#Política

Correcciones superfluas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Okey, quizá peco de exagerado con el título. Pero la verdad veía venir esta situación, quizá no en la fecha, pero sí en las distancias de tiempo. 

En la columna de ayer “Aprovechar para corregir el rumbo”, hacía un llamado para que se cambiase el plebiscito a mediados de año, o bien, para el mes de octubre, siempre y cuando las elecciones de convencionales quedaran estipuladas para marzo. Esto, producto de la situación contingente que nos afecta, y de la cual necesitamos hacernos cargo con toda la fuerza posible, por muchos sacrificios que se requieran, sin dejar por ello el ojo crítico que hemos construido como sociedad. Del mismo modo, acusaba que era necesario revisar el artículo 142, debido a la forma en que está planteado.


La razón de por qué es necesario que exista una diferencia sustancial de tiempo entre la fecha del plebiscito, y la fecha de la elección de convencionales, es debido a la necesidad de que la gente que quiera plantear sus candidaturas a la Convención, tenga el tiempo necesario para hacerlo.

El día de ayer, unas horas después de la columna, se planteó el proyecto de reforma constitucional en que se modifica la fecha para el 13 de diciembre de 2020, y se fija una disposición transitoria para facultar al presidente a tomar la medida de aplazar el proceso hasta el 6 de septiembre de este año, una vez se cumplan 3 días de la vigencia del artículo. Del mismo modo, la jefa de la bancada de la UDI, María José Hoffmann, planteó que el próximo Congreso, es quien a estas alturas debiese arrogarse el poder constituyente para si. 

Como siempre, decepcionan.

La razón de por qué es necesario que exista una diferencia sustancial de tiempo entre la fecha del plebiscito, y la fecha de la elección de convencionales, es debido -siempre y cuando gane la opción Apruebo- a la necesidad de que la gente que quiera plantear sus candidaturas a la Convención, tenga el tiempo necesario para hacerlo. 

Una campaña política no es algo fácil, sino que toma tiempo, esfuerzo, y en muchos casos, dinero, cosa de la que carecen muchas personas que probablemente deseen postular. Recordemos que cada voto es dinero para los candidatos, y muchos bancos son reacios a entregar préstamos a cualquier persona que establezca una candidatura, pues necesitan un buen humo de que ese efectivo va a volver a sus arcas. Necesitan tener certeza de que, aunque el candidato pierda, sacará una gran cantidad de votos que servirán para la devolución del préstamo. 

Y eso desgraciadamente en la actualidad solo pueden hacerlo los partidos políticos, pues ellos tienen las capacidades y los humos para poder solventarse de mejor manera que un independiente. El independiente depende más de su mentalidad, de ideas frescas y de tiempo para poder darse a conocer y llegar a aquellas personas que lo necesitan. En cambio, el que va por un partido, no necesita tanto de eso, pues hay un manifiesto político detrás que lo respalda, una historia general que le da base, y obviamente mayor chance de obtención de recursos.

Creo que ya van entendiendo para donde va mi idea. Reducir la cantidad de tiempo que se tiene entre el plebiscito y la elección de convencionales, sin duda es una acción orientada al perjuicio de quienes quieren correr como independientes, y en directo beneficio para quienes vayan con el soporte de una plataforma partidista. 

Del mismo modo, la idea de Hoffmann no tiene respaldo alguno. Primero porque existe un acuerdo pactado por los partidos, que es necesario respetar como base para intentar armar un pacto social -aunque en mi columna anterior dejo de manifiesto mis severas reservas al respecto atendiendo lo que hemos visto en la contingencia-, segundo porque el espíritu del acuerdo es brindar una chance a la sociedad para que diseñe un proyecto de Constitución, el que puede resultar el más democrático jamás hecho en esta república, y tercero porque es una decisión fomentada en lo monetario. Creo que estuvimos mucho tiempo discutiendo como para no entender que el desequilibrio continuo en la terna entre lo social y lo económico fue lo que nos tuvo como estuvimos hace unos meses.

Sin embargo, y por muy impopular que suene, no creo descabellado que el siguiente Congreso pueda ser quien redacte una nueva Constitución. Ahora, siempre y cuando no sea considerado como primera alternativa, sino como la última, cuando toda vía se haya agotado respecto de la Convención Constituyente, tal como dejé de manifiesto ayer respecto de la falencia del artículo 142 en el caso de un rechazo al anteproyecto producido. Aunque quisiera añadir aprovechando la instancia de que, respecto del caso en que salga electa una Convención Mixta, preferiría una comisión establecida entre Ejecutivo y la Convención, debido a que ya habría participación de los parlamentarios en la segunda institución, y no tendría sentido volver a remitirse a ellos. 

Insisto con mi planteamiento de que la clase política hoy tiene deberes de los cuales hacerse responsable. La ciudadanía ya no es como antes. Hoy fiscaliza y está atenta. Es hora de que lo entiendan, porque de lo contrario, espacio para un nuevo pacto social no va a haber.

TAGS: #Coronavirus #NuevaConstitución #PlebiscitoConstitucional #ProcesoConstituyente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Con la predictibilidad lo propio de lo humano, la creatividad, el asombro, la resiliencia, se dañan o atrofian, o son subyugadas al autodeterminismo de  las profecías autocumplidas
+VER MÁS
#Educación

El exceso de predictibilidad está 'matando' a nuestros estudiantes