#Política

Colonias Urbanas, cuarenta años de expresión popular

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hace unos días tuve la oportunidad de sentarme a conversar con unas vecinas de Lo Espejo, mientras tomábamos un té me hablaban de cómo era la relación con los niños y las niñas cuando eran más jóvenes, me contaban que pareciera que la comuna envejeció porque en su juventud las calles estaban llenas de niñas y niños jugando. La vida en comunidad estaba latente y se expresaba a través del juego, realidad que me tocó vivir de niño, donde nos tomábamos las calles a pesar de la hostilidad de la pobreza, las drogas, las balas y esas incontables dificultades que nos toca y tocaba enfrentar.


Las desconfianzas nos han consumido, el cuidado de nuestros niños y niñas ahora se limita a un rol de las familias y no de las comunidades cómo ocurría hace un tiempo

El panorama actual es diferente, las desconfianzas nos han consumido, el cuidado de nuestros niños y niñas ahora se limita a un rol de las familias y no de las comunidades cómo ocurría hace un tiempo, pero eso se detiene cuando comienzan los procesos de organización popular, procesos cómo lo son las colonias urbanas, que desde los espacios que generan son una parte de la historia que se ha mantenido a pesar de la arremetida neoliberal para atomizarnos y destruir el tejido social.

Las colonias urbanas son un espacio tan simple como una mera actividad recreativa, que a pesar de su simpleza, cubre mucho de lo que nos hace falta  en la actualidad, pero a la vez son tan complejas como el acto de rebeldía frente al sistema actual en el que vivimos, porque propone un aprendizaje desde la cooperación y el apoyo mutuo, además de ser un proceso profundamente democrático, donde niñas, niños y adolescentes son los protagonistas.

En estos momentos y desde hace mucho tiempo se vive una tremenda crisis en infancia y las señales desde el gobierno no han sido para nada claras, cuando hace un par de semanas a la ley de garantías ingresan una indicación sustitutiva que cambia la expresión que el estado garantizará, por el estado promoverá, entregan una señal clave de que no hay ninguna intención de hacerse cargo del problema. Por otro lado crean leyes represivas cómo aula segura, criminalizando  el movimiento estudiantil, y a las niñas y niños, sin si quiera acercar una mirada a la prevención.

Desde lo anterior es que creo que hoy nos toca conmemorar de dos formas este aniversario

La primera es agradecernos. Es un trabajo tan duro, donde cientos de jóvenes dedicamos gran parte de nuestra vida, con la profunda convicción de que en este proyecto liberador podemos encontrar la posibilidad de generar un cambio en esta sociedad hostil, que hoy debemos agradecernos a todos y todas por el gigantesco esfuerzo para seguir avanzando, por compartir y darle vida al sueño de una sociedad más justa, a pesar de que la institucionalidad ya mencionada no nos acompaña.

La segunda es hacer un llamado, un llamado a la organización popular y a la articulación de las organizaciones, porque es ahora, cuando la institución falló, que debemos tomar nuestras manos y trabajar de manera mancomunada, dejando las diferencias de lado para poder generar cambios reales desde nuestros territorios, y volver a recuperar la vida en comunidad, cómo se evidencia en colonias urbanas y proyectos hermanos cómo las escuelas libres, comunitarias y todos esos procesos de auto educación que tienen al niño y la niña cómo principal protagonista.

La única forma de conseguir la victoria en esta lucha es darnos las manos y sin soltarnos permanecer firmes, demostrando que estos cuarenta años sólo nos dan más fuerza para seguir avanzando.

TAGS: #OrganizaciónPopular #ParticipaciónCiudadana Barrios

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador