#Política

Chile partido en 2

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El terremoto de pasado 27 de febrero, junto con devastar gran parte del centro sur de nuestro país, además de acarrear daños enormes, logró mostrar el verdadero Chile, ése del que a diario se habla en la prensa, radio y televisión, sin que nada se haga por cambiarlo. Un Chile lleno de esas desigualdades sociales que son el mejor negocio para los políticos y la iglesia.

¿Qué pasaría si un día se acabaran esas desigualdades? Ya no tendríamos promesas de campaña a los sectores más vulnerables. Tendríamos políticos haciendo propuestas concretas para el desarrollo nacional. Un país con más camas que enfermos, con más escuelas que centros de rehabilitación. Una Iglesia más preocupada de satisfacer espiritualmente a sus fieles que de pedir dinero para levantar templos. Un país con verdadera proyección de futuro.

¿Y por qué no se hace? Simple: Los pobres y la clase media siguen siendo un “producto rentable” para el logro de aspiraciones políticas.

Hoy en día, nuestro país tiene la oportunidad única de terminar en parte con esta gran brecha social. Hoy existe la oportunidad de reconstruir, remodelar y repensar el país sin tanta burocracia, de entregar soluciones verdaderamente dignas a los más necesitados (incluida la clase media), de entregar un apoyo real a las Pymes, haciendo que Banco Estado vuelva a cumplir el rol social para el cual fue creado. Hoy tenemos la oportunidad de reconstruir nuevas ciudades, comunas y pueblos con verdadera identidad y sin tantas diferencias. Todo lo anterior es posible, si existe la voluntad política, si se dejan de lado aspiraciones personales y nos convertimos de una vez por todas en un país verdaderamente solidario y sin soluciones de parche.

Así como la placa Sudamericana y la de Nazca se siguen acomodando después del mega sismo, es el momento de que nuestra clase política también lo haga, reformulando no sólo sus directivas, sino también la forma de ver el país y sus electores. Hay que dejar de lado el actual pensamiento político: “Una caja de alimentos = Un voto”. Es hora de dejar los individualismos y ponernos todos a trabajar por un futuro esperanzador, con un nuevo pensamiento que permita trazar el sello de un país desarrollado

Reconozcamos que Chile esta partido en dos desde su independencia y que hoy, después de 200 años tenemos la oportunidad única de comenzar a unirlo y no parcharlo. Hace decenas de años Albert Einstein dijo: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos”.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de Abril

El mundo desde que el hombre aparecio, ha estado dividido en dos….y asi será siempre..es nuestra naturaleza. Podemos disminuir la brecha, pero la division siempre estará.
La Justicia y la Democracia es una ilucion creada por los que tienen, para que se conformen los que no.
Lo bueno es que algunos de los que no tenemos, podemos dar la lucha…los que tienen solo reposan en sus poseciones.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia