#Política

¿Cuál país?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Dirección y sentido

La salida a la actual crisis por la que atraviesa el país, sigue siendo la misma que antes del estallido social: más y mejor democracia con justicia social, un Estado moderno al servicio de sus ciudadanos y basado en el respeto irrestricto y en todo momento  a los derechos humanos.

Ese camino lo representa la opción sí apruebo a una Nueva Constitución pues junto a la alternativa por la Convención Constituyente abre una puerta cierta en dirección a los cambios que Chile necesita.


Es necesario incorporar en la Nueva Constitución, formas de democracia directa en la que la ciudadanía tenga la opción de participar del proceso político, en complemento a los procesos electorales que ocurren cada cuatro años

Pero es solo una puerta de ingreso a conquistar. El país habrá que reordenarlo para fines de justicia social sobre la cual descanse su convivencia civilizada; la política recomponerla para contribuir a resolver democráticamente las contradicciones de la sociedad y la ciudadanía mantener una actitud activa en defensa de sus intereses al amparo de formas más expansivas de participación democrática. A continuación, algunos ejes en esa dirección:

 1.-  Rol del Estado

Una sociedad moderna busca la integración de sus miembros, distribuyendo poder y riqueza. En efecto, derechos políticos sin derechos sociales asociados que garanticen a todos los habitantes de la nación un piso básico para poder crecer y desarrollarse, no serán suficientes para construir una sociedad civilizada. Pero tampoco lo será si es que la riqueza no es distribuida justa y equitativamente entre sus miembros, la codicia acotada y los abusos ejemplarmente sancionados.

La evidencia nos señala que el mercado por sí solo se pervierte como lo indican las colusiones empresariales, ahonda en las desigualdades, no agrega valor a los procesos productivos y por sobre todo no construye país, por lo menos en los términos que acá lo concebimos, es decir, con un mínimo de decencia en las relaciones sociales y económicas e integrando a sus miembros a los frutos del desarrollo, rol esencial de todo Estado democrático.

2.-Libertades versus derechos

La “libertad de elegir”, además de ser mentirosa, porque no todos tienen recursos para “elegir”, es profundamente individualista, puesto que genera condiciones para debilitar todo aquello asociativo y comunitario, y es lo que debilita la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos. En un contexto de darwinismo social como el nuestro, los depredadores ganan.

Por eso, para superar positivamente la limitación de la concepción neoliberal que antepone la “libertad de elegir” a todas las demás libertades, es decir restringe la libertad a la capacidad individual a quien pueda comprar salud, educación, pensiones, entre otros, el país requiere avanzar decididamente hacia un modelo de sociedad basado en  derechos universales, que permita emparejar la cancha como ocurre en la mayoría de los países con democracias avanzadas.

3.-Derechos Políticos Individuales y Régimen Político  

Una democracia plena debe permitirle  a toda persona ejercerlos en total libertad, elegir y ser elegido en los sistemas de representación a cualquier nivel en el que existan, en un contexto de respeto a lo distinto, a las minorías, a la diversidad sexual y de género, a los pueblos originarios otorgándoles rango constitucional en el marco de un Estado plurinacional, y teniendo a la democracia y al pluralismo como el sustento que amalgama la convivencia de la sociedad.

Así, es función básica de la política institucional crear los canales que hagan efectiva la participación ciudadana en los asuntos públicos. Es preciso reiterar, que en la sociedad digital de nuestros días, la política institucional es otra forma más, no la única.

Por ello, es necesario incorporar en la Nueva Constitución, formas de democracia directa en la que la ciudadanía tenga la opción de participar del proceso político, en complemento a los procesos electorales que ocurren cada cuatro años en la mayoría de los niveles del Estado: los plebiscitos vinculantes, son herramientas concretas y prácticas, que permiten corregir la marcha del país cuando el proceso político presenta visos de descomposición o estancamiento como el que vivimos.

4.-Derechos Universales

El horizonte es  avanzar hacia una sociedad construida sobre la base de Derechos Universales, también llamado Estado Social de Derecho o Estado de Bienestar sobre el que se fundan las libertades individuales. Lo sustantivo de las sociedades bajo estos modelos  es que a  partir del Estado mantienen el control de los bienes esenciales para el desarrollo de un tipo de sociedad más humana, decente y pacífica.

Los países con Estados de Bienestar cuentan con una mejor institucionalidad democrática, las leyes en general se respetan, la codicia está acotada, la corrupción es sancionada y la distribución del ingreso es más justa. El juego de la política democrática ,sin las trampas de nuestro ordenamiento jurídico, ha permitido que subsistan en el tiempo.

5.-Economía pujante y solidaria

Por todo ello, al Estado le cabe un importante rol en los procesos productivos a que ha dado lugar la economía del conocimiento.

En tal sentido, el Estado deberá asumir un rol de fomento productivo en sintonía con el medio ambiente, con fuerte acento en ciencia y tecnología, que le permita al país desarrollar nuevas capacidades de cara a los desafíos del siglo XXI y asegurarle a las nuevas generaciones los recursos necesarios para su sobrevivencia digna.

Asimismo, le corresponde promover políticas y programas de fomento de cooperativismo productivo en alianza con organizaciones intermedias de la sociedad y las municipalidades y desarrollar otras formas intensivas en asociativismo y colaboración con las comunidades locales, como por ejemplo, cooperativas de vivienda, cooperativas de consumidores y otras similares que contribuyan a ponerle fin a la deshumanización que ha introducido el neoliberalismo en el alma de Chile.

Terminando,

A quienes hoy tienen cargos de representación política y se reconocen en alguna de las muchas vertientes que proponen ideas de transformación democrática de la sociedad, les corresponde asumir su rol, haciendo un esfuerzo unitario más allá de sus convicciones e intereses personales o partidarios específicos. La política se dignifica cuando a quienes les corresponde liderar son capaces de poner por delante el bien general, que en este caso específico, consiste en construir un sentido común con todas y todos aquellos que hoy tienen la convicción de que es necesario realizar los cambios que Chile urgentemente requiere.

 

 

TAGS: #NuevaConstitución Derechos Estado de Bienestar

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan

08 de Febrero

Muy buen análisis :lo completaría con las formas de control de la ciudadanía sobre sus representantes las cuales hoy solo existen en las elecciones cada cuatro años. La Constitución debe considerar mandato revocatorio a mitad del Mandato de los representantes; plebiscitos vinculantes; e iniciativa popular de ley con cierto quórum . Nosotros financiamos los representantes sin exigirles nada cambio por cuatro años

08 de Febrero

Hola Juan, gracias por tu comentario. Completamente de acuerdo contigo. Agregar que es necesario una reforma profunda al regimen de partidos polìticos: lo pùblico no es para movilidad social ni tampoco para proteger los intereses de la èlite en desmedro de la sociedad. Saludos, Carlos Cerpa

Sin chantajes - El Quinto Poder

20 de Julio

[…] cambios sustantivos y en una dirección y sentido distinto al actual orden de cosas. Ver una columna anterior que […]

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Nuevos

La competencia tiene a este país, no sólo desde lo político, lo ideológico, social y económico, sino desde lo espiritual incluso, y tiene al mundo entero, atrapado en la búsqueda de vencer a un otro.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El país de la Razón o la Fuerza

El problema de la identidad es que ésta se fija a partir de exclusiones, entonces se hace necesario revisar todo aquello que excluimos para pensarlo
+VER MÁS
#Política

Libertad a los jóvenes presos durante la revuelta: Identidad y política

La dignidad no solo es un eslogan que representa un cántico de protesta social, sino que representa un anhelo de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas, que al menos queremos tener la oportunidad de po ...
+VER MÁS
#Política

La oportunidad histórica de empezar a construir un futuro con dignidad

Comprender las responsabilidades que corresponden a los Estados y gobiernos por disminuir los factores generadores de desigualdad y garantizar un acompañamiento adecuado a los colectivos vulnerables permit ...
+VER MÁS
#Educación

Política Educativa y Estudiantes Migrantes: el Estado chileno al debe

Popular

Así como los médicos de la época de Freud desmentían a las pacientes histéricas clasificándolas de “simuladoras”, la clase política y la elite chilena rechazan constantemente las demandas del pue ...
+VER MÁS
#Sociedad

Psicoanálisis y estallido social: La pregunta por la dignidad

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad