#Política

Correcciones superfluas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Okey, quizá peco de exagerado con el título. Pero la verdad veía venir esta situación, quizá no en la fecha, pero sí en las distancias de tiempo. 

En la columna de ayer “Aprovechar para corregir el rumbo”, hacía un llamado para que se cambiase el plebiscito a mediados de año, o bien, para el mes de octubre, siempre y cuando las elecciones de convencionales quedaran estipuladas para marzo. Esto, producto de la situación contingente que nos afecta, y de la cual necesitamos hacernos cargo con toda la fuerza posible, por muchos sacrificios que se requieran, sin dejar por ello el ojo crítico que hemos construido como sociedad. Del mismo modo, acusaba que era necesario revisar el artículo 142, debido a la forma en que está planteado.


La razón de por qué es necesario que exista una diferencia sustancial de tiempo entre la fecha del plebiscito, y la fecha de la elección de convencionales, es debido a la necesidad de que la gente que quiera plantear sus candidaturas a la Convención, tenga el tiempo necesario para hacerlo.

El día de ayer, unas horas después de la columna, se planteó el proyecto de reforma constitucional en que se modifica la fecha para el 13 de diciembre de 2020, y se fija una disposición transitoria para facultar al presidente a tomar la medida de aplazar el proceso hasta el 6 de septiembre de este año, una vez se cumplan 3 días de la vigencia del artículo. Del mismo modo, la jefa de la bancada de la UDI, María José Hoffmann, planteó que el próximo Congreso, es quien a estas alturas debiese arrogarse el poder constituyente para si. 

Como siempre, decepcionan.

La razón de por qué es necesario que exista una diferencia sustancial de tiempo entre la fecha del plebiscito, y la fecha de la elección de convencionales, es debido -siempre y cuando gane la opción Apruebo- a la necesidad de que la gente que quiera plantear sus candidaturas a la Convención, tenga el tiempo necesario para hacerlo. 

Una campaña política no es algo fácil, sino que toma tiempo, esfuerzo, y en muchos casos, dinero, cosa de la que carecen muchas personas que probablemente deseen postular. Recordemos que cada voto es dinero para los candidatos, y muchos bancos son reacios a entregar préstamos a cualquier persona que establezca una candidatura, pues necesitan un buen humo de que ese efectivo va a volver a sus arcas. Necesitan tener certeza de que, aunque el candidato pierda, sacará una gran cantidad de votos que servirán para la devolución del préstamo. 

Y eso desgraciadamente en la actualidad solo pueden hacerlo los partidos políticos, pues ellos tienen las capacidades y los humos para poder solventarse de mejor manera que un independiente. El independiente depende más de su mentalidad, de ideas frescas y de tiempo para poder darse a conocer y llegar a aquellas personas que lo necesitan. En cambio, el que va por un partido, no necesita tanto de eso, pues hay un manifiesto político detrás que lo respalda, una historia general que le da base, y obviamente mayor chance de obtención de recursos.

Creo que ya van entendiendo para donde va mi idea. Reducir la cantidad de tiempo que se tiene entre el plebiscito y la elección de convencionales, sin duda es una acción orientada al perjuicio de quienes quieren correr como independientes, y en directo beneficio para quienes vayan con el soporte de una plataforma partidista. 

Del mismo modo, la idea de Hoffmann no tiene respaldo alguno. Primero porque existe un acuerdo pactado por los partidos, que es necesario respetar como base para intentar armar un pacto social -aunque en mi columna anterior dejo de manifiesto mis severas reservas al respecto atendiendo lo que hemos visto en la contingencia-, segundo porque el espíritu del acuerdo es brindar una chance a la sociedad para que diseñe un proyecto de Constitución, el que puede resultar el más democrático jamás hecho en esta república, y tercero porque es una decisión fomentada en lo monetario. Creo que estuvimos mucho tiempo discutiendo como para no entender que el desequilibrio continuo en la terna entre lo social y lo económico fue lo que nos tuvo como estuvimos hace unos meses.

Sin embargo, y por muy impopular que suene, no creo descabellado que el siguiente Congreso pueda ser quien redacte una nueva Constitución. Ahora, siempre y cuando no sea considerado como primera alternativa, sino como la última, cuando toda vía se haya agotado respecto de la Convención Constituyente, tal como dejé de manifiesto ayer respecto de la falencia del artículo 142 en el caso de un rechazo al anteproyecto producido. Aunque quisiera añadir aprovechando la instancia de que, respecto del caso en que salga electa una Convención Mixta, preferiría una comisión establecida entre Ejecutivo y la Convención, debido a que ya habría participación de los parlamentarios en la segunda institución, y no tendría sentido volver a remitirse a ellos. 

Insisto con mi planteamiento de que la clase política hoy tiene deberes de los cuales hacerse responsable. La ciudadanía ya no es como antes. Hoy fiscaliza y está atenta. Es hora de que lo entiendan, porque de lo contrario, espacio para un nuevo pacto social no va a haber.

TAGS: #Coronavirus #NuevaConstitución #PlebiscitoConstitucional #ProcesoConstituyente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad