#Política

Carta abierta a Marco

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Marco,
 
Te escribo esta carta porque tú me lo pediste el 13 de Diciembre de 2009 ¿te acuerdas? Tu nombre estaba en aquella primera papeleta.
 
Me demoré un poco en responder a esa invitación, lo que ciertamente me dio tiempo para pensar. Mis reflexiones tienen, por lo tanto, el tinte calmo, reflexivo y firme que el tiempo puede prestarles, ventaja que decidí usar voluntariamente.
 
Voté durante veinte años por los gobiernos de la Concertación, lo que no me ha transformado en un súbdito de ella. Tengo la suerte de conocer muchos países gracias a mi profesión, lo que me ha permitido pasar bastante tiempo de mi vida en ellos. Esto, además de haber vivido, como tú, en el extranjero, me convierte en un observador algo más globalizado que el promedio.
 
Ha pasado poco tiempo, han pasado muchas cosas, se ha dicho demasiado. La campaña fue intensa y fuerte. De las candidaturas, la tuya fue quizás la menos política de las cuatro. La tuya fue una campaña promocional de un producto inventado a la chilena. Poco pensado, atractivo, que vendió, se usó, sirvió a algunos, se sirvió de otros y se acabó.
 
Me imagino ese emprendimiento tan típico del chileno, que rápidamente inventa un producto de urgencia para vender en las afueras de un estadio o de un escenario festivalero. Ese producto sirve una sola vez, causa furor y es de la calidad mínima para resistir el esfuerzo de su único uso.
 
Digo que tu candidatura fue la menos política, entendiendo la política como la hemos logrado reconquistar. No del todo bien, a veces definitivamente mal, pero permanente, seria y solemne. Política y no política express, como entendí tu campaña.
 
Los movimientos políticos que nacen, como tu candidatura, de la rabia, tendrán el éxito que se merezcan por el mérito de los sentimientos que primaron para intentar aplacar esa rabia, lo que en este caso dejaste para un invisible final, o comienzo.
 
Como tus rabias poco tenían que ver con las rabias que fecundaron la candidatura ganadora, entonces inventaste que lo que fue válido para designarte como diputado, ya no lo era para evitar tu inclusión en una papeleta precoz. Las cuatro paredes que criticaste ahora, fueron testigos de otros arreglos que alguna vez te convinieron.
 
Los movimientos políticos que nacen desde una candidatura deben rendir un examen difícil y épico. Deben desprenderse del sello personalista de su producto electoral, y trascender en las conciencias de muchas personas que tendrán que acarrear y traspasar sus ideas. Vaya tarea tremenda, para la que de entrada restaste ya a demasiadas personas.
 
Pronosticar fracasos es el oficio de aquellos que no se atreven a emprender intentos y esa fue tu primera contradicción. Fuiste osado y valiente para proponer, pero partiste destruyendo, ofendiendo e insultando, lo que le restó la decencia necesaria a tu candidatura para convocar de frente y por las puertas a personas viejas y nuevas.
 
Abusaste de una herramienta muy delicada, la ironía, que en política se debe usar pocas y buenas veces. Tan notoria fue tu atropellada obsesión por la ironía, que hasta de forma burda fue copiada por tu esposa. Tu analista tendrá que explicarte las razones por las que no te atreviste a usar el nombre de uno de los candidatos. Ironía torpe, que hizo de su abuso un escollo insalvable para presentar de manera digna y responsable tu posición entre vueltas. El trabalenguas intelectual que usaste, de manera absurda e ingenua, para explicarnos a los chilenos qué significaba el voto por cada uno de los tres candidatos restantes fue de una soberbia y falta de respeto, que más parecía propia de un encierro juvenil de televisión, que de una elección política seria e histórica.
 
La historia de los países es compleja y lenta. Las series de televisión son fáciles y rápidas. Entre las dos están las vidas reales de todos nosotros.
 
Planteaste como urgente un problema que era profundo, y que requería un análisis más comunitario, permanente e histórico. Convenciste a algunas personas de que tu sacrificio era la solución y, desde ese momento,  tu candidatura egoísta y egocéntrica ya estaba en marcha.
 
No voy a culparte de la derrota de la Concertación, no. La derrota es muy compleja como para que un fenómeno tan liviano y simple como el tuyo la explique. La Concertación perdió por problemas mucho más serios que los que planteaste al personalizar tu rabieta hiperactiva en cuatro dirigentes. La Concertación se dedicó a gobernar y solo a eso durante veinte años. La Concertación se olvidó de informar, y la falta de medios de prensa objetivos y progresistas permitió que la rabia ciudadana fuese alimentada de manera inmoral por la oposición. Esta falta de información permitió que se fuera instalando una imagen mentirosa y negativa del oficio de la política, quedando aquellos que ejercen el poder en la primera línea de fuego del desinformado escrutinio ciudadano.
 
Es cierto que las estructuras de poder se hacen burocráticas con el paso del tiempo y ello trae consigo un nivel de complacencia inaceptable. Es cierto también que fuimos, somos y seremos testigos del infaltable espectáculo de aquel que se salta la fila, pero con dineros públicos. Es cierto. ¿Todo eso se solucionaba con tu candidatura?
 
Tu candidatura fue una ensalada de propuestas, las que quisiste debatir como plato único y excluyente. Propuestas de todo tipo. Propuestas, sin embargo, solo propuestas. ¿Y la ética? ¿y la lealtad?
 
La política basada en propuestas y solo propuestas, sin historia, sin consecuencia, sin amistad, es temporal. Y en Chile estamos necesitados de una política más permanente, más respetuosa y noble. Simbolizar el desprestigio de los políticos en la caricatura de cuatro dirigentes es un lamentable y penoso ejercicio propio de uniformes navales en estado de ebriedad algunos martes de nuestra historia. Hecho por ti, desde tu acomodada situación, y siendo hijo de quienes eres es doblemente triste.
 
Las propuestas que te adornaron se debatirán, tal y como se hará con todas las propuestas, las de los rojos, los azules y los verdes. Las tuyas, sin embargo, tendrán que recuperar su dignidad para poder pertenecernos. Tendrán que poder ser pronunciadas por alguien que no anteponga su nombre y que no solo piense antes de hablar, sino también sienta y sepa conversar animadamente con el silencio.
 
Desde un punto de vista frío y objetivo, tu candidatura independiente es ciertamente la más exitosa desde 1990. Aún así, quedaste muy por debajo de la peor campaña de la derecha y apenas por encima de la campaña de Errázuriz (Fra-Fra) La diferencia, en contra tuyo, es que tus dos límites si tuvieron, en sus respectivas elecciones, apoyo y representación parlamentaria.  
 
Te equivocaste la noche del 13. Lo que calificaste como victoria delante de tu padre en lagrimas fue en realidad una derrota. Tu ego infinito nos privó de tener y mantener un buen senador.
 
Usar un perverso pero predecible sistema electoral es, hoy en día, un examen que debiera poder pasar cualquier movimiento político cuerdo y realista que pretenda tener cierta trascendencia. Eso lo aprendieron los porfiados comunistas 20 años después, de lo que sinceramente me alegro.  
 
Espero que como ciudadano sin títulos y con menos cámaras puedas aportar en la reconstrucción de la política chilena. Espero que esta aventura te haga más humilde, más sereno y reflexivo. Espero que cuando te inviten a hacer una autocrítica, seas capaz de hacerlo, sin devolver un acertijo disfrazado de intelecto. Las dicotomías son parte de la vida y no son un defecto, como intentaste responderle a una periodista en vivo y en directo por televisión. El defecto sería no tener esas dicotomías.
 
La polémica de turno ahora, simbolizada en otros cuatro dirigentes, tiene que ver con la invitación que alguien espera, en tu nombre, te sea extendida. Como quieras interpretar y hacerlo saber a la ciudadanía es tu decisión. Creo, sin embargo, que esta vez la respuesta es bastante más sencilla y pragmática. Para ello, debes responderte a solas una pregunta muy fácil. ¿Quieres ir? No necesitamos un nuevo “docureality” para que el público decida, con encuestas telefónicas, acerca de tu participación. 
 
Asume tu responsabilidad, toma una decisión seria y termina de una vez con tus pataletas de niño mimado. Si tomas la decisión adecuada, entonces serás bienvenido a ese o cualquier foro que trate del devenir progresista de la política nacional. Faltaste, desde hace un tiempo, pero no sobras, desde ahora.  
 
Cometer errores es parte del proceso de desarrollo del ser humano. Vaya que los cometiste, y vaya que te los financiaron.
 
Lo que aprendiste a partir de tus errores es, desde el 14 de Diciembre, patrimonio personal que esperamos sinceramente compartas con tus compatriotas.
 
Mis saludos para ti y para aquellos que votaron por tu candidatura.

——————————————————————————————————-

 

Foto: Chile Cambió

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de Abril

Marco no es el mesias que esperábamos, ni el “hijo del padre”, ni la la alegría que no llegó como se supone llegaría.

Su candidatura tenía solo un mérito: recordarnos que la construcción del imaginario político no es una verdad estática, que no cambia, que se perpetúa en la eternidad “porque las cosas son así”, “porque nosotros somos los buenos y ellos los malos” o “porque si no estás con nosotros eres nuestro enemigo” y ese si es un gran mérito.

Es recurrente escuchar a personeros de la Concertación frases como : debemos reencantar, debemos escuchar a la gente, debemos saber que hicimos mal. Claro, eso lo hacen ahora porque perdieron, pero antes de perder eso no era tema ni preocupación, al menos no tan presente en la agenda como ahora.

El tema es claro, el arte de gobernar pasa por cautivar , por ofrecer el producto que la ciudadanía comprará con una raya vertical de lápiz mina sobre una línea horizontal en el nombre predilecto. Tal vez es esa voracidad por agradar so lo por el hecho de tener poder es la que atora, es la que ya no se traga la gente.

Sabe qué? yo busco al mesias en un ciudadano anónimo, en aquel de quien nadie habla, que silencioso trabaja en su barrio, en su fábrica y que se aburrio de ver en la tele como los mismos de siempre hacen terapia de grupo en lo foros políticos de la TV para ver como poder “reahbilitarse ” o poder ser el o la más atarctiva mercancia que la ciudadanía quiera adquirir para que le gobierne.

No me deslumbra el Ph.D del señor que habla bonito, porque muchas veces cree que conocer al Pueblo es darle la mano al señor de la feria o besuquear guaguas con olor a leche, o leerse 10 paper a la semana de esos que hablan de los “gobernables”.

La prensa señala que Piñera no lograba tener gente para cubrir todos los puestos que debía llenar y es verdad que no dejó de sorprender, pero el problema es que la Concertación tenía demasiada gente para poner, pero eso no quiere decir que era buena.

Quienes trabajamos en el sector público nos cansamos de ver como se ponía gente cuyo único mérito era ser el amigo, del amigo.

Yo creo que quien cree profundamente en la democracia no se puede solo dedicar a buscar el camino más corto para llegar al poder, debe también trabajar para que ese poder no sea patrimonio solo de una elite, sino que sea la tribuna de la meritocracia, de quienes de verdad quieren un país bueno y justo.

Tal vez es poco el mérito del Marco, porque es frágil, porque es muy de derecha pa ser de iziquierda y muy de izquierda para ser de derecha, pero despercudió el estatus quo y eso no es poca cosa…….

20 de Abril

Erika,

Personalmente no estoy de acuerdo con que en política “el fin justifique los medios”. Más bien creo que los medios deben ser dignos del fin, sutíl diferencia, tremenda tarea.
Nuestros políticos están en deuda, que duda cabe. Mi crítica hacia la candidatura de Marco Enriquez-Ominami está más orientada a la forma en que ella se desarrolló que a las razones que la significaron, que son poderosas claro está.
Me es dificil empatizar con los políticos agresivos. Lo que a mi me mostró me pareció agresivo y ofensivo.
El fenómeno, sin embargo es (fue?) real y eso no lo pongo en duda.

Su forma de actuar no es la que yo quiero validar con mi voto.

20 de Abril

No comparto muchas de tus apreciaciones es mas algunas molestan de sobremanera , como el echo de comentar que Marco comenzó insultando y destruyendo y ofendiendo, olvidando que fue constantemente vapuleado ninguneado y apartado de la discusion de fondo
Las autoridades del conglomerado fueron directamente las culpables de formar y agrandar este ente o candidatura que era ni mas ni menos la rabia e intolerancia que la gente se sintió identificada puesto que vieron en estaa el reflejo de sus propios enfados con la clase politica a fin a sus ideales.Sus autoridades fueron como burros, que siguen caminando por los senderos que conocen. Y aquellos caminos aluden a las viejas prácticas del clientelaje y la negociación sobre cupos de poder. Incluso si emergen caras nuevas, ellas también se asocian a los liderazgos de siempre. Como es ya tradición en el conglomerado, el control de los partidos se asocia a figuras más que ideas, operadores más que líderes. La antigua manera de hacer las cosas domina las actitudes y comportamientos de sus dirigentes.
es un extracto que me pareció muy representativo de la miopía que aun siguen teniendo

20 de Abril

Reitero que mi crítica a Marco no implica complacencia por el resto. La política desplegada por ME-O fue notoriamente agresiva.
Respecto de los clientelajes y cupos de poder, prácticas que por cierto no comparto, ME-O bien que se benefició al ser designado como diputado en un distrito paternalmente protegido, cierto?

Las antiguas formas no siempre son malas formas. No caigas en ese error. Desterremos malas prácticas, si, aunque ellas no son solo patrimonio de los viejos, cuando muchas veces si, de jóvenes inexpertos.

irapaport

20 de Abril

Christián comparto tus palabras y estoy de acuerdo con que toda la actuación de Marco estuvo cargada por esa esencia de niño mimado. Todo lo que hizo y como lo hizo durante la campaña me provocan la sensación de permanente desconfianza. Es cierto que no es el culpable de la derrota de la concertación, pero cuánto ayudó a Piñera!!!!
Con ese manejo de producto fácil y de realidades paralelas es de esperar que vuelva a dedicarse a proyectos como “la vida es una lotería” y deje de una vez por toda la política.

20 de Abril

Creo que hay que recuperarlo, igual fue valiente!!

21 de Abril

Christian, si bien es cierto hay elementos en tu reflexión que es difícil no concordar con ellos, tales como la ética solemne que nunca debe perder el ejercicio y el diálogo político, tengo la profunda impresión que seguir enfocando el eje de la conversación en lo que MEO haya hecho o dejado de hacer nos distrae y, a mi juicio, nos desenfoca, de lo que es una pregunta central y que la veo en parte, en lo expresado por Erika, quien a traves de su trabajo en el sector público pudo ver como el clientelismo fue concediendo gratuitamente argumentos a la maquinaria de propaganda de la coalición por el cambio para hacer ver al desinformado votante que el estado era un verdadero antro de gente inepta y al que solo se accedía como parte de un botín de guerra que la Concertación, NUESTRA CONCERTACIÓN, ya estaba acostumbrada a ganar. Personalmente trabajo y estoy vinculado a la empresa privada, pero resultaba inevitable y hastiante ver a tanto funcionarillo medio, sin el mas mínimo mérito académico ni técnico, haciendo usos de cargos en el aparato público que todos sabíamos eran bastante cuestionables. ¿QUIÉNES MAS QUE NOSOTROS SOMOS LOS QUE DEBEMOS MIRARNOS A LA CARA Y RECONOCER QUE ESO ESTABA MAL Y TERMINÓ POR EMPAÑAR COMO LA GOTERA PEQUEÑA E INCESANTE HORADA LA ROCA, LA INMENSA OBRA DE LA CONCERTACIÓN?…¿Seguiremos enfocados en lo que Marco dijo o no dijo?, ¿cuándo los votantes concertacionistas nos diremos de frente que el clientelismo y todas esas prácticas quizás pequeñas pero acumulativas, fueron minando la confianza pública?. En lo personal reconozco un mérito a Marco y creo que sería torpe rechazarle y no incorporarlo en las necesarias conversaciones que debemos tener : la valentía de decir “esto está mal”. De los efectos de aquello tenemos 4 años para seguir hablando, pero ahora creo que la pregunta y la respuesta va por otro lado. Las prácticas cuestionables, pequeñas pero acumulativas que fueron taladrando un ethos, una perspectiva, una solemne confianza que hizo que el arcoris gobernara 20 años en Chile. Veamos nuestras propias fachadas antes de seguir fustigando los antejardines de los demás.

21 de Abril

Julio,

Tengo 38 años y en esta pasada un representante de MI generación intentó esta tremenda osadía. No podía dejar de sentirme de alguna manera interpretado en el llamado a esta posibilidad, que ahora asumo más cercana.
Dicho esto, escribir toma un tiempo, reflexión que encabeza mi opinión.
Tenemos un valioso tiempo por delante.
Corrimos 4 maratones seguidas y ahora tenemos que descansar para reconquistar la voluntad soberana. Son cuatro años, que bien podrían ser 8, lo que depende de nosotros. ME-O no se va a esfumar, lo que por cierto sería impresentable. Solo quiero que si vuelve, lo haga con la lección aprendida por todos nosotros.

21 de Abril

Christian, yo acabo de cumplir 36 y por alguna razón tal vez difícil de conceptualizar en el contexto de esta conversación, siempre conservo conmigo un obsecado optimismo. Creo que todo puede ser mejorable, creo siempre que lo mejor está por venir – soy penquista y viví en primera persona terremoto y tsunami – creo que la obra granítica de la concertación es demasiado potente para esfumarse, pero también sostengo que las reflexiones deben partir de las premisas exactas. Y en este caso creo y sigo sosteniendo que fustigar a Marco es un error. Convengamos que los errores de la concertación colaboraron en buena medida a transformar a Marco en fenómeno y ya no solo en candidato. Por lo demás , que lección es la que esperaríamos que él aprenda, que no debiésemos aprender, masticar y asimilar primero nosotros?

21 de Abril

Julio,

El trabajo que hay que hacer es de todos, ciertamente. Cada uno, sin embargo tendrá que aportar con lo que mejor pueda hacer. ME-O quizo ser PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, tamaña empresa, y nos pidió el voto.
Quiero que los futuros ME-O´s usen un estilo menos violento y más convocador, además de ser mas consecuentes y realistas.
Yo también soy un optimista empedernido….te invito a leer http://christianstaiger.blogspot.com/2010/01/la-sospecha.html

21 de Abril

Buenas noches Christian, no comparto tus comentarios ni la forma en que los presentas. La razón es muy simple: la única razón útil de la carta parece ser una invitación muy velada que introduces casi al final. Pero está matizada de condiciones tuyas para que el ex-candidato se una a la reconstrucción de la politica. Entonces quien podría aceptarla, no parece sincera. Sobre todo si comienzas diciendo que hay ahora: “tinte calmo, reflexivo y firme”. Que bueno que no la publicaste antes menos calmo.

En fin. Me parece bien tu actitud de hablar del tema y me ha motivado a registrarme y comentarlo. Gracias.

Otra cosa: se está reconstruyendo la politica?. Genial yo me alegro mucho. Y si puedo encontrar algún espacio de participación lo haré con respeto o no lo haré en absoluto.
Saludos.

22 de Abril

A lo que nos convoca la carta abierta de Christian, es al análisis de la candidatura de Marcos, y debo decir que me representa. Una de las cosas en las que me gustaría poner énfasis, es en el excesivo egocentrismo en el que se basan estos “liderazgos” , que no son capaces de encantar a sus propios pares al interior de sus partidos y se tientan con ilusionar con su verborrea a los menos informados y mas débiles ideològicamente.
Yo no tengo tanto mundo como Uds, pero sí algunas lecciones bien aprendidas. Y recuerdo el término de una pichanga de barrio, por el egoísmo del dueño de la pelota,al llevársela por no poder convencer al resto, de lo que debíamos de hacer, lo que solo le traía el desprecio y el aislamiento del resto
La lucha por producir los cambio, debe hacerse desde adentro de la organización , institución o agrupación de la que forma parte. No en contra y menos desde afuera. Debe incluir y no disgregar este núcleo social

22 de Abril

Esa era mi idea. La crítica es necesaria y nada ni nadie debe ser excluido de ella.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Es hora entonces de evaluar el fenómeno nacionalista en el mundo contemporáneo y actual, de una manera seria y objetiva, ya sea en lo cualitativo como en lo cuantitativo, alejándose de arquetipos anacró ...
+VER MÁS
#Internacional

Acerca del nacionalismo

Se necesita aceptar el margen de decisión, libertad y autonomía; no recurrir a la victimización y centrarnos en solucionar los problemas sociales sistemáticos que causan que tomen la decisión y si la t ...
+VER MÁS
#Política

El feminismo del trabajo sexual

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario

El fin de la Primera Guerra Mundial  fué el principal aliciente para la segunda.
+VER MÁS
#Política

Algo para reflexionar por los 100 años de la Primera Guerra Mundial

Popular

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Tenemos la obligación de ser más responsables y conscientes por nuestros niños y niñas de los problemas que puede traer un estilo de vida como el que se está formando por esta masificación tecnológic ...
+VER MÁS
#Salud

La tecno-infancia y su consecuencia

Las zonas de sacrificio ambiental vienen a generar un problema de fondo respecto a la protección de los Derechos Humanos
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Zonas de sacrificio ambiental: La Situación de Mejillones

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario