#Política

Ciudadanía: un arma secreta

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La ciudadanía no termina de entender que hoy la oposición, es decir, aquella mayoría que no desea que haya un segundo gobierno de la derecha, tiene una clara y segura manera de evitarlo. Un arma secreta que resolverá todos los conflictos actuales de una manera distinta de la fatídica nueva forma de gobernar que hoy nos ocupa, por decirlo de alguna manera.

Un arma disponible para todos. Hayan votado Concertación (en alguna de sus versiones) o cualquiera de las otras expresiones políticas de las elecciones pasadas. También aquellos numerosos ciudadanos que hoy se confiesan arrepentidos de haber escuchado y creído las promesas, cegados por los famosos eslóganes del cambio.

–Señores delincuentes, la fiesta se acabó – leíamos entonces y muchos creyeron. Pero no sigamos en ese tema, tampoco es la intención burlarnos de la ingenuidad de muchos que creyeron que las cosas debían cambiar en el sentido que lo hicieron. Ni la de recordar la desesperanza de otros que, con mayor o menor razón estaban cansados del gobierno anterior y optaron por algo nuevo. No es la hora de hablar del pasado, ya debemos superar la etapa de la autocrítica. Fue dolorosa y necesaria, pero a la vez fructífera y estimulante. La Concertación hizo muchas cosas y dejó otras tantas por hacer, es la conclusión unánime, aunque con matices.

Es la hora de mirar hacia delante. Y echar mano de aquel arma milagrosa que está a nuestro alcance. Me refiero, desde luego, a la democracia. Sí, aquella que usamos en el 88. Contra la opinión de tantos fatalistas que no veían posibilidad alguna al lápiz y al papel para derrotar a una tiranía instalada y afianzada por las metralletas. Un arma que hoy es imbatible, pero que hay que saber emplear. Sin ser difícil,  hay que cumplir algunos pasos previos inevitables:

1.- Organizarse. Como hicieron los cabros. Hagamos como ellos, con ellos. Hoy son el twitter, el facebook y la demases lo que nos obliga a ponernos los anteojos y tratar de gobernar los torpes pulgares para escribir en un teclado minúsculo. Que nos enseñen ellos. Para que seamos capaces de tejer redes como las suyas. Tenemos que sacar a los políticos de la inercia de las reuniones entre cuatro paredes. Salgan al mundo moderno, emitan tweets y mensajes de texto, constituyan redes, escuchen la opinión de la calle. Hay que abrir todas las  puertas de las asoociaciones políticas. De par en par, lanzar invitaciones a participar. En lugar de una oficina, hay que abrir una página web. Más barato, más racional, más efectivo. Solicitar la participación de todo el mundo.  Grupos, personas, partidos, organizaciones vecinales, gremiales o de intereses, en resumen; todos.

2.- Nuestra meta es la siguiente: Levantar, con la participación de todos, un programa de gobierno. Éste debe hacerse cargo de todas las demandas actuales de la ciudadanía. Ambientales, políticas, educacionales. Los problemas de nuestra economía, su excesiva concentración, los continuos  abuso de los diversos monopolios coludidos de manera ilegitima. Combatir la desigualdad en todos los frentes, comprender que la estructura actual la incrementa año tras año. Y, sobre todo, escribir y aprobar una nueva Constitución Política del Estado que reemplace la remendada herencia de la dictadura.

3.- Este programa debe surgir desde la ciudadanía, ser procesado y redactado  por las fuerzas políticas dispuestas a hacerlo y luego, volver a las bases para ser aprobada y/o modificada. De manera tal que finalmente tengamos un programa de gobierno que nos interprete y nos satisfaga. y podamos pasar a la siguiente etapa, que es tal vez, la menos difícil: elegir un(a) [email protected]  que nos represente.

4.- Lograr que [email protected] [email protected] sea electo. Esa tarea hay que iniciarla de inmediato y ocurre de manera simultánea con las anteriores. Aquí entra en acción el arma secreta. Miles y miles de jóvenes haciendo orgullosamente la cola para inscribirse en los registros. De manera visible, con alegría y optimismo. No podemos confiar en el canto de sirenas del gobierno que quiere demostrar su voluntad de reformas con temas tan absurdos como la inscripción automática,  el voto voluntario y el voto en el extranjero para algunos. Trampa en la cual cayeron numerosos demócratas ingenuos. Es muy probable que nunca se logre implementar  un sistema factible de inscripción automática. Habrá mucha discusión y pasará el tiempo. Llegará el día que se cerrarán las inscripciones y será tarde. No, hay que ir ahora como si fuera una manifestación, cantando y bailando, con carteles y consignas. En grupos, en masa.

Cumplidos estos puntos con compromiso, participación, optimismo y creatividad, podremos instalar un gobierno que será propio. Que nos represente, que se haga cargo de nuestros problemas, que se empeñe en llevar a Chile a una democracia moderna, comprometida con su desarrollo y no, con los intereses de unos pocos.

Vamos que se puede.

————

Foto: Todas las marchas

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
¿Por qué el financiamiento estatal debe dirigirse principalmente a mejorar la productividad? Esta pregunta es válida sobre todo considerando que los beneficios del crecimiento económico se distribuyen d ...
+VER MÁS
#Ciencia

Sobre la responsabilidad social en la producción de conocimientos

Hoy Chile necesita personas con capacidades intelectuales y morales de mayor densidad y compromiso social, dispuestas a liderar un proyecto país
+VER MÁS
#Política

Cuando seis es mejor que cuatro

Podrá crecer la deuda externa, habrá crisis, y más adelante la economía se podrá reactivar volviendo a alimentar la misma sociedad capitalista que hoy se ha detenido, en cambio; las vidas no volverán.
+VER MÁS
#Educación

Cruel pedagogía

Al igual que en muchas parte del mundo, incluido Chile, las policías y los agentes represivos confían en que no serán acusados, juzgados, ni condenados ni que se le quitará sus beneficios adquiridos.
+VER MÁS
#Política

I Can`t Breathe: No sólo en Estado Unidos, aquí también

Nuevos

¿Por qué el financiamiento estatal debe dirigirse principalmente a mejorar la productividad? Esta pregunta es válida sobre todo considerando que los beneficios del crecimiento económico se distribuyen d ...
+VER MÁS
#Ciencia

Sobre la responsabilidad social en la producción de conocimientos

Hoy Chile necesita personas con capacidades intelectuales y morales de mayor densidad y compromiso social, dispuestas a liderar un proyecto país
+VER MÁS
#Política

Cuando seis es mejor que cuatro

Podrá crecer la deuda externa, habrá crisis, y más adelante la economía se podrá reactivar volviendo a alimentar la misma sociedad capitalista que hoy se ha detenido, en cambio; las vidas no volverán.
+VER MÁS
#Educación

Cruel pedagogía

Al igual que en muchas parte del mundo, incluido Chile, las policías y los agentes represivos confían en que no serán acusados, juzgados, ni condenados ni que se le quitará sus beneficios adquiridos.
+VER MÁS
#Política

I Can`t Breathe: No sólo en Estado Unidos, aquí también

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

En el contexto de la actual pandemia por Covid-19, las redes educativas con foco en la colaboración cobran mayor relevancia frente a los obstáculos que dificultan los procesos cotidianos del desarrollo ed ...
+VER MÁS
#Educación

El poder de las redes colaborativas en el contexto educativo actual

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile