de personas en la calle protestando furiosas. Un cambio total de gabinete no es simbólico en este caso, tiene que ver con el fondo del asunto, comenzar a discutir un nuevo Chile, no el que veíamos hasta hace unos diez días, que recibía golpes desde el poder, sin derecho a réplica.

Hay una grieta en todos nuestros corazones, la desilusión y la sensación de incomprensión. Dentro de este cambio necesario aparece Chadwick, símbolo, obviamente junto a su primo (¿será normal en otros países que el presidente designe a familiares para cargos de poder?), del Chile que ya no va más, o que al menos no debería. Chadwick demostró que no quiere renunciar, negó responsabilidad en la violencia impartida por la fuerza estatal sobre los ciudadanos. No quiere renunciar, no quiere soltar el poder. Demostró que su vocación de servicio público no existe, ya que, de existir, la decisión responsable es omitirse del poder y dejar que los cambios vengan de forma pacífica dentro de un contexto político de acuerdos.

Este cambio recién nos daría confianzas renovadas en el poder estatal. Nueva gente negociando y proponiendo ideas nos puede dar esperanzas en que el temblor que nos sacude y que está dejando muertos entre os nuestros, podrá pasar.

La calle ha demostrado consolidarse en la protesta pacífica. Ha demostrado unión transversal. El gobierno no ha evidenciado ninguna nueva manera de actuar, y al contrario, la agudizado: el toque de queda (a este día, ya naturalizado entre los chilenos) y la responsabilidad uniformada en las muertes de protestantes, han consolidado al gobierno como un grupo de reacción violenta en lo simbólico y en lo práctico.

Cuando pase el temblor, será un buen momento. No se debe tocar la desilusión ya que a pesar de que la ilusión en el futuro crece, vemos por ahora una puerta cerrada en lo político.

La manera en que Piñera se ha cerrado en sí mismo, la respuesta de sus ministros, y el enfoque en la violencia de los grupos aislados nos confirma que para el gobierno el temblor es otro, y tiene que ver con lo material y lo privado: la defensa de supermercados, la nula mención a muertos por protestar, etc. Veinte mil pesos, un 20%, debiera ser suficiente para alcanzar la dignidad, todos sabemos que no.  Mientras no haya un gesto real de cambio, por ahora solo podemos imaginar al presidente decirle a su primo cada mañana: Andrés, despiértame cuando pase el temblor.

TAGS: #ChileDespertó Descontento Social Protestas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Las dos iniciativas, en pocas palabras, buscan que tanto las Fuerzas Armadas como Carabineros, funcionen con pleno respeto a la democracia y los derechos Humanos
+VER MÁS
#Política

Iniciativas para que las Fuerzas Armadas y la Policía se guíen por los Derechos Humanos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

Nuevos

El ser humano dividido dentro de sí es más fácilmente manipulado y controlado, al tiempo que cae mayormente en la desesperación, dando pie a nuevas maneras de generar dinero, o de mercantilizar la propi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Los mercaderes de la desesperación

Un cambio en la dirección política no solo es absolutamente necesario, también es parte de un sistema democrático en donde las mayorías deciden y participan
+VER MÁS
#Política

Aves de mal agüero

En Chile existe una alta tasa de embarazos no deseados, asimismo las cifras de contagio de enfermedades de transmisión sexual también son muy elevadas, situación que ha empeorado con la pandemia.
+VER MÁS
#Educación

Educación sexual, la educación que nos falta

Se entiende por ingreso básico a un pago periódico en efectivo entregado incondicionalmente a todos de manera individual, sin los requisitos de probar los bienes que se poseen o el trabajo que se realiza.
+VER MÁS
#Trabajo

¿Cómo encarar el tema del empleo en el próximo futuro?

Popular

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Esta mañana veraniega y calurosa hemos sido testigos como la generación de estudiantes de los años 2011 y 2012 se habían tomado las calles por cambios en educación y sociales, ha llegado a La Moneda, e ...
+VER MÁS
#Política

El Gabinete de la esperanza

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Es vital que la política educativa proponga un marco de acción donde la naturaleza y la educación al aire libre sean la base del sistema educativo, para así asegurar el mejor bienestar socioemocional d ...
+VER MÁS
#Educación

Chile se recupera y aprende al aire libre en la naturaleza