#Política

Cojo, tal vez; ciego, espero que nunca

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Con serenidad he leído en este espacio, una columna en la que se analiza mi coherencia y mi capacidad política para llevar la candidatura presidencial que he asumido hasta el final. Efectivamente, por estos días se desata un intenso aunque soterrado debate acerca de cómo la DC va a resolver una de las dudas más cruciales que ha debido enfrentar en los últimos años: mantener su independencia y proyecto partidario llevando candidato propio en la primaria de la Concertación, o dar un paso más hacia la diluyente frontera del “realismo político”.

Las encuestas, los acuerdos políticos de dirigentes, las vueltas de mano al futuro, la estabilidad política, la supervivencia del proyecto de tal o cual partido, son todos grandes temas y a la vez grandes excusas para negarse a enfrentar el asunto de fondo: ¿por qué perdimos el Gobierno si se suponía que lo estábamos haciendo tan bien?

Claudio en latín puede significar “cojo”, es decir alguien a quien le falta una pierna o que tiene serios problemas para desplazarse. Pese a ello, avanza. Peor sería volverse ciego o incapaz de ver las señales que la ciudadanía manda desde el mismo día en que las primeras encuestas decían que íbamos a perder la elección ante Sebastián Piñera. No ver o no querer ver, ese sí que es un problema.

No ver que la gente no quiere una vez más imposición de candidatos, no ver que la gente está más allá de acuerdos firmados por dirigentes o por encuestas de tal o cual empresa, no ver que la ciudadanía merece respeto y que los blindajes sólo sirven para las guerras, no ver que Chile cambió, es una tara política que no tiene disculpa. Hoy, la Concertación está inmovilizada porque un grupo considera que la competencia interna y el debate de ideas no debe hacerse en función de encuestas, todo esto a más de un año de la elección.

Lo que hemos demandado es participación total, apertura de debates, respeto a la gente. No me corresponde hacer defensas de mis cualidades personales ni de mis éxitos de gestión municipal ni de fracasos ministeriales. Para eso están las urnas y ellas me han respaldado de manera categórica y abrumadora. No sé si en estos años hemos “quebrado huesos”, pero sí estoy seguro de que hemos “quebrado esquemas”.

Desde Peñalolén levantamos un proyecto político de desarrollo comunal que pone a las personas al centro de la gestión. Tenemos 42 mesas barriales en donde los vecinos y vecinas debaten de igual a igual con la Municipalidad, acerca de cómo implementar soluciones. Hemos apostado por la corresponsabilidad de las acciones y por ganar espacios públicos para que la gente los ocupe, los use y desde ahí, construya su futuro.

En 2011, sometimos el Plan Regulador Comunal a un plebiscito en el que participaron 75 mil personas y hace unos días, otros 23 mil vecinos votaron para elegir qué proyectos y obras debían ejecutarse en la comuna, un record nacional en votos y porcentaje de participación. Hemos enfrentado las dificultades, hemos hecho alianza con todos los que han querido ayudar, hemos asumido los errores y hemos celebrado los triunfos. Hemos realizado un trabajo que tiene el respaldo de la gente de a pie, esa que no lee encuestas ni asiste a los círculos de la alta política. Más que hablar de participación, la practicamos.

Detrás de cada uno de estos hitos, de cada reunión con los vecinos, de cada dificultad que fuimos destrabando, ha estado el sueño de construir una comuna mejor para sus habitantes. Un Peñalolén que crece bien para todos, que crece bien con todos aportando, sin dejar de preguntar la opinión de nadie.

¿Esto es falta de convicción? No, es reflejo de una decisión política de construir un proyecto de cara a la gente. A algunos puede que les baste que haya ciertos poderes fácticos que den “estabilidad”, “continuidad”, “seguridad” al establishment que la Concertación ha ido construyendo de a poco. Ante eso me rebelo.

Puedo ser cojo, pero ciego espero que nunca. Quiero ver lo que pasa en la calle, quiero interpretarlo y levantar una propuesta que supere estas pequeñas dictaduras que se han ido instalando en las mentes concertacionistas. No se cuestionan las encuestas, no se cuestionan los promedios ni las cifras oficiales, no se cuestionan los acuerdos políticos dirigenciales. ¿Qué más nos van a impedir cuestionar? Es hora de dejar atrás la soberbia de algunos que creen estar parados en dos piernas saludables y enteras, pero que a la larga les impiden moverse más allá de lo previsible que es la política de hoy.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Claudio, el precandidato cojo | El Quinto Poder

14 de Junio

[…] * Nota elquintopoder.cl: Lee la respuesta de Claudi0 Orrego, “Cojo, tal vez; ciego, espero que nunca”. […]

14 de Junio

Depende de usted demostrar que las criticas que ha recibido son infundadas. Si logra que la política se mueva en torno a ideas y no encuestas, será un triunfo para la democracia chilena, más allá de si gana la presidencia o no.

marco gonzález pizarro

14 de Junio

Claudio, un agradable tono de serenidad política y mayor madurez en tu relato, suena como paso decidido en una propuesta que para mi modo de ver surgió tal vez aventurada.
Creo que el distingo de futuro en este tipo de desafíos pasa por la capacidad política, donde se va viendo que apuntas más y mejor que los otros precandidatos.
Por ello creo sería prudente pasar a una fase de construcción político programática en tu horizonte, para ver temas sistémicos.
Una fuente interesante de proyecto político surgido de una alcaldía está en Brasil con Lula y el municipio de Alegre, tal vez haya claves ahí que explorar para elevar tu candidatura.

14 de Junio

La Concertación –y creo que las castas políticas en general- está inmovilizada porque en su interior se permitió aflorar sin freno alguno, la ley de hierro de las oligarquías de manera desenfrenada, que no sólo ha generado una élite claramente anquilosada y envejecida en términos no cronológicos sino mentales, sino que además ha generado una élite que funciona en base a una lógica hereditaria del poder, no democrática y mucho menos igualitaria. La lógica es el poder por el poder.

Por eso, no hay debate de ideas y menos espacios para nuevos actores políticos, ajenos a las castas políticas que ocupan los espacios como dueños de los mismos.

En ese camino hacia el poder por el poder, quienes supuestamente luchan por la igualdad, la justicia se van volviendo más desiguales que el resto, más privilegiados, más poderosos, más déspotas y más ansiosos de privilegios.

Y eso, la gente lo percibe, aunque las élites crean que son estúpidas o ignorantes. Las personas perciben cuando el poder se vuelve un fin en sí. Como decía Lord Acton, el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe más.

Incluso, el poder marca los cuerpos, las miradas, los gestos…igual, aunque en menor medida, que a Lord Palpatine…

14 de Junio

Esto es el resultado de concebir la política sin sociedad civil, ¿de qué se espanta entonces el establishment?

Las familias y las oligarquías hace tiempo que gobiernan en cada partido político y por supuesto en las coaliciones. Si hasta un joven candidato presidencial fue a pedirle el apoyo al presidente del Senado de 1972!!

Libertad

14 de Junio

Site off-line

Es lo que dice Google para la el sitio de la municipalidad de Peñalolén.
Quería verlo, porque me preguntaba si había debates en el sitio del municipio. Si habían propuestas en discusión y si acaso se votaba en línea por ideas o proyectos. Si acaso la gente podía proponer el propio sitio en el que se trabaja, mejorándolo. Si acaso se construye o debate una propuesta innovadora que a partir del municipio penetre la estructura de pertenencia económica en el país, para que los ciudadanos sean dueños del 80% de los capitales nacionales y no lo sea en ese 80%, hoy en día, las transnacionales.

Si hubiera un sitio que permitiera construir acuerdos ciudadanos, aún incipientes, pero, de forma institucionalizada, el mismo mecanismo nos permitiría alcanzar o transparentar acuerdos tanto democráticos como representativos con los que llevar a cabo las reformas que necesita la ciudadanía.

Si hablamos de participación ciudadana, entonces yo entiendo que debemos hablar de una Cámara Ciudadana, para que la ciudadanía “no sólo intervenga los planes de las municipalidades”, sino que intervenga en las políticas nacionales, porque hay muchas ideas innovadoras que debieran ser sometidas a un proceso de divulgación (repito, debe estar garantizado institucionalmente el derecho civil a la divulgación de sus ideas o propuestas a nivel nacional), análisis, argumentaciones y votaciones.

El campo de las utilidades de una Cámara Ciudadana Digital no es posible preveerlo con observaciones prejuiciosas y sin argumentaciones que limiten sus capacidades.

Entre sus utilidades obviamente está la construcción colaborativa de proyectos lo que en muchos casos aseguraría un mejor éxito para los mismos.

Al hablar de los logros que permitiría alcanzar una Cámara Ciudadana se podría presuponer mejoras a cada Capítulo de la Constitución, el desarrollo de cuchuflíes con distintas formas de rellenos, e incluso la creación de herramientas organizacionales y técnicas que mejoren el desarrollo comunal y eviten la migración poblacional al Área Metropolitana y así toda clase de transantiaguinización de políticas urbanísticas como soluciones que finalmente requieren más soluciones y una enorme debacle de inversiones estatales para financiarlas.

Entre lo que desea la gente, además de una forma de democracia nacional que permita consensuar, por ejemplo, un Programa de Gobierno Único, se entiende que quiere disfrutar de los beneficios de una patria más inteligentemente administrada y que tienda a la soberanía económica de la ciudadanía, partiendo por la construcción de “programas de inversión asociativa local” a cargo de un Centro Técnico para el Desarrollo y la Integración Local, como piloto nacional, y avanzando hacia una organización que le permita a la ciudadanía tener una AFP propia y un Banco de dinero propio

que luego le permita a la ciudadanía acceder a créditos sin USURAAAAAA,

además de tener sus pequños holdings de empresas nacionales, mineras, radios, diarios, televisión y un interminable etcéteraaaaa….

Parece que necesito encontrar mi manual de la vida real, para aterrizar y seguir viendo tele y comiendo cuchufletas políticas que no me explican cómo el pueblo será el dueño soberano de los recursos naturales de la nación…

Dónde lo habré dejado… ?

15 de Junio

Pensaba que se aludia al dicho: “no hay cojo ni tuerto bueno”…
Visto desde cuales son los origenes de donde vienen los recursos para soportar el ejercicio de la politica y quienes son los que deciden esto o aquello, el ensayo o discurso anterior me parecen positivos o lo que se dice lo politicamente correcto pero, que en el ejercicio y resultados de fondo y no los resultados populistas que atraen votos, no coincide el discurso con lo que se ha hecho y lo que una sociedad espera, esto último no como critica a la gestión puntual de la Mun. de Peñalolen si no a la percepción que se tiene de la DC en el que hacer del país. Perdieron su foco y cambiaron sus origenes, ni Orrego ni Walker salvarán a ese partido mientras no se bajen del pedestal ni se cambie la constitución y sistema electoral vigente.

Y a olvidarse de ponerse el cartel de “generación nueva” que están bien peludos y edionditos…ya están añejos y deben dejar el espacio a los “JOVENES”.

20 de Junio

Estoy Absolutamente de acuerdo cuando dices
“la gente está más allá de acuerdos firmados por dirigentes o por encuestas de tal o cual empresa, no ver que la ciudadanía merece respeto y que los blindajes sólo sirven para las guerras, no ver que Chile cambió, es una tara política que no tiene disculpa”.

Y por lo el mismo respeto que la ciudadanía merece considero que hay ocasiones en el que el lo que la gente quiere dista de lo que la gente necesita, y es ahí donde está la labor de un líder guiar y orientar las reales necesidades de la gente que tienen que ser suyas también.
Sin Embargo ahora lo que veo de forma transversal no es una preocupación por las necesidades de las personas, sino, por obtener PODER.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

Popular

La pregunta de fondo es ¿Quién diagnostica si una democracia está sana o no? ¿Cuáles son los elementos determinantes del diagnóstico? ¿Lo que digan los de arriba?
+VER MÁS
#Política

¿Cuál democracia está más enferma? ¿la del 73 o la de ahora?

En las redes virtuales circulan muchos videos donde se exponen o autoexponen estas relaciones entre estudiantes, replicarlos nos hace fomentar odios y conductas agresivas.
+VER MÁS
#Internacional

Yolanda y los violentos

Los sucesos que marcaron el comienzo del accionar oligárquico santiaguino se desarrollaron sin un ápice de militarismo
+VER MÁS
#Bicentenario

La plebe en las Guerras de Indepependencia

¿Cuántos hoy en día se dan cuenta que detrás de esa beca o gratuidad, existieron generaciones luchando para que el día de hoy seas un profesional?
+VER MÁS
#Sociedad

Ser profesional, un compromiso por lo cambios sociales