#Política

“Ciudadanizando” la política

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Al salir del ex Congreso Nacional la mañana del sábado, el sonar de los vientos y la percusión iban dando un ambiente para el avance, las fotos espontáneas y las preguntas acerca de que está pasando no se hicieron esperar. Las familias que transitaban por la Plaza de Armas abriendo el paso con aplausos para el avance de la columna nos aceleraban las emociones. La alegría y el carnaval se tomaron el paseo Ahumada y ante la mirada de los vendedores ambulantes que corrían sus improvisadas tiendas para agradecer con aplausos la irrupción matutina, la interacción ciudadana no se hizo esperar. ¿Ustedes son los que no firmaron el acuerdo para avalar la corrupción? ¿Dónde se reúnen? Y la clásica estatua del minero, rompiendo su mutismo, enarbola la bandera en un gesto de aprobación.

Así y sin más, la Izquierda Ciudadana coronó el inicio de su proceso de legalización como partido. Las cámaras de agencias de prensa cubriendo todo el trayecto, pero silencio en los medios en relación al acontecimiento.

Para nadie ya es sorpresa que el andamiaje heredado de la dictadura ya no da para más. Por más que se trate de tapar el sol con un dedo, la necesidad de un cambio de reglas que nos permitan avanzar y fortalecer los procesos de transformación que Chile requiere para el siglo XXI, es innegable. Es en esta senda, es necesario avanzar en un plebiscito nacional que acelere las demandas ciudadanas en relación a una nueva constitución para Chile, por más que moleste a los que hacen gárgaras con el poder y tildan de muchedumbre a la soberanía popular que pareciera como un término restringido sólo a los textos de historia.

Al llegar a la Alameda con Ahumada y tras 45 minutos, la ciudadanía organizada coronó con vítores la buena nueva que, pese al descrédito que el instrumento partidario tiene por estos días, fortalece la democracia “ciudadanizando la política”.

TAGS: Izquierda Ciudadana

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El conjunto de las humanidades puestas en el currículo escolar aloja una certeza brutal: sin estas artes y ciencias, se hace más difícil entender la forma cómo enfrentarse a las distintas decisiones de ...
+VER MÁS
#Educación

Sin la Historia, menos libres

Es urgente y necesario -no sólo mantenerla en la enseñanza media- sino también que sea fiel a sí misma como ciencia de las primerísimas causas de las cosas;
+VER MÁS
#Educación

Ser y quehacer de la Filosofía

Ningún gobierno se ha comportado a la altura, luego, nunca se ha tramitado un proyecto de ley para que con el Ombudsman, Defensor del Pueblo en castellano, a la cabeza, los ciudadanos de a pié puedan ser ...
+VER MÁS
#Política

Los discursos ni sirven para combatir la corrupción

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

Popular

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

Lo esencial de este caso está en cómo se usa el Estado para beneficios familiares y personales, como también en la nula separación entre lo público y lo privado de ciertas personas, castas o corrientes ...
+VER MÁS
#Política

Los Piñera Morel y la ideología del oportunismo

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir