#Política

Con la fuerza de la razón, en Talca también dijimos AC!

2
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Nos reunimos en Talca, en esta plaza y frente a estas históricas Escuelas, al igual como lo hacen cientos y miles de ciudadanos de a pie en distintas partes de Chile: en La Serena, en Valparaíso, en Santiago, en Concepción, en Temuco, en Valdivia, en Puerto Montt y en Coyhaique. Hoy decimos fuerte y claro y al unísono, que los ciudadanos no permitiremos más que el país se conduzca entre cuatro paredes y con el poder concentrado en unos pocos, exigimos una democracia real, participativa, equitativa, inclusiva, transparente, en donde el centro esté en las personas y no la sociedad neoliberal construida en las últimas décadas, que pone al ser humano como un consumidor a quien hay que manejar con las técnicas del mercado.


Históricamente nunca el poder ha sido entregado en bandeja a las nuevas generaciones, han sido éstas las que han tenido que luchar, trabajar, convencer, socializar su mensaje para producir los cambios de todo tipo en el país. Hoy a eso estamos llamados, el proceso constituyente ya ha partido, es un camino irreversible, y somos nosotros quienes tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar Chile. Hoy decimos fuerte y claro: “¡Basta de abusos! ¡Plebiscito para Nueva Constitución!

Nuestro país vive horas cruciales, estamos frente a un contexto que devela el agotamiento de un sistema que no responde en lo absoluto a las necesidades y anhelos de los ciudadanos, por el contrario, vemos cómo los distintos enclaves impuestos en dictadura, muchos de los cuales se mantienen hasta hoy, solo permitan esquilmar a las personas con un sistema económico, previsional, de salud, laboral, etc., que concentra la riqueza en un pequeño grupo de familias, mientras gran parte del país se debe endeudar y difícilmente alcanza a vivir y satisfacer sus necesidades. Matices más, matices menos, durante las últimas dos décadas se ha mantenido este sistema, y ya no soporta más el abuso y desigualdad entre compatriotas, la democracia no puede esperar más.

Quienes nos encontramos hoy en este lugar, queremos un Chile distinto y vemos con indignación cómo nuestro sistema político está secuestrado por los poderes fácticos y el dinero, en donde la ética, la probidad, la transparencia, la legalidad, han dado paso al abuso, a la corrupción, al enriquecimiento ilícito, a la compra y venta de conciencias y votos en el Parlamento. El abuso de los que se encuentran en una situación de poder y los hechos de corrupción de que hemos sido testigos en estos días, con el Caso Penta, SQM, Caval, etc., como el Caso Cohecho que afecta a Concejales de la comuna de Talca, reafirman el diagnóstico que tenemos de nuestra realidad, y las enfermedades de la democracia, se combaten con más y mejor democracia y participación.

La Constitución de 1980, la Constitución de la dictadura, pese a todos sus parches y reformas, tiene un pecado de origen y que dice relación con que la máxima norma del país fue impuesta a sangre y fúsil, sin que mediara la participación de la gente, del pueblo, que es en quien reside la soberanía. Esta Constitución y todo el sistema y andamiaje creado a su alero, han sido la camisa de fuerza que día a día ahoga a esta democracia, democracia que se olvidó de los sueños de todos, en aras de la justicia “en la medida de lo posible”, “la política de los acuerdos” y las decisiones que se adoptan “en la cocina”. Esa Constitución que a principio de los años 90, muchos desde la Concertación criticaban, se fue transformando con el correr del tiempo en la estructura jurídica en la que muchos de esos mismos que la criticaban, se empezaron a sentir cómodos.

Este cuadro no da para más, queremos participación, queremos darnos una Constitución que nazca de los ciudadanos, que incorpore la mirada actual de nuestra sociedad, que establezca mayores límites a las autoridades, que permita que la sociedad fiscalice más y que prevenga la concentración de poder y recursos en unos pocos, que nacionalice nuestros recursos naturales, que reconozca a todo nacido en esta tierra como un igual, con mismos derechos y oportunidades. En tal contexto, exigimos que se llame a Plebiscito para que sea a través de una Asamblea Constituyente que nos demos una nueva Constitución; la Asamblea Constituyente no es el infierno, ni el caos que muchos pretenden ver, países estables, como Italia, Perú, Islandia Colombia, Ecuador, etc., han vivido esta experiencia con éxito, nosotros también podemos.

Históricamente nunca el poder ha sido entregado en bandeja a las nuevas generaciones, han sido éstas las que han tenido que luchar, trabajar, convencer, socializar su mensaje para producir los cambios de todo tipo en el país. Hoy a eso estamos llamados, el proceso constituyente ya ha partido, es un camino irreversible, y somos nosotros quienes tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar Chile.  Hoy decimos fuerte y claro: “¡Basta de abusos! ¡Plebiscito para Nueva Constitución!

TAGS: #AsambleaConstituyente #NuevaConstitución Constitución

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de marzo

Que los trabajadores forestales se tomaran la Planta Horcones de la Celulosa Arauco en crítica a la “reforma” laboral, que los empleados de OHL de la faena del hospital Gustavo Fricke cumplan más de dos semanas en huelga en defensa de sus demandas, que los trabajadores de Cobra Tech bloquearan los accesos a la empresa impidiendo la entrada y salida de camiones y que incluso marcharan hasta la Intendencia de Antofagasta, que además sean los propios ciudadanos de esa ciudad los que se movilicen contra la contaminación por el acopio del concentrado de cobre en el puerto y que los talquinos digan “sí” a la Asamblea Constituyente, son todos hechos que desmienten el discurso dominante.

Me refiero a aquel que nos dice que debemos aceptar al neoliberalismo y a su “democracia” en la medida de lo posible como única alternativa al desarrollo; también a ese discurso que nos habla de vanguardias que se colocan por sobre la experiencia de las bases, a ese que nos plantea que somos unos ignorantes, sometidos y alienados o que los sectores populares no estamos a la altura de las circunstancias para alterar la realidad del país en propio beneficio. Son muchas las formas en que los dominantes pretende justificarse. Nosotros seguimos en la lucha por la democracia y por la dignidad de todos.

Cristina

25 de marzo

Estamos frente a un país donde la baja autoestima gobierna nuestras vidas, herederos de un pasado sin valores en donde se nos aniquiló como seres humanos y pensantes. Con la AC vamos en la línea correcta hacia lo que es el verdadero compromiso de los Derechos y Deberes, en los que debemos estar claros entre no confundir lo que egoístamente nos conviene y destruye a otros, presente estará la libre expresión en el ejercicio de la Democracia, la Igualdad de Derechos, la Dignidad humana y el respeto al que piensa distinto. En nuestras manos, es decir, el Estado y no en un Gobierno la responsabilidad de una Patria comprometida en lograr la unificación y reconciliación de todos los chilenos. Ayudemos a sanar heridas, a terminar con los abusos, las desigualdades, apoyemos la Educación, defendamos nuestra Salud y edifiquemos nuestro Bienestar. Sumémonos a juzgar los reales crímenes y delitos, porque la Historia sigue y todos somos parte de ella, entonces, elaboremos un Chile con mentalidad sana, abierto a los cambios y por sobre todo justo, sequemos las lágrimas de quienes sufrieron y vivieron la tiranía en busca de una ciudadanía con espacio y oportunidad para todos nosotros. Por favor no más esclavitud, no más niños prostituidos, no más hambre, no más madres que lloran la muerte de un hijo, en manos de un irresponsable, no más delincuencia a causa de la cesantía, no más abusos laborales, no más estudios a medio terminar, porque todo lo que yo ambiciono, el otro también, y ese, es un Derecho y el Deber es que juntos lo logremos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Han pasado meses y la estúpida guerra de “dictadura sale con votos” versus “dictadura sale por presión internacional” se consume la mente de los venezolanos, cuyos líderes no hacen nada más sino ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Será que no hay otro sueño posible para Venezuela?

Es tiempo de levantar la cabeza y volver a soñar en una sociedad distinta, un modelo donde el trabajo, la educación, la cultura, el amor, el desarrollo integral nuestro, sea parte de un todo
+VER MÁS
#Ciudadanía

Es tiempo de despertar

Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.
+VER MÁS
#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

Popular

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?